www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Marcos Reguera: El triunfo de Trump

domingo 31 de marzo de 2019, 16:51h
Marcos Reguera: El triunfo de Trump

Postmetrópolis. Madrid, 2018. 168 páginas. 12 €.

Por Alfredo Crespo Alcázar

Marcos Reguera nos presenta en El triunfo de Trump. Claves sobre la nueva extrema derecha norteamericana una obra en la que analiza “el fenómeno Donald Trump,” insertándolo dentro de un escenario más amplio, como es la historia reciente de Estados Unidos. Se trata de una metodología adecuada porque le permite examinar su objeto de estudio como parte integrante de un marco y de unos actores con los que interactúa manteniendo relaciones de conflicto (por ejemplo con los rivales políticos, con la prensa…) y de cooperación (en particular, evidentemente, con los círculos de la extrema derecha que jalearon su figura).

El autor lleva a cabo una notable labor de contextualización. En este sentido, nos recuerda determinadas constantes que caracterizaron la nominación republicana de Trump y su posterior victoria sobre Hillary Clinton, como la insistencia por parte de la prensa en la derrota del primero. Ahí introduce una serie de análisis fundamentales que explican el giro final. En primer lugar, la auto-complacencia mostrada por la exprimera dama, lo que le llevó a menospreciar primero a Bernie Sanders (en la pugna por la candidatura demócrata) y posteriormente a Trump. En segundo lugar, y en íntima relación con la idea anterior, Marcos Reguera subraya que la carrera presidencial de Hillary Clinton se caracterizó por estar siempre a la defensiva y por adaptar su mensaje a las críticas que recibía de sus oponentes. Asimismo, tampoco debe olvidarse que “durante décadas Trump se dedicó a aparecer en los medios y en situaciones que conectaban con la cultura popular estadounidense, mientras que Clinton se movió por los círculos más elitistas de la nación” (p. 55).

El conocimiento de la historia reciente de Estados Unidos permea toda la obra. Al respecto, el autor ofrece algunas puntualizaciones de obligatorio seguimiento para aquellos interesados en cuestiones de geopolítica y relaciones internacionales. Así, radiografía la evolución durante el siglo XX de la política exterior norteamericana, discutiendo su modus operandi en escenarios geográficos como América Latina y Europa Occidental. Igualmente, de una manera más particular, se detiene en el carácter excepcional de los “neocons” en la política de Estados Unidos. De hecho, su protagonismo durante los sucesivos gobiernos de George W. Bush contrasta con la marginalidad de su presencia anterior, entre otras razones por el excesivo énfasis que concedían a los asuntos internacionales en un país de marcadas credenciales aislacionistas, perceptibles incluso en la presidencia de Barack Obama.

De esta forma, una de las razones que explican la emergencia de Trump en contra de la opinión e incluso de la propia trayectoria del Partido Republicano radica en el vacío ideológico que dejó el abandono “neocon” a partir de 2008. Al respecto, el autor enumera diferentes movimientos que emergieron en la formación otrora liderada por referentes como Reagan o Eisenhower, tales como el Tea Party, cuyo éxito resultó más bien limitado y casi siempre vinculado más a una personalidad descollante (por ejemplo, Sarah Palin) que a un programa susceptible de captar la atención mayoritaria del electorado.

Con todo ello, la aparición y consolidación de Trump no se debió al soporte recibido por parte de la maquinaria republicana. Por el contrario, su éxito deriva en gran medida del apoyo que le brindaron numerosos movimientos que el autor ubica en la extrema derecha, entre los cuales sobresalió Alt Right y en particular la figura de Steve Bannon, al proporcionarle una base de seguidores de la que carecía. No obstante, Marcos Reguera introduce una matización de calado: Trump y la Alt Right no son lo mismo, si bien muestran grados de complementariedad indiscutibles en cuestiones como la inmigración, el islam…

Finalmente, la obra deja abiertos varios interrogantes con lo que logra que el lector mantenga intacto su interés por las decisiones que adopte durante los próximos años el actual inquilino de la Casa Blanca: “Napoleón con sus conquistas exportó el modelo de la revolución francesa por toda Europa. Donald J. Trump es ahora presidente de la primera potencia mundial en decadencia: ¿exportará con su victoria también una nueva revolución conservadora?” (p. 43). De una manera más particular, introduce hipótesis de relevancia que van desde la posible acentuación de las relaciones de Estados Unidos con el Reino Unido post-Brexit o la actitud escasamente fiscalizadora hacia la conducta de la Rusia de Putin.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios