www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Eta iba a atentar contra un furgón de la ertzaintza en Getxo este mes

La fiscal pide el ingreso en prisión de Goikoetxea por diez delitos

sábado 26 de julio de 2008, 17:50h
La fiscal Dolores Delgado ha pedido el ingreso en prisión del presunto jefe del "comando Vizcaya" de Eta Arkaitz Goikoetxea como autor de diez delitos, entre ellos el asesinato del guardia civil Juan Manuel Piñuel y los intentos de secuestrar a un concejal socialista y de matar al juez Fernando Grande-Marlaska.

Según informaron fuentes jurídicas, la fiscal hizo esta petición al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón después de tomar declaración durante poco más de hora y media a Goikoetxea, quien admitió su pertenencia al "comando Vizcaya" y que recibía instrucciones del dirigente etarra Garikoitz Aspiazu, "Txeroki". No obstante, Goikoetxea se ha negado a contestar a las preguntas concretas del juez y de la fiscal sobre las acciones que han sido perpetradas y las que estaban siendo planificadas por el comando.

La fiscal le acusa de integración en Eta, asesinato terrorista -el del guardia civil Juan Manuel Piñuel en el atentado contra la casa cuartel de Legutiano (Álava)-, estragos, conspiración para el secuestro del concejal del PSE Benjamin Atutxa y para el asesinato del juez Grande-Marlaska, estragos en grado de conspiración (por la campaña de verano que ETA preparaba en Andalucía), por robo de un vehículo, depósito explosivos y armas y falsificación documento público.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón tomará declaración a los otros nueve detenidos en la operación desarrollada esta semana por la Guardia Civil y que permitió la desarticulación del "complejo Vizcaya". Finalmente, Garzón también interrogará a la décima persona detenida en España desde el martes, Inge Urrutia, arrestada el jueves en la localidad vizcaína de Getxo por su relación con el comando.

Los presuntos integrantes del comando fueron trasladados, pasadas las 12 del mediodía, en varios furgones de la Guardia Civil y en medio de fuertes medidas de seguridad, tras pasar las últimas horas en dependencias del instituto armado en Madrid, hasta los calabozos de la Audiencia Nacional, donde permanecieron esperando a que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 terminara de leer los atestados correspondientes a sus detenciones y a los registros practicados desde el pasado martes antes de comenzar a interrogarles.

Los detenidos, entre los que se encuentran nueve miembros no fichados por la policía, pasarán a disposición judicial tras finalizar el plazo de cinco días de detención que contempla la legislación para los casos relacionados con actividades terroristas.

Junto a Goikoetxea, al que se considera "responsable" y "dinamizador" del "comando", fueron detenidas en un piso del barrio de Santutxu de Bilbao Maialen Zuazo Arruecoetxea y Ana Isabel Prieto Furundarena. La operación se completó con el arresto de Libe Agirre Mazaga, detenida en Fuengirola (Málaga); Gaizka Jareño Ugarriza y Aduri Arístegi Aragon, en Elorrio (Vizcaya); Mikel Saracho Moro, en Getxo (Vizcaya); Íñigo Gutiérrez Carrillo, en Algorta (Vizcaya); y Aitor Kotano Sinde, en Nigrán (Pontevedra).

Según la declaración que Goikoetxea prestó a la Guardia Civil, la dirección de la organización terrorista Eta ordenó hace un año a este "complejo"' hacer seguimientos y elaborar información para atentar contra el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska. De igual modo, este grupo preparaba para este mes de julio un atentado de grandes dimensiones en la localidad vizcaína de Getxo contra una furgoneta de la Ertzaintza, tal y como se desprende de documentos incautados en los registros practicados a raíz de la operación.

Implicación en cinco atentados
Según el Ministerio del Interior, Goikoetxea estaría implicado directamente en al menos cinco atentados cometidos por este grupo en los últimos meses, entre los que citó el coche-bomba contra la casa cuartel de Legutiano (Álava) que costó la vida al agente Juan Manuel Piñuel, el pasado 14 de mayo.

El jefe del "comando Vizcaya" estaría también detrás del primer atentado tras la ruptura oficial de la tregua, el que tuvo lugar en el mes de agosto del año pasado contra el cuartel de Durango (Vizcaya). Además, se le relaciona con la colocación de un artefacto en la comisaria de la Ertzaintza en Zarautz (Guipúzcoa), el intento de atentado contra el Palacio Justicia de Getxo, así como la bomba contra casa cuartel de Calahorra (La Rioja) el 21 de marzo de este año.

En los casos de Getxo y Zarautz, la Ertzaintza creyó identificarlo a través de las grabaciones de las cámaras de seguridad, mientras que un rastro biológico suyo fue encontrado en uno de los coches utilizados para la huida en el atentado contra la casa cuartel de Durango.

Hallazgo de tres zulos
A raíz de la operación, la Guardia Civil localizó varios zulos. En el primero de ellos, ubicado en el municipio de Ezcaray (La Rioja), se hallaron un subfusil, herramientas para robar coches y una caja de tranquilizantes 'Valium', según informaron fuentes de la investigación.

En el segundo, que se encontraba en la localidad riojana de Santo Domingo de la Calzada contaba con 125 kilos de explosivos, según la declaración previa realizada por Goikoetxea.

Además, este viernes, agentes del instituto armado localizaron también en Getxo un tercer zulo en el que se hallaron 35 kilos de explosivos, detonadores, una báscula de precisión, abundante material electrónico para activar las bombas y herramientas para robar vehículos. A parte del zulo de Getxo, los agentes de la Guardia Civil han confirmado que los dos "buzones" utilizados por la banda terrorista sirvieron para intercambiar material, información, manuales e instrucciones entre la cúpula etarra y sus "comandos".

Querían repetir el secuestro de Miguel Ángel Blanco
De los interrogatorios también ha trascendido que el "comando Vizcaya" de Eta realizó seguimientos entre septiembre y diciembre de 2007 al concejal del PSE en Eibar (Guipúzcoa) Benjamín Atutxa Iza, al que planeaba secuestrar.

Los planes de la banda terrorista pasaban por secuestrar al edil y después asesinarle en el caso de que el Gobierno no se plegara a sus peticiones, según las mismas fuentes, si bien desistieron debido a la escolta que llevaba de forma permanente este concejal.

Así lo ha declarado a la Guardia Civil el considera jefe del "comando Vizcaya" de ETA, Arkaitz Goikoetxea Basabe, según las mismas fuentes, que precisaron que los integrantes del "comando" desarticulado tenían pensado realizar este secuestro a finales del pasado año, para lo que realizaron seguimientos al edil socialista entre los meses de septiembre y diciembre del pasado año.

La confesión de los planes para secuestrar a un edil del PSOE por parte de Goikoetxea se ha producido después de que la Guardia Civil preguntase al presunto jefe del "comando Vizcaya" por el hallazgo en el zulo localizado anoche en Valgañón, en La Rioja, de una caja de tranquilizantes.

Tras unas primeras negativas del terrorista, éste admitió los planes para secuestrar a un concejal del PSOE con la intención última de forzar al Gobierno a una negociación con la banda terrorista.

De esta forma, ETA recuperaba su planteamiento de secuestrar a un concejal del partido que ostentase en ese momento el Gobierno, como ya hizo en 1997 con el edil popular Miguel Angel Blanco durante el mandato de José María Aznar.

Por otra parte, fuentes de la Guardia Civil confirmaron que tras el registro del piso realizado durante la pasada madrugada en la localidad riojana de Ezcaray las fuerzas de seguridad se han incautado de numerosa documentación. Se sospecha que en este lugar el "comando Vizcaya" fabricaba las bombas con las que luego cometía atentados.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.