www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COPA LIBERTADORES

River copa de fiesta a la blindada Puerta del Sol

lunes 10 de diciembre de 2018, 04:20h
La celebración de los millonarios por el título en la Libertadores se desarrolló sin incidentes.

Un nutrido número de aficionados del River Plate acudieron a la Puerta del Sol de Madrid para celebrar el título de la Copa Libertadores conquistado por los suyos después de imponerse por 3-1 al Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabéu. Lo hicieron en un festejo en el que no se registraron situaciones violentas por el amplio despliegue policial que aseguró en todo momento el normal desarrollo de la celebración en el centro de la capital española.

Tras el triunfo en un apasionante duelo, marcado por la tradicional rivalidad existente entre los dos conjuntos, algunos de quienes lo presenciaron en directo pusieron rumbo al lugar de encuentro establecido para festejar en el caso de que hubiese razones para ello. Es por ese motivo que desde la boca de metro de Callao iban emergiendo personas vistiendo el rojo y blanco de club y uniéndose a una fiesta donde se mezclaban con otros que no habían podido conseguir entrada, con medios de comunicación y con curiosos de diversas nacionalidades que buscaban formar parte de ese momento de alegría colectiva.

Al ritmo de los bombos, las gargantas se desataron para entonar diversos cánticos de apoyo a la entidad 'Millonaria' así como de crítica al contrario, todo ello de manera tranquila y con la Policía atenta aunque sin tener que intervenir.

Entre el grupo se encontraba por ejemplo Ariel Díaz, quien aunque satisfecho lamentaba no haber podido levantar el trofeo en el Monumental: "No fue bueno, me hubiese gustado ganarla como local en la cancha del River Plate como lo merecíamos. Pero ha sido hermoso conocer el Bernabéu, ganar la Copa Libertadores al Boca Juniors aquí. Madrid es hermoso y España es un país lindo pero lo ideal hubiese sido jugar el partido en Argentina".

Contentos estaban también Andrés y Juan Francisco Cantelmi, padre e hijo. Así lo explicaba el primero: "Es la alegría deportiva más grande de mi vida. Ya viví otras Copas Libertadores, todas en Argentina, pero nunca contra el Boca Juniors y con todas las condiciones particulares que tiene esta". En la misma línea se expresaba su progenitor: "Tengo setenta y cuatro años, mi pasión es el River Plate. He estado en todos los acontecimientos deportivos donde hubo grandes triunfos y nada, absolutamente nada, es comparable con esto".

Andrés destacó el gran esfuerzo realizado: "Que haya sido fuera de Argentina le da una épica especial. Viajamos más de once mil kilómetros, tuvimos que dejar a nuestra familia y hacer un montón de cosas para poder venir a verlo a pesar de haber ido sábado y domingo, las dos veces que se suspendió el partido. Ganarle al Boca Juniors con todo eso... Es una experiencia entre padre e hijo que no se va a olvidar nunca, esto es imborrable". "A Madrid hemos venido muchas veces de turismo pero esto es otra cosa. Esta vez vinimos a algo específico. Veníamos a la gran frustración o a la gran alegría. Y se dio la segunda", comenta Juan Francisco.

La decisión de trasladar el encuentro a otra ciudad llegó después de los actos violentos que precedieron al choque que estaba previsto en el Monumental: "En Argentina somos un montón y el día de los incidentes en la cancha había sesenta y seis mil personas, toda gente normal salvo un puñadito muy pequeño que no va a alentar al River Plate sino que va a hacer otra cosa. El hincha normal somos nosotros que festejamos, celebramos y nada más".

Ambos retornarán a su tierra natal al igual que otros muchos que han completado un largo trayecto para disfrutar de uno de los enfrentamientos más importantes de la historia del club. Nadie sabe qué le deparará el futuro a su equipo pero, pase lo que pase, Madrid quedará para siempre en su memoria.

Pedro Sánchez felicita a River y agradece trabajo de Policía y organizadores


Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, felicito este domingo al River Plate por su triunfo en la Copa Libertadores y agradeció el esfuerzo de los organizadores del partido y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE).

"¡Enhorabuena al #River por su triunfo en la #CopaLibertadores! Mi felicitación y agradecimiento a la organización del encuentro y, especialmente, a las FCSE que han demostrado, una vez más, su eficacia y profesionalidad garantizando la seguridad. Gracias", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Pedro Sánchez, que presenció en el palco del estadio Santiago Bernabéu la vuelta de la Copa Libertadores, en la que el River Plate ganó 3-1 a Boca Juniors, acompaña el texto de una fotografía de los campeones con el trofeo y otra en la que aparece un agente del Cuerpo Nacional de Policía de espaldas durante el encuentro.

Por otro lado, la Policía desalojó esta madrugada la celebración de los hinchas de River Plate en el Obelisco de Buenos Aires después de que algunos de los congregados empezasen a tirar piedras y otros objetos contra los agentes que integraban el operativo de seguridad desplegado en la zona. Según confirmaron fuentes oficiales, hubo unos 20 retenidos y liberados posteriormente por las agresiones y al menos tres policías heridos con diferentes traumatismos.

Cerca de la medianoche, en unos festejos que se celebraban en paz desde que se conoció la victoria de River en Madrid, un grupo de hinchas violentos comenzó a agredir a la gente, a pelearse entre ellos y a lanzar objetos contra la policía y los automóviles de cadenas de televisión. Tuvieron que ser desalojados por las fuerzas de seguridad. Los incidentes, según las fuentes, se atribuyen principalmente a la alta ingesta de alcohol por parte de multitud de los congregados en la céntrica avenida 9 de Julio, donde se ubica el Obelisco. La Policía reaccionó tirando gases y balas de goma para desconcentrar a los violentos.

Si bien tiempo antes de que la gente empezase a retirarse del lugar tras cinco horas de celebraciones, los agentes comenzaron a desalojar la zona para evitar más incidentes. Antes de los sucesos, la Policía había informado de incautaciones de bebidas alcohólicas entre los hinchas.

Además del Obelisco, cientos de aficionados se congregaron en las inmediaciones del estadio Antonio Vespucio Liberti, más conocido como el Monumental, de RiverPlate, situado en el barrio de Belgrano (norte). Según los últimos datos difundidos, en total cerca de 20.000 personas se acercaron a ambos puntos del festejo. Y por el operativo de seguridad en ambos lugares, desde temprano, se cortaron las calles aledañas para favorecer la llegada de los aficionados del equipo que conquistase el título de la Copa Libertadores en el estadio Santiago Bernabéu.

En torno a las 18.45 hora local, poco después de que River se proclamara campeón, los hinchas del "Millonario" fueron acercándose al Obelisco bajo la intensa lluvia que caía sobre Buenos Aires, y de forma progresiva fueron colmando la zona. Asimismo, cientos de seguidores no dudaron en subirse al coche y circular por las calles abiertas tocando el claxon, ondeando banderas por fuera de la ventanilla y gritando odas a su club. El operativo estuvo a cargo de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, en colaboración con la Policía Federal, con el que se buscaba evitar escenarios como el que obligó a suspender el 24 de noviembre la primera fecha programada del partido de vuelta de la final.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios