www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PACTOS

El PP de Almeida se sienta con Vox pero no aclara si negocia concejalías

El PP de Almeida se sienta con Vox pero no aclara si negocia concejalías
Ampliar
martes 18 de junio de 2019, 21:40h
Nueva sesión de conversaciones en pos de la alcaldía del exitoso candidato popular.

José Luis Martínez-Almeida se ha vuelto a reunir este martes con el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith. Lo ha hecho, en el Palacio de Cibeles, con el fin, según se ha sabido, de sentar "las bases" de una negociación sobre el acuerdo que firmaron el pasado viernes para su investidura. Eso sí, no ha querido explicar el alcalde de Madrid si en esa conversación se están tratando las peticiones de la formación de ultraderecha, que pasaría, en concreto, por obtener tres concejalías.

Durante tres horas y media han compartido mesa de trabajo Martínez-Almeida, Ortega Smith, Javier Maroto -el secretario de Organización del PP- e Iván Espinosa de los Monteros -portavoz del partido liderado por Santiago Abascal en el Congreso-. Así las cosas, ambas formaciones han apuntalado algunos de los puntos iniciales que desembocarán en lo acordado. El texto, al parecer, contenía que en 20 días se integrarían a miembros de Vox en "concejalías de gobierno y puestos de responsabilidad directiva de entes municipales".

El problema es que este lunes desde el bloque ultraderechista se canceló las negociaciones con el Partido Popular con respecto a la Comunidad de Madrid, una maniobra de presión que buscaba arrinconar a Almeida. El dirigente del PP había publicado la lista del Ejecutivo regional, en la que sólo figuraban representantes de su equipo y de Ciudadanos. Vox reaccionaría con contundencia y ha repetido varias veces que podrían estirar las charlas en torno a la comunidad madrileña hasta después del verano.

En ese ambiente algo viciado el nuevo alcalde capitalino ha tenido que navegar. Y ha salido de la renunión recalcando que tiene en mente cumplir el compromiso acordado con el partido de Abascal, mas se ha negado a especificar nada sobre el contenido de la charla, dejando en el aire el asunto de las concejalías. "Es absolutamente aventurado hacerlo en este momento", ha defendido el político que ha tomado el relevo de Manuela Carmena.

"Las negociaciones son negociaciones y deben mantenerse en un cierto margen de discreción. Por supuesto se hará público el acuerdo al que se llegue en su momento", ha repetido, tratando de congelar la polémica a la que le ha empujado Vox. Y ha vuelto a eludir pronunciarse sobre si se estaban negociando puestos de gobierno y otros cargos que pertenecen a la coalición con Ciudadanos, en favor de la delegación de Ortega Smith.

Según Almeida, esas tres horas y media de reunión se han limitado a "establecer las bases de esa negociación de acuerdo al documento que se firmó en el momento entre el PP y Vox, que se producirá en un marco sensato y con peticiones razonables por ambas partes". Es el último capítulo de un relato que vio al alcalde declarar, antes de entrar a la conversación, que rechazaba que Vox establezca "vetos preventivos" en la Comunidad de Madrid ante "posibles incumplimientos" en el acuerdo del Consistorio.

Al tiempo, Rocío Monasterio, candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, reconocía que "tenemos mucho tiempo para sentarnos a negociar, si hay socios fiables; tenemos todo el verano, hasta el 11 de septiembre; tenemos tiempo infinito". "Nuestros votantes, al final, lo que piden es que se les respete, y la política del señor (Ignacio) Aguado de tener que verse conmigo a escondidas, porque no puede publicar que nos reunimos, o la política de la señora (Isabel) Díaz Ayuso, que pretende que firmemos un programa para luego firmar exactamente el contrario con Ciudadanos no tiene ningún sentido", ha sentenciado.

Lo cierto es que el plazo expira el 11 de septiembre. Si no hay Gobierno en la comunidad madrileña para esa fecha, se celebrarán elecciones autonómicas. Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP a la Presidencia regional, ha manifestado, en su caso, su convicción de seguridad en que no peligra su investidura. Y ha insistido en que, pese a todo, sigue teniendo la "mano tendida" para lograr que se sienten en una misma mesa iudadanos y Vox. Aunque el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid de la formación naranja, Ignacio Aguado, ha exigido a Vox que abandone sus "órdagos" y tenga "altura de miras". "Estoy preocupado por las formaciones políticas que están permanentemente en una pataleta constante, lanzando órdagos y amenazas y bravuconadas", ha zanjado, en alusión a los ultraderechistas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+
0 comentarios