www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Y DIGO YO

Retiramos una fragata: volvemos a fallar

Javier Cámara
x
javiercamaraelimparciales/12/12/24
martes 14 de mayo de 2019, 20:04h

Estamos aburridos de tanta campaña electoral. ¿No les sorprende el poco interés que suscitan unas elecciones municipales, autonómicas y europeas? La sensación de hartazgo es notable. Por eso, cuestiones otrora secundarias como el control de horarios en las empresas o que una fragata española haya decidido retirarse de la escolta de un portaaviones de EEUU que toma posiciones en el Golfo Pérsico ante una escalada de tensión con Irán, están llamando la atención.

En el caso de esta segunda noticia, pecamos de reincidentes. Y es que llueve sobre mojado. España no es de fiar por segunda vez como país aliado cuando, requeridos sus servicios, huye. Recordarán que ya pasó con Zapatero. En esta ocasión, también en la zona del Golfo, España aporta una fragata para tareas de escolta. Pues bien, abandona. No vamos a decir que les dejamos ‘con el culo al aire’, pero sí dejamos claro que no somos de fiar.

¿Y tiene que ver con la preparación o cualquier otra consideración de nuestro Ejército? Obviamente, no. España puede presumir de tener tradición y cuerpos de élite. Otra cosa es que los que deciden políticamente estén en campaña electoral de forma permanente y pongan por delante sus intereses de partido en nombre de un pacifismo malentendido.

Se puede entender que desde el Gobierno se esté en contra de la política de un presidente como Donald Trump y también es comprensible que, por esa misma razón, te quieras apartar de sus operaciones internacionales, pero no te comprometas si a la hora de la verdad vas a abandonar. Tampoco tendremos derecho a pedir a la Comunidad Internacional, y de forma directa a EEUU, que actúe ante amenazas como las de Estado Islámico y que manden sus aviones a bombardear los ejércitos de los que ponen monos naranja a sus presos condenados a muerte.

La ministra de Defensa se ha apresurado a destacar que España es un “socio serio y fiable”. Margarita Robles ha añadido que la decisión es técnica y no política y que las Fuerzas Armadas solo están vinculadas por los acuerdos de la UE y la OTAN y que, por ello, se desmarcaba de decisiones unilaterales de Estados Unidos. Muy clara ha sido otra ministra, la de Educación y al tiempo portavoz del Ejecutivo español, Isabel Celaá, que ha justificado la retirada por la “cautela y prudencia” del Gobierno ante la “imprevisibilidad” del presidente Trump.

¡Y otro más! También ha salido a opinar el ministro de Exteriores, que ha pedido que “no nos lo tomemos a la tremenda”. Más exactamente, Josep Borrell ha dicho: “Está claro que es una situación complicada la que vivimos en esas zonas del mundo, pero tampoco hay que tomárselo a la tremenda”. Si estamos de acuerdo en que la situación es complicada, más razón para no abandonar.

La Armada explicó en su momento que “la fragata Méndez Núñez llevará a cabo operaciones navales en diversas partes del globo para contribuir a la paz y seguridad mundiales, así como para proteger los valores de la libertad y la democracia de la sociedad en que vivimos”.

Se queja la ministra Valerio de que las empresas españolas no se están tomando en serio el control horario. ¿Por qué será? ¿Podemos tomarnos en serio un Gobierno que, tanto con un tema como en el otro, actúa a golpe de sondeos y ocurrencias? Mis pensamientos y mi tristeza, con los soldados y la vergüenza y el ridículo que deben estar pasando.

No quiero pensar que las buenas relaciones del “socio” de Gobierno Pablo Iglesias con Irán tengan algo que ver con la decisión de retirar la fragata. Aquí somos todos pacifistas hasta que tenemos que venderle los barcos de guerra a Arabia Saudí.

Javier Cámara

Periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(1)

+
1 comentarios