www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ELECCIONES

Sánchez quiere, y puede, gobernar en solitario

Sánchez quiere, y puede, gobernar en solitario
Ampliar
(Foto: EFE/Quique García)
EL IMPARCIAL
lunes 29 de abril de 2019, 20:52h
Rechaza incorporar a Iglesias al Ejecutivo, pero cuenta con el obligado apoyo de Podemos.

Pedro Sánchez no solo ha derrotado hasta la humillación al PP y, de paso, ha dejado fuera de juego a las tres derechas. También le ha dado un revolcón a Pablo Iglesias, que intenta superar el varapalo recibido colándose en el Gobierno.

Con esta suficiencia, con sus 81 escaños más que Podemos, que se ha quedado en 42 al perder 29, el presidente quiere poner contra las cuerdas al líder del partido morado. Quiere gobernar en solitario con el apoyo puntual de unos y otros, incluso de Ciudadanos.

Así, la vicepresidenta Carmen Calvo ha dejado claro que intentarán gobernar con 123 diputados y que espera estos resultados den estabilidad; “Hay respaldo más que suficiente para ser el timón de este barco”. Sobre el ofrecimiento de Pablo Iglesias para formar un Gobierno de coalición, Calvo ha destacado que les refuerzan como gobierno progresista y pueden seguir avanzando en esa fórmula, pero nada más: “Todos vamos haciendo camino y aprendiendo”.

En la misma línea, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, también ha descartado el apoyo de ERC y ha recordado que la ambición de Sánchez ha sido siempre gobernar en minoría, que lo hizo con 84 diputados y lo hará con 123: “Siempre hemos aspirado, lo hemos dicho en campaña, que queríamos un proyecto autónomo y nos gustaría que así fuera, pero entendemos que hay que buscar acuerdos”.

En una intervención posterior en Ferraz, ha confirmado que en el partido "no se están planteando la posibilidad" pactar con Cs. Aunque ha dicho que sería "patético" hacerlo, ha dejado caer que "todo está abierto" en materia de apoyos. Ha insistido en que el PSOE tiene "muy claro lo que piensa" su militancia y no van a decepcionarlos.

Aspiraciones de Iglesias

Es lógico el empeño de Pablo Iglesias en incorporarse al Ejecutivo. Pues sabe que así tendrá protagonismo y, sobre todo, poder. Pero los pésimos resultados electorales le impiden sacar pecho y retar al PSOE. Su electorado, además, no entendería que vetara el Gobierno de Sánchez y diera alas al centro derecha.

Unidas Podemos ha pasado de tercera a cuarta fuerza política al perder 29 diputados. Aun así, le pueden servir los 42 actuales para reforzar su menguado poder si finalmente concreta un pacto con el PSOE. Iglesias ha trasladado a Sánchez su voluntad de trabajar para formar una coalición de izquierdas: “Quedan por delante muchas reuniones para hacer un programa de Gobierno”.

El líder de Podemos entiende que “el mandato de los ciudadanos” con estos resultados es que en España haya “un gobierno de coalición de izquierdas que lleve a cabo políticas que lleguen a las mayorías sociales”.

Responsables de En Comú Podem y el partido ecologista Equo han instado ya al PSOE a formar un gobierno de coalición con Unidas Podemos para “cerrar la puerta” a un pacto con Ciudadanos y han pedido a los socialistas que “escuchen a sus bases” cuando decían “con Albert Rivera, no” y “Sí se puede”, eslogan tradicional de Podemos.

Sánchez decide

Pedro Sánchez tiene la sartén por el mango. Cuenta con el apoyo obligado de Podemos lo que le coloca a dos escaños de la mayoría absoluta. El PNV pondría encantado a sus seis diputados y los canarios, a sus dos representantes.

La presidenta del partido nacionalista vasco en Bizkaia, Itxaso Atutxa, ha recordado que el presidente del Gobierno sabe que el PNV es un partido “muy previsible” y está siempre abierto al diálogo. Aunque también ha dicho que “los partidos mayoritarios tienen que empezar a ver realidades como la catalana y la vasca”.

Sánchez es consciente de que, salvo PP, Cs y Vox, el Hemiciclo entero se volcaría en impedir una repetición de elecciones o una oportunidad para el centro derecha.

Según fuentes socialistas, Pedro Sánchez tiene previsto reunirse con los portavoces de todos los partidos, en especial con Pablo Iglesias. Pero no tiene prisa. No le interesa acordar alianzas ante la cercanía de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo. Quiere que su triunfo catapulte al PSOE en los próximos comicios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios