www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Philip Roth: ¿Por qué escribir?

domingo 16 de diciembre de 2018, 19:24h
Philip Roth: ¿Por qué escribir?

Traducción de Ramón Buenaventura y otros. Literatura Random House. Barcelona, 2018. 576 páginas. 23,90 €. Libro electrónico: 10,99 €. Se reúnen todos los trabajos ensayísticos, incluyendo algún inédito, del gran escritor estadounidense. Un volumen imprescindible no solo para los muchos lectores del autor de “Pastoral americana” sino para aquellos interesados en los mecanismos de la ficción y en disfrutar de agudas reflexiones. Por Adrián Sanmartín

El 22 de mayo del año que está a punto de terminar nos dejaba Philip Roth. En 2012 anunció que ya no escribiría más. Nacido en Newark, Nueva Jersey, en 1933, a lo largo de su brillante trayectoria cosechó numerosos galardones dentro y fuera de su país. Así, el Faulkner, el Nacional del Libro, el Man Booker, el Pulitzer, el Hemingway, el Príncipe de Asturias de las Letras, el Comandante de la Legión de Honor, la Medalla de Oro de Narrativa y la National Humanities Medal, entre otros. Prácticamente, solo se le resistió el Nobel, en cuyas quinielas aparecía con frecuencia. Peor para el Nobel, al no contar con este extraordinario escritor que exploró como nadie las complejidades y contradicciones del ser humano y de la sociedad de nuestro tiempo en títulos inolvidables como, entre otros, La mancha humana, La conjura contra América, Pastoral americana, Las némesis, o El animal moribundo. Sin olvidar su incisivo tratamiento de la condición de judío que le valió no pocos reproches e incomprensiones. Porque Philip Roth fue admirado y seguido por muchos lectores en todo el mundo, pero también despertó la polémica. No fue un autor cómodo ni políticamente correcto.

No ha cultivado Roth en demasía el ensayo, en su caso en ocasiones colindante con una suerte de autobiografía intelectual. Ahora tenemos la oportunidad de leer todas sus aportaciones en este género, gracias a ¿Por qué escribir? Ensayos, entrevistas y discursos, un volumen que reúne textos y entrevistas fechados entre 1960 y 2013, en una edición supervisada por el propio Roth, quien revisó para ella trabajos ya publicados, que aquí aparecen junto a algunos inéditos.

El libro, tras un prefacio de su autor, se divide en tres secciones, e incluye notas, una cronología de la vida y obra de Roth, y un útil índice onomástico. La primera recoge “Lecturas de mí mismo”, donde se aborda, explica Roth, “un período temprano y convulso de mi carrera como escritor”. Este apartado centra sus artículos y entrevistas sobre todo en su conflictiva relación con lo judío y en la polémica recepción de su novela El mal de Portnoy (1969), recibiendo acusaciones de antisemita. A destacar en esta sección «‘Siempre he querido que admiraseis mi ayuno’, o una mirada a Kafka», una sugerente mezcla de ensayo y narrativa en torno al autor de La metamorfosis, donde Roth imagina a un Kafka profesor de hebreo y de la Torá en una sinagoga de New Jersey, de quien el niño Philip Roth es alumno.

La siguiente sección recoge El oficio. Un escritor, sus colegas y sus obras, conjunto de conversaciones de Roth con Primo Levi, Aharon Appelfeld, Ivan Klíma, Isaac B. Singer, Milan Kundera y Edna O´Brien, junto a un intercambio epistolar con Mary McCarthy y análisis de Bernard Malamud, el pintor Philip Guston, y Saul Bellow, de quien señala: “Fue el Cristóbal Colón de la gente como yo, de los nietos de inmigrantes que quisieron ser escritores norteamericanos”. Finalmente, la tercera recopila varias piezas. Así, el discurso que pronunció en el Museo de Newark -su ciudad natal-, con motivo de su ochenta cumpleaños, la carta abierta a Wikipedia -aparecida en The New Yorker, el 6 septiembre de 2012-, en la que se queja de los errores en los que incurre la enciclopedia en la Red sobre su novela La mancha humana, y dos largas entrevistas. En una de ellas, la que le hizo Daniel Sandstrom en 2014 en el periódico Svenska Dagbladet de Estocolmo, ante la pregunta de que emita un veredicto sobre su obra, Philip Roth se remite a lo que dijo su boxeador preferido, Joe Louis, cuando se retiró: “Lo he hecho lo mejor que podía con lo que tenía”. Sin duda, Philip Roth pudo mucho y bien en esa larga carrera de fondo: “Día tras día me he enfrentado a la página en blanco, indefenso y desprevenido. Escribir era para mí una forma de supervivencia”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+
0 comentarios