www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

José Calvo Poyato: El último tesoro visigodo

domingo 13 de enero de 2019, 22:56h
José Calvo Poyato: El último tesoro visigodo

Ediciones B. Barcelona, 2018. 464 páginas. 20,90 €. Libro electrónico: 9, 99 €.

Por Miguel Suárez

Toledo ha sido una de las ciudades más pródigas para estimular la fantasía de secretos tesoros escondidos en las entrañas de tan laberíntica urbe. ¿Quién puede olvidar el mítico relato recogido por Washigton Irving en su “Leyenda del último rey godo”, y el descubrimiento de don Rodrigo de las riquezas ocultas en una torre cilíndrica toledana, tan fabulosas como nefastas para su dinastía? ¿O los delirios del arqueólogo Palomeque en el Ángel Guerra, de Pérez Galdós, con sus desvaríos para encontrar el quimérico convento-palacio de los caballeros del Temple, que en su desbocada imaginación debía buscarse en el toledano cerro de San Miguel el Alto? Disparates goyescos cuya fantasía no se limita a las obras de ficción, si recordamos a la división especial de las SS, las Deutsches Ahnenerbe, creadas por Hitler, que rastrearon la hebrea Arca de la Alianza en Toledo, una vez tomada por las columnas franquistas durante la Guerra Civil.

La Mancha parece fértil en alucinaciones, y en su capital toledana, estas poseen la delirante seducción de la magnificencia oculta. José Calvo Poyato se ha inspirado en el último patrimonio fastuoso aparecido en estas tierras, el conocido Tesoro de Guarrazar, para narrarnos los asombrosos efectos que la opulenta fortuna produce en la imaginación y en la vida real. El Tesoro de Guarrazar, al que alude el título de su novela, se descubrió en Guadamur, muy próximo a Toledo, en 1858, y lo componen coronas votivas de los reyes godos e infinidad de joyas labradas en oro y engastadas en piedras preciosas donde abundaban perlas y zafiros.

El novelista relata las peripecias casuales que conducen a este hallazgo -las fantasías febriles hechas aquí realidad-, en unas fechas, no olvidemos donde los campos españoles habían tocado fondo en miseria y desesperación. No solo las tropas napoleónicas habían expoliado el país, dinamitado su patrimonio y diezmado su población, destruyendo el sistema productivo. También se acababan de vivir dos guerras carlistas que desangraron la propia penuria, y un tercer alzamiento, en 1855, y otro que aguardaba dos años después de que se encontrara el tesoro visigodo en 1858. Unas circunstancias que en la obra de José Calvo Poyato otorgan un relieve especial al repentino descubrimiento de tan inconmensurable caudal de riqueza.

Dos momentos de nuestra Historia, la época visigoda y el siglo XIX, se entrecruzan aquí, al igual que figuras reales con personajes ficticios, para sumergirnos en una conseguida trama de novela histórica con guiños al thriller, que se lee con fruición. José Calvo Poyato, catedrático de Historia y autor de títulos como Sangre en la calle del Turco, El espía del rey y La Orden Negra, entre otros, vuelven a demostrar que es un indiscutible maestro de un género que goza del favor de innumerables lectores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios