www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Macron pone en ridículo a Sánchez

miércoles 15 de agosto de 2018, 08:21h

En apenas cuatro días, Pedro Sánchez se ha puesto en evidencia ante los dos principales líderes de la Unión Europea por su afán en sacar rédito político a la tragedia humanitaria de los inmigrantes. Como comentábamos en nuestro editorial de ayer, en su encuentro en Doñana, Angela Merkel le advirtió que en junio había cometido un error al acoger por su cuenta a los refugiados del Aquarius. Escocido por las críticas al no poder aceptar de nuevo a los rescatados por el barco humanitario, el presidente del Gobierno ha pretendido capitalizar el éxito del acuerdo "común y solidario" alcanzado ayer entre España, Alemania, Portugal, Italia y Luxemburgo para repartirse a los 141 inmigrantes a bordo.

Pero la noticia del acuerdo quedó empañada por el intento de Pedro Sánchez de atribuirse políticamente la iniciativa. El presidente del Gobierno español pretendió atribuirse el éxito de un "acuerdo pionero" y subrayó que ése se había conseguido bajo la coordinación del Ejecutivo, sin aludir a otros países. "España ha coordinado un acuerdo pionero con seis países para distribuir la acogida de las personas del Aquarius. Ha sido posible gracias al camino que emprendimos en junio, impulsando una salida común y solidaria a los flujos migratorios", dijo.

Sin embargo, como informa "El Mundo", los presidentes de Francia y Malta no tardaron en contradecir al presidente del Gobierno al señalar que el acuerdo había sido fruto de una "iniciativa franco-maltesa". Sin mencionar a España. Además, Malta otorgaba al presidente francés el liderazgo en la resolución del conflicto.

Ante la disparidad de versiones y la omisión de España en los agradecimientos por la negociación del acuerdo, Carmen Calvo, afirmó después que habían sido España y Francia quienes había "liderado" el pacto tras haber combinado esfuerzos en "llamar, coordinar, proponer y recibir respuestas" en unas intensas negociaciones llevadas de manera discreta en las últimas 48 horas.

Abundó en el ridículo la vicepresidenta del Gobierno al hacer hincapié en el "liderazgo" de España en esta crisis, Calvo insistió en atribuir méritos al Gobierno por haber conseguido "transformar" la manera con la que Europa afronta la crisis migratoria. "Sánchez, en muy poco tiempo, es por fortuna para la imagen de España un líder escuchado en Europa", aseguró.

En realidad, más que un líder escuchado en Europa, Pedro Sánchez se ha erigido en el líder más criticado por su afán en sacar rédito político a la tragedia humanitaria de la inmigración. Después del tirón de orejas de Merkel, Macron le ha ridiculizado por intentar capitalizar el éxito del acuerdo entre los países de la UE para resolver la crisis del Aquarius. En Europa, la política de gestos del presidente del Gobierno español resulta patética.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+
0 comentarios