www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Crece la preocupación por el planeta

lunes 11 de marzo de 2019, 20:16h

Este año ya tenemos a China como el primer país globalmente contaminante , seguido por Estados Unidos, por esta razon es importante seguir de cerca como avanzan las negociaciones anuales que organiza Naciones Unidas, a partir del Protocolo de Kioto, para considerar los medios propuestos para controlar y reducir las emisiones. Señalemos que el nuevo posicionamiento del Presidente Trump ha sido negativo para la humanidad. El Presidente Obama durante sus dos mandatos había jugado un rol positivo en la arena climática internacional; participando activamente junto con los lideres chinos y europeos para encauzar positivamente las negociaciones.

Al mismo tiempo Obama impulso innumerables iniciativas regulatorias para lograr energías “limpias”, por ejemplo la reducción de centrales térmicas que quemaban carbón contaminante. Lamentablemente cuando el Partido Republicano triunfa en las elecciones del año 2016 y es electo el Presidente Trump, Estados Unidos, segundo contaminador mundial deja de ser parte de la solución para convertirse en una parte activa del retroceso ambiental, por ejemplo abandonando los compromisos de reducción de emisiones asumidos en el Acuerdo de Paris. Este retroceso fue acentuado aun mas por el diseño de nuevas regulaciones que contribuyeron a debilitar la expansión de las energías limpias y la conservación energética.

Sin embargo, debemos resaltar un reciente hecho que permite abrigar esperanzas de un radical cambio de escenario energetico en Estados Unidos y, eventualmente en el mundo, si es que un hombre como Trump con un enfoque tan negativo, es reemplazado en las proximas elecciones presidenciales por alguien mas responsable por el cuidado de la Tierra. Este nuevo hecho se refiere a la declaración de los “economistas sobre los dividendos del carbono”. Esta declaración fue firmada por nada menos que 3333 economistas norteamericanos, incluyendo a cuatro ex presidentes de la Reserva Federal, nada menos que 27 ganadores de Premios Nobel, y dos exSecretarios del Tesoro.

Esta reciente propuesta presentada en Estados Unidos se centra en la implantación de un impuesto al CO2 que aumenta gradualmente, comenzando por los 40 dolares por tonelada. Para evitar un aumento de la presión fiscal tributaria, se propone tambien un dividendo periódico que se devuelve igualitariamente a todos los habitantes, con liquidaciones trimestrales. La propuesta apunta a universalizar este tributo ambiental, que simplemente reconoce el costo de esta importante externalidad negativa, aun no plenamente incorporada al sistema de precios de las economias de mercado.

La otra buena noticia es la reciente decisión del Gobierno de Noruega que su fondo soberano, el mayor del mundo, venderá sus participaciones en empresas de exploración de petróleo y gas.

El gran problema es que el mundo debería acelerar mas el abandono de los combustibles fosiles, ya que el tiempo ya perdido al no cambiar de rumbo energetico es irrecuperable, porque no estamos únicamente en presencia de alto y creciente flujo de emisiones anuales de CO2, que bien podrá ser corregido en el futuro, sino de un alto stock de gases contaminantes que no se disipan, y permanecerán rodeando nuestra única Casa Común. Por esta razón nos alerto Francisco, cuando expreso, que “el clima es un bien común, de todos y para todos”.

Alieto Guadagni

Economista

ALIETO GUADAGNI es economista graduado en la Universidad Nacional de Buenos Aires, con estudios de postgrado en la Universidad de Chile y Doctorado en la Universidad de California (Berkeley)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios