www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FRANCIA

Copa Davis. Noah deja el tenis golpeando a Piqué y tras acusar a Nadal de doparse

EL IMPARCIAL
lunes 26 de noviembre de 2018, 23:42h
El exjugador francés atacó con dureza el proyecto del central del Barcelona.

Yannick Noah ha decidido renunciar a su cargo como capitán de Francia en la Copa Davis. Se va después de haber perdido la final de la última edición del torneo, en el formato ancestral que le ha llevado a granjearse un prestigio particular en el mundo de tenis. Pero el último campeón francés de Roland Garros (1983), excéntrico y polémico en sus declaraciones, no se iba a ir sin lanzar algún ataque que aplacara el orgullo herido después de haber sido arrollado por Croacia.

Eligió Noah dirigir el tiro contra la nueva Copa Davis que encabeza Gerad Piqué, a través del grupo Kosmos. "Cuando nos dicen que (el nuevo torneo) seguirá siendo la Copa Davis, mienten. Se lo dije al presidente de la ITF (David Haggerty). Espero que no se siga llamando Copa Davis. Jugar dos sets no es la Davis. Ni jugar en cualquier sitio tampoco lo es", argumentó el icono del tenis galo, que se ha visto señalado por la deblace francesa. Falló al elegir la tierra batida, al dejar fuera a piezas clave y al preponderar al lesionado Tsonga y a Chardy por delante de Pouille. No le salió nada bien y ha terminado por renunciar.

En su repaso crítico a la mutación del torneo de naciones, recalcó que le expresó a Haggerty lo siguiente: "Le dije que estaba disgustado y harto. Es la verdad, así me siento. La Davis significa mucho para mí como jugador y espectador. 'No pertenezco a vuestro mundo', le dije al presidente". "Estamos hablando de dinero, pero... ¿cuán valioso es que un recogepelotas hoy, aquí, choque su mano con Pouille y se haga una foto con él? ¿Cuánto valen en dólares esos sueños? Esto no va a volver a ocurrir nunca. Por lo tanto, por qué no dicen a la gente la verdad, que nunca será lo mismo", denunció.

Ver esta publicación en Instagram

Au revoir le vestiaire 😍! Au revoir vous tous !!! MERCI ! 💪🏽💪🏽💪🏽🇫🇷🇫🇷🇫🇷vive les Bleus et des Supporters 🙏🙏🙏🙏🙏

Una publicación compartida de Yannick Noah (@yann_yeahyeah) el

Noah se ha unido a Novak Djokovic, Roger Federer o el vigente campeón del ATP Finals, la perla alemana Alexander Zverev en la crítica a la nueva competición patrocinada por el futbolista del Barcelona. Incluso uno de sus pupilos, Lucas Pouille -artífice de la eliminación de España en las semifinales en las que Rafael Nadal causó baja-, evidenció su disgusto con el cambio de estilo de la mencionada competición -que se jugará en Madrid en 2019-. "No la jugaré nunca más con el nuevo formato. No voy a cambiar de opinión", zanjó el tenista francés.

"Para mí, el tenis de competición ha terminado esta tarde. Quiero seguir mi vida. Tengo sueños e intentaré vivirlos antes de que sea demasiado tarde", proclamó Noah en el anuncio de su renuncia y de la cesión del testigo a la nueva capitana francesa, la exjugadora y leyenda gala Amelie Mauresmo. De esta manera se ha despedido un nombre que conquistó tres ensaladeras como capitán. La primera, en 1991 ante Estados Unidos; la segunda, en 1996 ante Suecia; y la tercera, en 2017 ante Bélgica. Y, asimismo, ha compaginado ese rol con el del capitán de la Copa Confederación (que ganó en 1997).

Lo que no ha quedado claro es si también se retira fuera de las canchas. Esto es, si abandona el papel de comentarista y analista deportivo que asumió en estas décadas y que le llevaron a protagonizar algún que otro ataque ácido hacia el tenis español. El ejemolo emblemático de esta faceta corrosiva se dio en 2001, cuando escribió para el diario francés Le Monde un artículo en el que deslizaba que Rafael Nadal jugaba dopado. Lo tituló 'La poción mágica' y en él relacionaba el éxito del balear con el uso de sustancias prohibidas.

En otro orden de cosas, Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer han vuelto a copar el podio del ránking de la ATP al final de una temporada. Los tres pasaron por el primer puesto del circuito a lo largo de 2018, pero fue el serbio el que consiguió mantenerse en el tramo decisivo, después de un renacer sensacional que le ha llevado a recuperar el sabor de la gloria. En cualquier caso, esta es la séptima vez en la que el serbio, el español y el suizo compan los tres primeros peldaños. No se daba esta circunstancia desde 2014. A partir de ese año las lesiones comenzaron a mermar a estos tres iconos que parecerían haber recuperado el trono que cedieron entonces.

'Nole' volvió al Top-10 desde el puesto número 12 con el que finalizó 2017. Junto a él, han regresado Juan Martín del Potro -que acabó quinto, igualando su mejor clasificación al final de un año, en 2013- y Kei Nishikori -que llegó a colocarse noveno al final de las fechas, en una remontada que le vio partir desde el escalón vigésimo segundo-. Y se dio la casualidad de que Kevin Anderson y John Isner (sexto y décimo, respectivamente), se formaron en universidades americanas. "La última vez que hubo al menos dos ex estudiantes en el 'top 10' se remontaba a 1989 cuando John McEnroe, Brad Gilbert y Jay Berger lo consiguieron", esclareció la ATP.

Entre lo anecdótico de este listín definitivo de los 10 mejores del año se da la tesitura de que nunca antes había en esa nómina tenistas de cinco regiones diferentes. Seis proceden de Europa, mientras que África, Asia, Norteamérica y Sudamérica aportan uno. Y sólo en otra oportunidad en tres años se mezclaban diez nacionalidades distintas. Todo ello para celebrar la irrupción de Zverev, la muesca legendaria de Federer (que se acercó a la plusmarca de títulos que posee Jimmy Connors) y la algarabía de Djokovic (número uno por quinta vez en su trayectoria deportiva).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios