www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ARGENTINA

Macri reconoce que sus previsiones económicas fallaron y Cristina Fernández vuelve al juzgado

Macri reconoce que sus previsiones económicas fallaron y Cristina Fernández vuelve al juzgado
Ampliar
viernes 08 de febrero de 2019, 22:42h
El dirigente admite sus dudas con respecto a la dureza de la batalla contra la inflación.

Mauricio Macri ha manifestado este jueves, a un día de cumplir años, que luchar contra la inflación "ha costado más de lo que imaginó". El presidente de Argentina reconoció que falló a la hora de calcular la dimensión del problema y de implementar la estrategia patra abortarlo, al igual que le ocurrió con el ajuste del presupuesto. Lo hizo en una entrevista concedida a la Radio de la Costa, de la localidad de Santa Teresita, en la provincia de Buenos Aires, prosiguiendo con su metodología de evitar los grandes medios.

El mandatario arguyó que la inflación es un problema que el país "arrastra desde hace décadas", mas defendió que "estamos en el camino de intentar terminar con la inflación, nos ha costado más de lo que imaginé, en eso tal vez fui demasiado optimista". Los datos esputan que Argentina, en 2018, registró una inflación del 47,6 %, la más alta en 27 años. "La inflación se combate no gastando más de lo que uno tiene. Y la verdad es que eso nos ha costado mucho, porque lo arrastramos no solo del Gobierno anterior, que llevó todo a un nivel muchísimo peor, pero ya venía de muchos años, vivir teniendo un Estado que gasta más de lo que tiene", respondió Macri.

La herencia del Ejecutivo kirchnerista es un comodín que ha usado de forma reiterada el Gobierno actual, si bien han pasado ya tres años desde que tomaron las riendas de la nación. En todo caso, el cabeza visible de la formación Cambiemos explicó que más del 90 % de los países tiene una inflación menor de un dígito y subrayó que no eran Suecia o Dinamarca sino "vecinos" como Uruguay, Paraguay, Chile o Perú, por lo que "no hay excusa para no lograrlo"

"Por primera vez en años hoy tenemos equilibrio en el presupuesto que aprobamos, esto hay que cumplirlo y hay que seguir ordenando los presupuestos", añadió en un diagnóstico que prosiguió anunciando que el objetivo primordial de su mandato es frenar la inflación porque es un parámetro que está "ligado" con el desarrollo, generar empleo y terminar con la pobreza. "Y en un país con alta inflación es imposible que esas cosas se logren. Pero soy muy optimista con nuestro futuro si somos constantes, si persistimos".

Quiso plantarse ante los opositores confirmando que frente a "los escépticos que dicen que no se puede, que este no es el rumbo", todos los líderes mundiales que acudieron al G20 le felicitaron "por los cambios" implementados desde que llegó al poder. Este hecho, en su lectura, entrega toda la legitimidad a una forma de gobernar que cuenta con sistemáticas protestas callejeras y que ha visto depauperarse cada ratio de la economía familiar. Aunque Macri considere que el apoyo internacional "demuestra que lo que han hecho está en el camino correcto".

Prosiguió su análisis enunciando la necesidad de "acabar con la fantasía del 'que lo pague el Estado', como si el Estado fuese propiedad de algún marciano", porque "el Estado son todos los argentinos". "No es gratis, siempre lo pagamos, con nuestros impuestos y si los impuestos no alcanzan, con inflación, y si no con deuda", arguyó un mandatario que rubricó que el Gobierno tiene en marcha "el plan de infraestructuras más importante de su historia, a pesar de todas las restricciones presupuestarias". "Manejamos una agenda de obras enorme", apostilló.

Asimismo, el ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, ha venido a decir en los últimos días que la inflación en el país austral será en 2019 "sustantivamente más baja que en el año 2018", debido a que han cultivado las "condiciones básicas" para ello. Esas previsiones, afirmó, están condicionadas a que sufran "shocks externos de magnitud". "A partir de ahora, el camino que hemos recorrido nos permite sí pensar de manera realista en que la inflación va a poder bajar año tras año, de manera persistente", declaró en una charla con el oficialista diario La Nación.

Todo ello en una semana en la que se ha confirmado que la expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015) deberá comparecer, por tercera vez, en la causa por la que está imputada. La ex dirigente está acusada de ser la "jefa" de una asociación ilícita ideada con el objeto de recibir sobornos de empresarios. Junto a Cristina están encausados alrededor de 90 personas, entre exfuncionarios y empresarios. Todos ellos han sido citados a declarar por el juez Claudio Bonadio, quien entiende que gracias a las declaraciones de varios colaboradores imputados posee "nuevos elementos" para volver a llamar a Fernández de Kirchner en la conocida causa de los "cuadernos de la corrupción".

La defensa de Cristina ha avanzado que consideran que su clienta "probablemente ratificará" lo que ya dijo en las anteriores ocasiones, y repitieron sus críticas a un juez que sólo recurre a una nueva testificación para que "se genere difamación", con el fin de evitar que se pueda presentar a las elecciones presidenciales de octubre de este año. Esa es la teoría que manejan desde el bloque peronista que aspira a derrotar a Macri. Fernández ya calificó en agosto que es un "disparate" que la acusen de haber recibido sobornos millonarios durante los Gobiernos kirchneristas -desde 2003- y tuvo que regresar al juzgado en septiembre. Entonces, la expresidenta se quejó por entender que es víctima de una "maniobra persecutoria".

Sea como fuere, el escándalo estalló en el pasado agosto, cuando el juez Bonadio ordenó los arrestos y comparecencias de decenas de empresarios de la obra pública y exfuncionarios. Todo a raíz de los cuadernos que un chófer del Ministerio de Planificación escribió durante una década. En las páginas de esos libretos se datallaría, presuntamente, cómo trasladaba en su coche bolsas repletas de dólares para repartirlas a miembros de los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y de Fernández. Los letrados de Cristina no ahorran en calificativos y han llamado a Bonadío "brazo armado del Gobierno" de Mauricio Macri en esta causa.

Por último, la polémica ha azotado al mandato de Macri después de que la Justicia argentina decidiera este martes apartar al juez federal Sebastián Casanello de la investigación por presunta financiación ilegal del partido del presidente, la coalición Cambiemos. Las pesauisas estaban escudriñando las campañas electorales de 2015 y 2017, pero la Cámara Federal decidió que toda la instrucción se enviada a los tribunales electorales de la provincia de Buenos Aires, donde se habría desarrollado el presunto fraude en la financiación.

Esta carpeta judicial tomó peso en octubre de 2018, cuando la Cámara Federal ordenó que la causa debía pasar a la justicia electoral de Buenos Aires, pero el juez Casanello la dividió en dos partes. Así, el magistrado trató de dejar la investigación de la denuncia principal pero se mantendría a cargo de los nuevos indicios surgidos. La Cámara Federal anuló tal argucia este lunes y la polvareda se ha levantado porque el juez Casanello ha retenido hasta ahora parte del expediente porque hay acusaciones relativas a la falsificación de documentos públicos o el lavado de dinero.

Las pesquisas de este caso arrancaron en julio del año pasado, cuando una investigación periodística sacó a la luz la existencia en las listas de donantes para las campañas de cientos de personas en la pobreza o que reciben planes de asistencia social. En aquella publicación, muchos de éstos reconocieron no haber aportado dinero en la campaña de finales de 2015, en la que resultaron elegidos Mauricio Macri para la presidencia y María Eugenia Vidal como gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Las campañas de los comicios legislativos de 2017 también están siendo investigadas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.