www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

Fed Cup. Muguruza y Suárez regresan a la selección española para conseguir el ascenso

EL IMPARCIAL
miércoles 10 de abril de 2019, 23:29h
Las tenistas se han comprometido con la lucha por el objetivo ante Bélgica.

Ya es oficial. La selección española volverá a difrutar del tenis de Garbiñe Muguruza y Carla Suárez para afrontar la cita correspondiente a la eliminatoria de ascenso al Grupo Mundial de la Copa Federación. Ambas tenisas, referencias únicas en la élite del circuito femenino internacional, han decidido mostrar su compromiso por la causa y competirán para España en el crucial cruce ante Bélgica que tendrá lugar entre los días 20 y 21 de abril.

La hispano-venezolana llegará tras haber conquistado el título del torneo de Monterrey -de revalidarlo, para ser más exactos-. Parecería que Garbiñe ha recuperado cierta consistencia en este inicio de 2019, tras las malas sensaciones dejadas por la temporada precedente. Por ello, desde su puesto 19º en la WTA está hambrienta de partidos sobre los que mostrar su mejoría mentla y física en unos meses que contempla como el respingo de su trayectoria deportiva.

Con 25 años y dos Grand Slams en el palmarés, tiene toda la ambición acumulada y la prestará al servicio de la selección nacional. Del mismo modo que Carla Suárez, si bien la canaria arriba en la posición 27 y a sus 30 años sigue batallando por alcanzar la gloria en este deporte. Sea como fuere, las dos se han apuntado a la llamada de la capitana Anabel Medina y habrá de exprimirse para derrotar al combinado belga y encauzar la senda del seleccionado hacia el regreso a la élite.

Ambas ya coincidieron con la elástica nacional en el duelo de 2018 en el que España jugó contra Paraguay en Murcia. Un cruce que aseguró la permanencia de España en la segunda categoría de la Copa Federación. Ahora el escenario es bien distinto y llegan al rescate para reflotar el nivel competitivo de una selección que tiene ganas de equipararse a los colosos de tenis planetario, pues la número uno y la número dos de esta eliminatoria venidera ya están instaladas desde hace tiempo en ese estatus.

Anabel Medina ha confirmado la presencia de estas dos jugadoras en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por la presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), María José Rienda, y el presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Miguel Díaz. En la lista también están presentes nombres como Aliona Bolsova, Georgina García y María José Martínez. Las tres compitieron en la victoria ante Japón, en territorio asiático, del pasado febrero.

"Es una eliminatoria difícil porque el factor campo es importante (se jugará en superficie rápida y en pista cubierta), pero esto no quiere decir que España no esté capacitada para ganar en este tipo de superficie porque tenemos jugadoras muy experimentadas tanto en el individual como en los dobles", analizó Medina, quien evidenció su satisfacción para haber reclutado a Muguruza y Suárez. "España llevará a Bélgica un equipo potente y con posibilidades muy altas de ganar la eliminatoria", proclamó.

Bélgica, por su parte, ha comunicado que no podrá contar con su jugadora número uno y referencial. Elise Mertens, de 23 años y decimoséptima en el ránking de la WTA, ha renunciado a esta cita que se desarrollará en el Sportcampus Lange Munte de Cortrique, en terreno belga. Al parecer, la tenista prometedora ha afirmado que en este punto del calendario quiere dar prioridad a su senda individual, ya que arriba la temporada de tierra.

Así lo ha remitido a la Federación Belga de Tenis. Esta circunstancia juega muy a favor de la delegación española, que en consecuencia se examinará ante Alison Van Uytvanck (52), Kirsten Flipkens (55), Ysaline Bonaventure (122) y Yanina Wickmayer (126). El capitán local, Johan Van Herck, ha declinado seleccionar a una quinta componente del combinado nacional ante la tesitura, por lo que un infortunio o un imprevisto colocaría su supervivencia en entredicho.

Este es el planteamiento previo a un enfrentamiento que se ha dado ya ocho veces, resultando el balance global con victoria española por 4-3. Solamente se tiene registrado un duelo en Bélgica, con resultado de paliza local por 5-0 en Sprimont, en 1997. Pero los precedentes más directos son contrapuestos a ese dato. España llega tras derrotas a Japón con dificultades, mientras que las centroeuropeas perdieron con claridad en casa ante Francia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios