www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AMB

Boxeo. Pacquiao defiende su cinturón de peso welter y grita revancha a Mayweather

domingo 20 de enero de 2019, 20:24h
El veterano púgil fue capaz de derrotar al aspirante Adrien Broner.

Manny Pacquiao acudió este domingo al MGM Grand de Las Vegas con la intención de ampliar su leyenda, demostrar a todo el planeta que todavía está en condiciones de ganar a cualquier sobre el ring y comenzar a sembrar una revancha del duelo millonario que mantuvo con Floyd Mayweather Jr. El filipino se saldría con la suya en todos estos partados al vencer con autoridad al aspirante estadounidense Adrien Broner. Ganó por decisión unánime y revalidó su título de peso welter, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

En su batalla número 70, Pacquiao, de 40 años, se reivindicó sobremanera. Había venido reiterando que todavía era capaz de ampliar su glorioso palmarés, que estaba en plenitud física y mental. En definitva, que está preparado para volver a paladear el éxito encima del cuadrilátero. Y lo refutaría con un ejercicio de jerarquía que borraría del mapa cualquier opción de sorpresa del púgil norteamericano. La lección de boxeo recibida dejó a Broner en la estacada.

La estrella asiática ha vuelto, parecía proclamar en cada golpe el vencedor. Desprovisto de la pegada que le vio dominar hace una década, el favorito hizo honor a su estatus de campeón del mundo en ocho categorías diferentes. Su puesta a punto física se evidenció acertada para ejecutar una defensa del título consistente. Los fundamentos no se olvidan y el oficio se meclaría con la finura para regalar a Pacquiao una suerte de homenaje con todos los focos apuntándole.

Ver esta publicación en Instagram

#TeamPacquiao #PacBroner January 19 | @mgmgrand | @ShowTime PPV @premierboxing @shosports @showtimeboxing

Una publicación compartida de Manny Pacquiao (@mannypacquiao) el

Un total de 13.025 espectadores acudieron al MGM Grand Garden Arena, subrayando que Pacquiao dispone de un tirón proverbial. Regresó y salió triunfal del recinto en el que saludaría a Estados Unidos hace ya 18 años. El emblema filipino recogería el cariño abonado en estos lustros y lo devolvería a la tribuna con una mixtura exquisita. Su velocidad, técnica y habilidades arrinconaron a Broner, 11 años más joven, en múltiples oportunidades. Tanto que la tarjeta de los jueces representó un retrato esclarecedor de los visto: 117-111, 116-112 y 116-112.

Venía Pacquiao de conquistar el cinturón del peso welter (AMB) por nocáut en julio de 2018. Venció entonces al argentino Lucas Matthysse, en Kuala Luumpur (Malasia). En el séptimo asalto de ese evento culminaría el primer triunfo por nócaut en nueve años. Y con esa confianza aceleraría el entrenamiento para arribar a este domingo con todo. Porque, amén de estrenar defensa de ese título, este cuarentón pretendía mandar un rotundo menaje a Mayweather Jr.

Aquella paliza a Matthysse era su trampolín para renacer en Estados Unidos y Pacquiao lo ha aprovechado. Ahora la pelota vuelve a estar en el tejano de 'Money' Mayweather. Tras 26 meses de ausencia, el asiático volvió a competir en terrritorio estadounidense y la dimensión de su dominio ante Adrien Broner cumplió con la expectativa de Manny y de los miles de aficionados que le siguen. Esta fecha no constituía más que el "calentamiento" perfecto de cara a la anhelada revancha de aquella pelea de 2015 que generó 600 millones de dólares, la mayor masa recaudada por el boxeo en su historia.

Ver esta publicación en Instagram

@mayweatherpromotions @girlcollection @themoneygirls @bigboymansion #mayweather #TMT #TBE

Una publicación compartida de Floyd Mayweather (@floydmayweather) el

Lo cierto es que Mayweather Jr. era uno de los promotores del duelo ante Broner, por lo que estuvo en primera fila. Él y Pacquiao hablaron hace tres meses en Japón. Se reunieron para charlar de varios temas, entre ellos, la posibilidad de vérselas de nuevo en un ring. 'Money', que tiene 42 años y un récord de 50-0, asistió para comprobar que su enemigo preferido sigue gozando de una celeridad de pies y manos considerable. Hecho que le podría contener las ganas de ampliar su millonada. Ya en el primer duelo ante Manny ganó en una decisión muy discutida de los jueces.

"Me siento muy feliz porque hice mi mejor esfuerzo en la lucha y en el entrenamiento. Gracias a Dios por esta victoria. Estoy muy feliz porque Dios me dio esta buena salud. A la edad de 40 años, todavía puedo dar lo mejor de mí. Dígale que regrese al ring y que pelearemos. Estoy dispuesto a pelear con Floyd Mayweather de nuevo, si está dispuesto a volver al boxeo", exclamó el campeón filipino, rebosante de convicción tras haber arrollado a un rival apocado, toda vez que arrancó el combate siendo sometido antre la agresividad de la leyenda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.