www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AUTOMOVILISMO

Fórmula Uno. La polémica no puede más que el error de Vettel para Ferrari

martes 11 de junio de 2019, 20:21h
Los comisarios no tuvieron que ver en el fallo del germano ante la presión de Hamilton.

Ferrari había anunciado una evolución a su monoplaza abismal de cara al Gran Premio de Canadá, que se celebró el pasado fin de semana. Y las cosas funcionaban a la perfección, con Sebastian Vettel liderando y Charles Leclerc en el podio. La escudería italiana, al fin, puso a sus pilotos una potencia equiparable a la de Mercedes, con lo que todo quedó en manos de 'Seb' y del joven monegasco. Y ambos corresponieron durante todo el fin de semana, hasta que sobrevino el abrasivo punto del inflexión de la carrera.

Vettel había partido desde la primera plaza de la salida -firmó el sábado su quincuagésima sexta 'pole', por delante de Hamilton- y lideró la prueba hasta que en la cuadragésima octava de las 70 vueltas que se dieron al circuito Gilles Villeneuve se dejó llevar por sus inseguridades, ante la presión del británico. El alemán se pasó de frenada en la salida de la tercera curva y volvió a la pista de manera antirreglamentaria y obstaculizando a su rival. Sería sancionado con cinco segundos. Su fallo tiró por la borda la primera victoria de Maranello en 2019.

Cuando sus ingenieros le trasladaron que iba a ser penalizado con cinco segundos, el germano comenzó a justificar su maniobra ante sus compañeros, sabedor de la que le venía encima después de varios años de errores clave. "No tenía a donde ir, de verdad. No tenía a donde ir. Ya sabéis que cuando pasas por el césped y luego vuelves tienes un agarre increíble", arguyó, irónico. "¿A dónde coño tengo que ir? ¡Que tenía césped en mis ruedas!", proclamó, desesperado.Ya estaba aprehendiendo las consecuencias de su pasada de frenada.

"¡Es su culpa si decide ir por ahí (por fuera, donde quedó arinconado). Si hubiese ido por dentro me habría adelantado!", se justificó, atacando al Hamilton. Y la conversación por radio, mientras quemaba vueltas, se cerraría con el muro de su equipo axigiéndole que se concentrara para tratar de rendir al máximo en lo que le quedaba por recorrer. No funcionaría. El más que falible pentacampeón del Mundial de Fórmula Uno zanjó la cuestión de este modo: "Estoy concentrado, ¡pero nos están robando!".

En sala de prensa, toda vez que hizo el numerito de los carteles de posiciones en el parque cerrado, desplegó su visión de lo ocurrido. "El mundo está al revés. No es justo. Tuve la suerte de no estrellarme contra el muro", atacó. "Ojalá pilotara en otra época, en la que los pilotos a los que he podido conocer son héroes para mí. Ahora parecemos abogados justificando si hemos ganado ventaja o si tuvimos que levantar el pie. Esto son carreras, es sentido común. Esto le quita emoción para la gente, no es el deporte del que me enamoré", matizó, molesto.

Lo cierto es que aunque la sensación entre todas las escudería es que la sanción fue muy polémica y más bien injusta, eso no quita relevancia a que Vettel volvió a ponerse en una situación riesgosa cuando tenía todo bajo control. La presión no le sienta bien. Este hecho es una tendencia no accidental, visto lo visto desde que llegó a Italia. Está bajo sospecha en Ferrari y lo sabe. El propio Hamilton cree que la penalización es discutible, pero no cree debatible que el germano sufre cuando tiene un piloto en su rebufo.

Ver esta publicación en Instagram

A controversial race. Bravi Ragazzi, you did an amazing job 👏🏼❤️#Seb5 #Charles16 #SF90 #essereFerrari 🔴 #CanadianGP 🇨🇦

Una publicación compartida de Scuderia Ferrari (@scuderiaferrari) el

En declaraciones a Motorsport.com, expuso que la sanción "es muy ajustada". "Si yo hubiera estado en cabeza, hubiera cometido un error y me saliera, probablemente hubiera hecho lo mismo que él. Sucedió muy rápido y sólo tratas de mantener la posición. Cuando digo que haría lo mismo, también habría intentado ponerle bajo presión. Mi opinión no ha cambiado. Con respecto a las reglas, si hubiera seguido nos habríamos chocado. De una manera u otra, no iba a acabar bien. Hubo peligro y si yo no hubiera frenado, nos habríamos chocado. Me bloqueó. Desafortunadamente se salió de la pista y así es como están redactadas las normas", sentenció.

"Desde el punto de vista del piloto es diferente a cuando lo estás viendo como espectador. Como piloto, cuando algo sale mal, piensas 'mierda', e intentas apretar para no perder la posición. Es un instinto natural que tenemos", finalizó. Mucho más ponderado que su ex compañero en Mercedes Nico Rosberg. El compatriota de Vettel fue claro en su diagnóstico como analista reputado: "Es innecesario y no es nada bueno. Cometió un error. Vettel siempre piensa que él tiene razón y quiere echarle la culpa a otro. La regla establece que tras una salida de pista hay que regresar de forma segura, así que la penalización es totalmente justa". "Cuando hay presión y se trata de un duelo entre Lewis y Vettel, Vettel comete estos errores", esgrimió en sus redes sociales, hiriendo más la reputación que se ha ganado 'Seb' después de la extinción del monopolio de Red Bull.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.