www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ATLETISMO

Estalla la guerra entre leyenda Haile Gebrselassie y Sir Mo Farah

viernes 26 de abril de 2019, 00:30h
El atleta icónico acusa al británico de haber agredido a un hombre y una mujer.

El atletismo yace en estos días sorprendido porque dos de sus máximos exponentes están desarrollando un enfrentamiento de carácter público. Todo arrancó el pasado 23 de marzo, día en el que Mo Farah estaba en el hotel que Haile Gebrselassie posee en Addis Abeba, capital de Etiopía. El encumbrado corredor británico arribó a tal lugar con motivo de la concentración para entrenar que tenía pensado realizar en dicho país africano. Y decidió hospedarse en el edificio propiedad de la leyenda etíope.

Pero horas después de haber efectuado un entreno, Farah realizó la siguiente declaración: denunció que le había robado dos teléfonos, un reloj de la marca Tag Heuer que le había regalado en su cumpleaños -que celebró en ese hotel- y en torno a 2.000 euros. "El robo ocurrió el día de mi cumpleaños. Ese día salí a correr con mis compañeros a las 5.30 y di mi llave a recepción para que pudieran limpiar. Cuando regresé a las 16:30 noté que mi maleta estaba abierta", avanzó el condecorado con la distinción de Sir en el Reino Unido.

"Pensé 'mierda, me dejé la maleta abierta', pero luego vi que estaba cerrada y que me la habían roto. Alguien cogió la llave de recepción, abrió, cogió mi dinero, dos teléfonos y el reloj que me regaló mi esposa. Tiene un gran valor sentimental y eso no se puede reemplazar", relató. "Estoy muy decepcionado con Haile", prosiguió en la exposición pública. Y es que Gebrselassie había respondido a esa denuncia manifestando que Farah había tratado de extorsionarle y de dañar la imagen de su hotel.

El británico incidió de este modo: "Para ser honestos, Haile es el dueño del hotel y, cuando estás tres meses en ese hotel, es muy decepcionante saber que alguien que es dueño de ese hotel no haga nada al respecto". El atleta etíope por excelencia, enfadado, se dirigió directamente a la BBC. Lo hizo enviando un comunicado oficial en el que expuso su versión del incidente. Una lectura que dista mucho de la ofrecida por Farah, con quien mantenía una relación de amistad consolidada en el tiempo.

En el escrito, Gebrselassie reiteró el intento de "chantaje" del que fue víctima, a manos, presuntamente, de Farah. Arguye el maravilloso corredor que el británico decidió eludir el protocolo del hotel en cuanto al dinero. Narró Haile que en su negocio se pregunta a los clientes si portan más de 350 dólares en efectivo. Si es así, se les ofrece un lugar en la caja fuerte o que lo custodie el personal del hotel. Mo habría decidido denegar las facilidades mencionadas y hacerse cargo del monto que llevaba por sus propios medios.

En la exposición escrita se apunta que el robo explicitado por su amigo fue denunciado y de esa investigación a cinco empleados no se resolvió más que la liberación sin cargos de todos ellos. Asimismo, esgrime el etíope que se le realizó un 50% de descuento a Farah por el desaguisado. Además, desnuda que el británico habría dejado sin pagar una factura de casi 2.500 euros y que habría golpeado a un deportista en el gimnasio del resort Yaya Village. Incluso, llegó a publicar que Mo fue absuelto del cargo criminal por esa agresión debido a su intervención como mediador en el conflicto.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Haile GebrSelassie (@officialhailegebrselassie) el

Ante este contraataque, el entrenador de Farah salió al paso. "Farah seguirá pidiendo al hotel y su dueño la responsabilidad de ese robo. La Policía confirmó el incidente y el hotel admitió su responsabilidad y dijo que se pondría en contacto con el abogado de Mo. El hotel incluso se ofreció a pagarle a Mo la cuantía de lo robado aunque abandonó rápidamente el hotel por razones de seguridad", esgrime la versión de la parte cercana al británico. Al parecer, había solicitado una caja fuerte nueva, ya que la que le habían proporcionado estaba rota.

Por último, Gebrselassie concedió una charla con el diario The Guardian, lamentando que Farah le acusara de no hacer nada después de haber sufrido un supuesto robo en el hotel del que es dueño. "Estoy muy, muy triste. Me encantaba este chico, pero ha tratado de destruir mi nombre". Este rotativo se ha hecho eco de "conducta vergonzosa" que el británico habría tenido en el recinto, como aseguró Haile. Según la reconstrucción de este diario, Farah habría agredido a un matrimonio que le estaba imitando mientras entrenaba en el gimnasio. Este es el inesperado capítulo que ha enfrentado a Gebrselassie -doble campeón olímpico (en 1996 y 2000) y múltiple oro en Mundiales (en 1993, 1995, 1997, 1999 y 2003)- contra Farah -cuatro veces oro olímpico (en 2012 y 2016), poseedor de seis títulos mundiales (en 2011, 2013, 2015 y 2017) y cinco europeos (en 2010, 2012 y 2014)-.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.