www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

El Gobierno lamina el diálogo social

viernes 14 de diciembre de 2018, 12:32h
El Gobierno ha llegado a un preacuerdo con los sindicatos para derogar “los aspectos más lesivos” de la reforma laboral del PP con la intención de aprobarlo unilateralmente y por decretazo. El Ministerio de Trabajo solo se ha reunido con los representantes de CCOO y UGT, excluyendo de las negociaciones a la patronal. El presidente de la CEOE se ha mostrado indignado por un acuerdo que “atenta contra la propia negociación y el diálogo social”.

Con esta maniobra, se ha producido el primer choque entre el Gobierno y los empresarios cuyas relaciones habían sido positivas desde el primer momento. De hecho, la patronal desbloqueó el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva llegando a acuerdos incluso con las propuestas de las subidas de impuestos a las empresas, las bases de cotización a la Seguridad Social y del salario mínimo.

Amenazando al Gobierno con movilizaciones si no se cumplen sus exigencias, las medidas que pretenden aprobar los sindicatos son el subsidio de desempleo para mayores de 52 años, la recuperación de la ultraactividad y la prevalencia del convenio sectorial sobre el de la empresa.

La CEOE, sin embargo, considera que la aplicación de la ultraactividad del convenio colectivo impide a las empresas adaptarse a los entornos económicos lo que no las ayudará a transformarse y aprovechar las ventajas del mercado. También exige la patronal que se mantenga la prevalencia del convenio empresarial sobre el del sector, pues si una empresa llega a un acuerdo con sus trabajadores no hay motivo para impedir su aplicación.

Se trata, en fin, de una nueva maniobra del Gobierno para eludir al Parlamento, donde cada día se encuentra más solo. Quiere, además, evitar las movilizaciones de los sindicatos, que ya han amenazado con tomar las calles si no se cumplen sus exigencias. Y se le acaba el tiempo para cumplir con una de sus promesas estrella como la de derogar la reforma laboral de Rajoy. Para ello, está dispuesto a excluir a la patronal de las negociaciones, laminando así el diálogo social y a utilizar su herramienta política favorita: el decretazo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(1)

+
0 comentarios