www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

La Asamblea del Real Madrid respalda a Florentino Pérez: despega el nuevo Bernabéu

domingo 23 de septiembre de 2018, 19:27h
Los socios dan luz verde al importante endeudamiento del club.

El nuevo Santiago Bernabéu se puso este domingo en marcha con el sí de la Asamblea del Real Madrid a la propuesta de la directiva para endeudarse hasta 575 millones de euros por un plazo máximo de 35 años, en la financiación de su remodelación, punto que generó el mayor debate de la sesión.

De 1.097 asambleístas solo 57 dijeron no a esta iniciativa (23 se abstuvieron) que el presidente definió como un "desafío" para que el estadio sea "el mejor del siglo XXI" y cuya viabilidad defendió ante la solvencia económica del club que prevé ingresar 572 millones de euros esta temporada y que no tiene endeudamiento.

"Ahora se dan las condiciones idóneas para financiarse con créditos a largo plazo. Estamos en una situación única, con deuda negativa de 107 millones de euros y pensamos que la mejor formula es una financiación a largo plazo. El coste de esta financiación supondría una cuota de unos 25 millones de euros al año que es menos del 4% de nuestros ingresos de la última temporada", arguyó.



Sin impacto en el desarrollo deportivo y con un modelo de comercialización que permitiría ingresar más de 150 millones por temporada, Florentino Pérez explicó que las obras se prolongarían durante tres años y medio desde el año que viene y trató de dibujar con sus palabras a los asambleístas como será el Bernabéu del siglo XXI.

Vanguardista, con piel de acero para reflejar imágenes y cubierta fija y retráctil serán elementos nuevos de un campo que mejorará sus accesos, su seguridad y aumentará en 800 las localidades para personas con capacidades diferentes, además de crecer en oferta de ocio y acometer una transformación digital.

El debate de este punto, dentro de la Asamblea Extraordinaria, provocó intervenciones de algunos compromisarios con la petición de que no se votara este domingo y que se sometiera antes a referéndum entre todos los socios o que el propio presidente financiara con su patrimonio la reforma y estadio llevara su nombre. "Quieren hacer del Bernabéu una nave espacial, Esto es el Real Madrid, no Star Wars" y "decir que el Real Madrid es de sus socios es lo mismo que decir que el Atlético tiene una Champions" se llegó a escuchar.

El presidente echó mano de estatutos para justificar la votación y mencionó algunas de sus iniciativas desde que llegó al cargo hace 18 años, cuando "la deuda era enorme", "no cobraba ningún jugador" y quería que "el club tuviera a los mejores del mundo porque nos iban a sacar de la ruina".

"En el año 2000 avalé 147 millones de euros. Tuve que escuchar que estaba loco, pero para nosotros traer a Zidane era estratégico. Pasamos de 100 millones de euros de presupuesto a 300 y se pudieron pagar las deudas. Lo digo porque esos señores que se meten conmigo puedan hablar por mi. Luego en 2006 me fui y tuve que volver en 2009 por regenerar esta asamblea, porque hoy podemos asegurar que todos ustedes son compromisarios, hubo un momento en que no", defendió el dirigente.

También se refirió al "coste" personal de expulsar a los violentos del Santiago Bernabéu. "No se cuántas veces me pintaron mi casa y hasta la tumba de mi mujer, que no lo he dicho hasta hoy, pero si soy presidente del Real Madrid tengo que velar por todo eso", confesó Florentino Pérez.

Antes, al comienzo de la Asamblea Ordinaria en la que se aprobaron ampliamente las cuentas del último ejercicio (751 millones de ingresos), las del presente y el aumento de las cuotas sociales, Florentino Pérez, repasó la temporada pasada, la primera en la que el club fue campeón de Europa en fútbol y baloncesto.

Sus palabras de agradecimiento al portugués Cristiano Ronaldo, "digno sucesor de Alfredo Di Stéfano", a Zinedine Zidane, "mito e historia" del club, que dijo será "su casa para siempre, y a Luka Doncic, que "siempre llevará al Real Madrid en su corazón", se mezclaron con un aviso para no caer en la "exigencia desproporcionada" y pensar que se va a ganar siempre.

El otro mensaje contundente que se coló en la Asamblea fue el de su rechazo a que el Real Madrid juegue partidos de Liga en Estados Unidos. "No se a qué intereses responde. Nos negamos rotundamente", zanjó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.