www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MOTOCICLISMO

GP Malasia. Martín, campeón de Moto3 y Márquez vuelve a ganar

EL IMPARCIAL
domingo 04 de noviembre de 2018, 17:25h
El piloto español acabó por rendondear otra temporad amagnífica en lo relativo a las jornadas de clasificación.

Este domingo, del Gran Premio de Malasia de motociclismo 2018, será recordado por lo ocurrido en la categoría Moto3. El español Jorge Martín ganó y cumplió su objetivo luciendo una capacidad mental y estratégica brillante y se proclamó campeón del Mundial. Con esta gesta, en la que participó la imposibilidad de Marco Bezzecchi para acabar entre los cuatro primeros -segundo en la general, que llegaba con desventaja de 12 puntos-, Martín se convirtió en el primer madrileño en triunfar en esta prueba y, con ello, elevó el número de victorias española a la redonda cifra de 600.

"Lo primero que se me ha pasado por la cabeza ha sido mi familia, y he empezado a llorar; no me lo creía, me lo decía a mí mismo, 'campeón del mundo, campeón del mundo', pero no te lo crees y luego he visto a mi padre y me he puesto a llorar, ha sido un momento único que no quiero olvidar nunca", confesó el piloto antes de señalar que compartió la felicidad con Jorge Lorenzo. El balear dijo del capitalino que "estoy seguro que lo será también de categorías más grandes, porque ha nacido para ir en moto y tiene ese talento, ha nacido para ir en moto y se lo merece. Ha sido el mejor sin discusión y hubiera sido una injusticia que no hubiera conseguido este campeonato, porque era el único que podía escaparse en varias carreras".

Martín analizó lo vivido del siguiente modo: "He ganado la carrera y estaba súper contento, aunque en la última vuelta estaba un poco desconcentrado porque iba mirando todas las televisiones, sabía que tenía mucha distancia y no me concentraba y por eso me iba largo en las curvas, pasaba por el agua y he pensado 'al final la lío', por eso cuando he acabado he visto en la pantalla que había ganado el Mundial, ha sido una sensación increíble".

Este madrileño, que lleva siete victorias en la presente temporada y un número bárbaro de 'poles' en la categoría, sintetizaría sus sensaciones del curso con esta reflexión: "Ha costado mucho, pero este año ha sido el año clave, me encontraba muy fuerte y el objetivo siempre ha sido ganar el título, pero había que estar muy enfocado en cada carrera para ganar, pero hemos tenido muchos inconvenientes. Nos hemos recuperado de todo, caídas, lesiones, ceros, estar por detrás, recuperar puntos y volver a perderlos. Ha sido un año muy complicado pero ganar el título de esta manera, con algunas carreras en las que he sido muy superior y que demuestran que hemos hecho un gran trabajo".

"Es único ser el primero en algo, además son números redondos. Un total de 600 victorias y 50 títulos (Mundiales ganados por algún piloto español en la historia del motociclismo). Así que, un gran día para España y para Madrid", se ha despedido el primer triunfador del día. Y es que tras su carrera llegó Moto2 y en esa categoría cantó victoria en el Mundial Francesco "Pecco Bagnaia. Al transalpino se bastó con ser tercero en la victoria de Luca Marini. Al campeón le valió pegarse a la estela de su principal perseguidor en la general, Miguel Oliveira.

Y, ya en la élite, el colofón corrió a cargo de Marc Márquez. El español, ya campeón del curso, volvió a recalcar sobre el asfalto su insaciable sed de triunfos, de marcas estadísticas. A pesar de haber sufrido una sanción de seis puestos cuando había logrado la 'pole', el catalán dio una exhibición de clase y supo remontar y madurar a un Valentino Rossi que fue líder del Gran Premio hasta la vuelta número 16. 'Il Dottore' padeció la presión de Marc y terminó por cometer un error. El resultado: novena victoria de Márquez en 2018, 70ª en su currículo.

Sepang vio cómo el nueve veces campeón del Mundial era presa de los nervios ante el empuje de su heredero. La leyenda transalpina fue cediendo décima a décima y su iría al suelo para finalizar decimoctavo. Partió del séptimo puesto el español, pero aunque no salió de la mejor manera, se hizo con celeridad con las posiciones de Dani Pedrosa, Andrea Dovizioso y Andrea Iannone. Tras esa estación inaugural, el de Cervera se enfrascó en un mano a mano que empezó con 1,2 segundos y acabó con Marc en lo alto del podio.

"Honestamente, salía séptimo por la penalización. No había ganado nunca desde la tercera línea y Sepang es un circuito que me cuesta. No ganaba desde 2014, así que tenía ganas de ganar y estábamos ahí en una carrera en la que no ha habido adelantamientos pero era la novena, y con Valentino", remarcó sobre su "motivación extra". Y, ya en faena, expuso que "tenía ganas de ganar y cuando he visto la situación he apretado y como no tenía nada en juego, el ser campeón te da ese extra de confianza. Pero si me hubiese jugado el campeonato mi sitio era tercero o cuarto".

Al ser preguntado por si su presión hizo titubear el liderazgo de Rossi contesto: "Hombre, claro. Si vas primero con cuatro segundos de ventaja, no te caes. Vas pilotando diferente. Pero cuando vas primero, ves que tenías un segundo y medio, ves que baja a 0.6 y quedan cuatro o cinco vueltas, esto hace que saques un poco más". "Se ha ido un poco largo y toda décima contaba, ha querido volver rápido y al volver rápido se ha ido de delante, y en ese momento me he relajado porque, quieras o no, era una carrera similar a la de Motegi con Dovizioso, en la que los dos íbamos con el gancho", ha zanjado un emblema del deporte nacional qe no divisa techo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios