www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LEVANTAR LAS ALFOMBRAS DE RAJOY PARA EMPORCAR A CASADO

viernes 23 de noviembre de 2018, 11:13h
Pablo Casado crece de forma incesante ante la opinión pública. Es joven, simpático...

Pablo Casado crece de forma incesante ante la opinión pública. Es joven, simpático, excelente orador. Comunica con intensidad. Tiene carisma. Ha fracturado la imagen de un Partido Popular decadente para presentar una imagen de modernidad, honradez y eficacia. En Ferraz y en Moncloa analizan la ascensión de Pablo Casado con preocupación creciente. Y han encontrado la vía para herirle.

Está ya decidido Se levantarán las alfombras que enmerdan la gestión de Mariano Rajoy, con la esperanza de que la cochambre ensucie la imagen de Pablo Casado. El nuevo líder popular difícilmente podrá defenderse del acoso del estiércol. Lo inteligente sería no responder con “y tú más” sino introducir en el mercado político los aspectos positivos que rodean al líder del Partido Popular. Combatir la suciedad, salvo casos extremos, no hará otra cosa que agrandarla. Corresponde a Mariano Rajoy aclarar la mentira de los ataques que se preparan. Pablo Casado debe seguir trabajando con la mirada en el futuro, multiplicando los aspectos positivos que le rodean y que perfilarán su figura al margen de polémicas externas.

Las espadas están en alto. Y las navajas cachicuernas. Pedro Sánchez se batirá a la desesperada para permanecer en Moncloa. Utilizará todos los medios a su alcance. Ha decidido encender el ventilador sobre las basuras de Mariano Rajoy para emporcar a Pablo Casado. El joven líder popular tendrá ocasión de demostrar su firmeza, su prudencia y su mano izquierda para eludir las tarascadas con que será acosado. Si sale bien librado de ellas, sus probabilidades de escalar Moncloa se acrecentarán. Existe expectación en medios políticos y periodísticos por comprobar los resultados de una operación a punto de ser puesta en marcha desde las turbinas monclovitas.