www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BIENESTAR

Crioterapia: las increíbles propiedades del frío

Crioterapia: las increíbles propiedades del frío
Ampliar
martes 02 de octubre de 2018, 09:52h
Este nuevo tratamiento que cada vez gana más adeptos aprovecha las propiedades regeneradoras del frío a temperaturas extremas para distintas finalidades.
La crioterapia está de moda y a pesar de que en la actualidad no muchos conocen sus propiedades parece estar en boca de todos desde que los futbolistas de renombre han comenzado a someterse a esta gélida terapia.

En el fútbol moderno el tiempo de recuperación es cada vez menor y no son pocos los equipos que deben disputar hasta dos partidos a la semana. Por este motivo cada vez los entrenadores priorizan más en el descanso de sus jugadores e intentan minimizar la intensidad de los entrenamientos para no forzar a los jugadores.

Estas intensas rutinas deportivas hacen que la crioterapia surja en este ámbito como solución para recuperar o rehabilitar el cuerpo de los futbolistas. El tratamiento consiste en permanecer en una cámara criogénica que funciona con nitrógeno y que puede llegar a los menos cien grados centígrados de temperatura. El frío extremo que se siente dentro de esta cámara proporciona una rápida recuperación tan efectiva que en la actualidad muchos deportistas de élite, no sólo futbolistas sino también ciclistas e incluso los jugadores de la NBA, lo emplean para estar en óptimas condiciones y conseguir un óptimo rendimiento.

Al someter el cuerpo a un tratamiento de crioterapia se produce una vasoconstricción (estrechamiento de los vasos sanguíneos), que genera la reducción de los procesos inflamatorios, de contracturas musculares y favorece larelajación muscular. Es decir, en pocas palabras se puede afirmar que el frío actúa como una especie de analgésico, pero sus beneficios no acaban ahí. La crioterapia consigue una serie de reacciones químicas dentro de nuestro organismo que favorecen la alimentación celular, así como un aumento y una mejora de la circulación sanguínea. Algunos de sus beneficios son:
  • Hace trabajar el músculo cardíaco.
  • Favorece la acción de la insulina mejorando los niveles de azúcar simple en sangre.
  • Mejora la musculatura intestinal.
  • Favorece la absorción de sustancias alimenticias y de vitaminas en el intestino delgado.
  • Ayuda a eliminar las sustancias tóxicas acumuladas en los tejidos blandos como los músculos, los tendones o las articulaciones.

La crioterapia no tiene por qué suponer ningún riesgo ya que está demostrado que el cuerpo humano puede resistir estas temperaturas extremas, sin embargo es necesario proteger las partes más sensibles al frío: mucosas, vías respiratorias y extremidades. Y hay que tener en cuenta que no es apta para todos los públicos. Jordi Riba, fisioterapeuta experto en crioterapia de CryoSalud, explica a este respecto que “esta técnica es esencialmente un acelerador del metabolismo”, así que todas aquellas personas que sufran patologías en las que el organismo no sea capaz de mantener los mecanismos de compensación vasculares no deberán realizar esta técnica sanitaria.Por lo tanto, no deben someterse a un tratamiento de crioterapia aquellos pacientes que hayan sufrido un infarto de miocardio, cualquier patología vascular grave o severa, ni aquellos que tengan antecedentes de tromboembolismo o que sufran el síndrome de Raynaud (alergia al frío), ni tampoco está indicado para las mujeres embarazadas.

Aunque en España hemos empezado a hablar de la crioterapia no hace mucho, en realidad este tipo de terapia funciona ya desde hace 15 años en Europa y Estados Unidos. En nuestro país, la noticia de la reciente adquisición de Cristiano Ronaldo, con el consecuente desembolso de más de 50.000 euros, para hacerse con una cámara de crioterapia e instalarla en su casa, para acelerar la recuperación en sus lesiones y así evitar desplazarse hasta la clínica donde solía acceder al tratamiento hizo que la crioterapia se pusiera de moda.

El mundo del fútbol ha sido el germen del tratamiento, sin embargo, la crioterapia no sólo está limitada a este entorno ni siquiera se limita a los deportistas en exclusividad, ya que sus extensas propiedades benefician a la medicina y a la estética y abarcan mucho más que las lesiones deportivas.

Entre sus múltiples campos de acción, la crioterapia también se usa para tratar:

  • Tumores en la piel
  • Lunares precancerosos en la piel
  • Nódulos
  • Papilomas cutáneos
  • Pecas poco estéticas
  • Retinoblastomas, un cáncer infantil de la retina
  • Cánceres de la próstata, el hígado y el cerviz

Evidentemente, aún queda mucho por avanzar y la técnica irá mejorando y ampliando su campo de mira pero de momento lo que está claro es que el frío cura y gracias a la crioterapia se obtienen importantes beneficiosa pesar del frío extremo que conlleva.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios