www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRISIS

La Unión Europea, la ONU y la Cruz Roja afean que se politice la ayuda humanitaria a Venezuela

La Unión Europea, la ONU y la Cruz Roja afean que se politice la ayuda humanitaria a Venezuela
Ampliar
viernes 08 de febrero de 2019, 22:11h
Los tres organismos han denunciado el uso político de unos insumos y medicinas tan necesarios para la población del país caribeño.

La Unión Europea no está contenta con cómo se está desarrollando al asunto de la ayuda humanitaria venezolana desde el prisma de las fuerzas políticas en juego y los Gobierno que han tomado partido. Así lo ha expresado, de manera explícita, su representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini. En una conferencia de prensa ofrecida en Montevideo, en la primera reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, instó a canalizar la asistencia humanitaria de forma "imparcial" y no señaló que no debe ser "politizada"

"Hablamos de la necesidad de tener una ayuda canalizada de forma imparcial e independiente para que la ayuda nunca se vea politizada", explicó antes de subrayar que desde la UE se han enviado ayudas al país petrolero por valor de 60 millones de euros, a los que sumarán otros 5 millones. Por ello, la representante continental ha reclamado que se gestione con eficacia y de un modo "adecuado" todo ese estipendio. T en esa dirección arguyó que está dispuesta a abrir en la capital venezolana una oficina con el fin de gestionar la asistencia exterior.

Por su parte, el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, remarcó que el arribo de la ayuda humanitaria a Venezuela "es imperioso". "Trataremos de generar los canales necesarios para que Venezuela permita que esa ayuda llegue", insitió al tiempo que desde la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de mayoría opositora, se lanzaba un mensaje que daba entender que ya se ha coordinado la entrada en la nación regida por el chavismo del primer lote de medicamentos y alimentos. Aunque las Fuerzas Armadas prosigan el bloqueo fronterizo.

El caso es que, el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela ha emitido una declaración final que "reconoce la crisis humanitaria que se continúa profundizando día, afectando a millones de venezolanos". Y ese grupo, conformado por doce países europeos y latinoamericanos, ha especificado "su compromiso de desplegar más asistencia en áreas de necesidad y coordinar su entrega en conjunto con el representante de Acnur (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados), Eduardo Stein".

El problema, en palabras de Mogherini, es que la tensión disparada tras la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente venezolano -el pasado 23 de enero- ha complicado todo, porque se ha politizado la entrada de esa asistencia exterior tanto dentro como fuere del país petrolero. La crisis política que tiene a la población polarizada ha terminado por contaminar a los agentes exógenos que están empujando para que la ayuda acceda al país, mientras la oposición reclama elecciones y Maduro se aferra a la defensa de su soberanía, aunque cueste vidas. La llamada a la responsabilidad de todos efectuada por la UE constó en acta.

Y este viernes se han manifestado también otros organismos imnportantes al respecto. Las agencias de Naciones Unidas en Venezuela han afeado la politización del asunto y han criticado que no se ha recibido toda la financiación precisa para aumentar la ayuda humanitaria para los venezolanos más necesitados. El plan acordado "requiere 109,5 millones de dólares, pero hasta el momento sólo hemos recibido 49,1 millones", explicó el portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Jens Laerke.

Ese mismo portavoz analizó el presente y quiso hacer hincapiñe en que esta ayuda se lleva a cabo con independencia de la situación política del país, intentando ser neutral e imparcial y "basándose sólo en las necesidades". En esa rueda de prensa también tomaría la palabra el portavoz de la OMS Tarik Safarevic, quien apostilló que hay casos de sarampión entre los niños venezolanos, si bien se ha registrado un descenso tras el brote del que se tiene constancia -en julio de 2017-. Y aclaró que las muertes por difteria están aumentando.

El bloqueo de Maduro no afecta a varias instancias de la ONU, como el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización Mundial de la Salud (OMS), o la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que operan en Venezuela dentro de las actividades de la ONU que estaban previstas antes de que se detonara el movimiento activado por Juan Guaidó. Es por ello que sigue adelante una entrega de 100.000 tratamientos para niños y madres con malnutrición aguda, amén del acondicionamiento de seis refugios temporales en los estados del oeste fronterizos con Colombia, destinados a la protección de los migrantes.

Y también ha alzado a voz Cruz Roja. Lo ha hecho para afirmar que no es rol de la institución trabajar junto a militares en el reparto de ayuda humanitaria. Han expresado este extremo porque diversas fuentes, entre las que resuenan más las provenientes de los Ejecutivos de Duque y Trump, han deslizado que el organismo de asistencia sanitaria acabará ejerciendo de muleta de las Fuerzas Armadas en las labores de distribución de la asistencia exterior en Venezuela.

En una rueda de prensa ofrecida en Caracas, junto a las autoridades de la institución en Venezuela, el presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), Francesco Rocca, ha argumentado esto: "En la historia, nosotros vamos a cumplir 154 años de estar trabajando, nunca hemos trabajado con las Fuerzas Armadas, no es nuestro rol". El también director de la Cruz Roja italiana se encuentra en la capital venezolana "en un marco de acompañamiento y de apoyo a la sociedad", ha detallado.

Se encuentra allí, sobre todo, porque está a la espera de ser llamado a actuar ante el posible ingreso de insumos y medicinas que han sido acaparados por la disidencia venezolana y que ya se gestionan en la ciudad fronteriza de Cúcuta. El dirigente arguyó que todavía tiene por delante el desarrollo de reuniones con personas ligadas al programa de ayudas en las próximas horas, mas eludió dar más datos en torno a esas charlas para no poner "en riesgo" el rol de la FICR.

"Sé las mismas cosas que ustedes han leído en los periódicos, que hay importantes carencias en el país por la situación de los hospitales y los pacientes de enfermedades crónicas", aclaró, negando conocer el volumen o contenido de las ayudas. Y no quiso desvelar si este desconocimiento significa que la institución que representa dejará de participar en la actividad de entrega de ayuda humanitaria si median militares. Con todo, el martes la filial venezolana de la institución confirmó que actuaría en el proceso cuando conociera los detalles. "Siempre hemos estado dispuestos a prestar la ayuda que sea necesaria a los sectores más vulnerables", declaró el presidente de la Sociedad Venezolana de la Cruz Roja, Mario Villarroel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.