www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Sánchez se alía con etarras y golpistas

jueves 27 de junio de 2019, 08:21h
A Pedro Sánchez le está costando lograr el apoyo de Podemos para su investidura sine die, el apoyo de Ciudadanos se antoja cada día más imposible, pero ya cuenta con los 4 escaños de los proetarras de Bildu y los 15 de los golpistas de ERC. De momento, son sus aliados más cercanos, sus mayores entusiastas. Con la indignidad que le caracteriza, el presidente está a punto de poner Navarra en brazos de los nacionalistas y proetarras para que incorporen la Comunidad Foral al País Vasco y los leguleyos gubernamentales preparan con diligencia los indultos para los políticos catalanes encarcelados.

Y en este ambiente de empatía con los herederos de ETA, Pedro Sánchez, con la vergonzante sumisión de Rosa María Mateo, ha puesto al servicio del terrorista Arnaldo Otegui el “prime time” de TVE para que se explaye. Para que se niegue reiteradamente a condenar los crímenes de ETA. Para que se erija en el “hombre de paz” de Zapatero al arrogarse el protagonismo del fin de ETA. Y hasta para justificar los atentados de la banda terrorista al declarar que “ya no se necesita la violencia armada para conseguir los objetivos políticos”. Reconoció, pues, la “necesidad de esa violencia” en 1979, cuando él mismo secuestró a Luis Abastia o los muchos años que ha estado dirigiendo a los asesinos etarras. Y, como siempre, el coordinador general de Bildu no pudo evitar equiparar a las víctimas con los verdugos. Pero sobre la investidura del presidente dijo lo que Sánchez esperaba, que “ni bloqueos, ni cheques en blanco”. Esto es, puede contar con sus 4 escaños, porque el cheque ya se lo firma María Chivite.

TVE quiso “blanquear” al terrorista para justificar su siniestra alianza con Pedro Sánchez. Pero el terrorista no quiso renegar del sangriento pasado de ETA. Pero eso, al presidente en funciones poco le importa. Le regaló a Otegui las pantallas de TVE y se embolsó 4 escaños para su investidura y 1 para que el PSOE gobierne Navarra en alianza con los independentistas y los filoetarras. Como dice en su principal editorial El País, el diario más gubernamental que nunca, “los acuerdos que no se hacen públicos entrañan un peligro para la democracia”. Pero no hay que hacerse ilusiones. El periódico se refiere al pacto entre el PP y Vox, no a la soterrada y siniestra alianza entre Sánchez y Otegui.

La indignidad del presidente en funciones no tiene límites. Cometió su primera fechoría política, cuando intentó que se votara detrás de las cortinas en el Comité Federal del PSOE; luego, rindió a Quim Torra honores de jefe de Estado en la cumbre de Pedralbes y ahora se alía con los etarras por un mísero puñado de votos. Se trata, sin duda, de otro iluminado de la política, fiel heredero de Zapatero quien mientras apoya la cruel dictadura de Maduro en Venezuela, pide el indulto para los políticos presos en aras “del diálogo”. Como dijo hipócritamente Otegui, “el diálogo es necesario para construir la paz”. Sánchez se conforma con seguir en La Moncloa con la inestimable ayuda de la servil Rosa María Mateo que ha convertido la televisión de todos en el eje de la campaña de su indigno jefe.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(3)

+

0 comentarios