www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Nicole Krauss: En una selva oscura

domingo 30 de junio de 2019, 19:13h
Nicole Krauss: En una selva oscura

Traducción de Ana Rita Da Costa García. Salamandra. Barcelona, 2019. 304 páginas. 20 €. Libro electrónico: 14, 99 €.

Por Soledad Garaizábal

La editorial Salamandra publica en España la cuarta novela de la aclamada, premiada, reconocida, traducida a treinta y cinco idiomas, exitosa y todavía joven escritora norteamericana Nicole Krauss (Manhattan, 1974). En una selva oscura narra el viaje interior, la búsqueda de la identidad propia de dos personas, ambas con profundas raíces judías. Resulta sorprendente la capacidad de Krauus para bucear entre los vericuetos más recónditos del ser. Logra, con una prosa exacta, intelectualizar cada emoción. El lector siente que Nicole Krauss ha bajado a pulmón hasta las profundidades del océano humano y ha logrado volver a la superficie con una perla milenaria en forma de libro entre sus dedos.

Como la misma autora, sus personajes principales, Jules Epstein y Nicole, arrastran una vida que se ha desarrollado siempre entre dos orillas; un pie bien anclado en Estados Unidos, donde triunfan profesionalmente y fracasan en lo personal, y el otro pie cimentado en los orígenes de la tradición hebrea, que modela su carácter y conforma su verdadero ser. Brooklyn y Wall Street aportan lo instrumental, la forma. Las palabras escuchadas desde la cuna, los conceptos que en herencia les legaron los suyos, configuran la esencia.

Cuando estos protagonistas encaran el viaje definitivo hacia su interior, van ya pertrechados de muy valiosas armas. Conocen conceptos hebreos como “Lech lecha”, que significa “Vete hacia ti”, como ¨Ayeka”, que se traduce por “¿dónde estás? “, como “Gilgul,” “la metamorfosis”. La tradición judía les ha dotado de profundidad, creen que el “tikkum”, el proceso de reparación por el que todas las cosas desean recuperar su naturaleza infinita, pudiera ser “el sistema operativo de este mundo”. Entre sus recuerdos de infancia atesoran un método filosófico que les posibilita plantear las preguntas fundamentales. Conocen el sentido de “Alam”, de que el mundo se oculte y se revele al mismo tiempo y están dispuestos a luchar sin descanso hasta lograr abrazar la “Menucha”, la quietud.

Los dos, Nicole y Epstein, se encuentran “a mitad del camino de la vida, en una selva oscura”, en ese preciso momento que describió Dante en “El Infierno”. Ambos, justo antes de tomar aliento para zambullirse definitivamente en sí mismos, sienten la necesidad de hospedarse en el Hilton de Tel Aviv. Nicole, incluso, fue concebida entre las paredes del Hilton poco después de la guerra del Yon Kippur, así que volver a Israel es siempre volver a casa. Además, una vez, cuando era pequeña, jugaba con su hermano en la piscina del Hilton y encontraron en el fondo del agua un magnífico pendiente de tres brillantes, oro y un rubí, y resultó ser auténtico. Y ahora que su vida parece desmoronarse necesita rescatar esos momentos en los que lo imaginado se hizo real y algo fue auténtico.

La evolución personal de cada protagonista discurre paralela en capítulos alternos. Jules Epstein, que durante su vida de exitoso abogado neoyorquino, “había ocupado todo el espacio disponible”, se afana por ocupar cada vez menos. Profundamente afectado por el síndrome de la búsqueda de su identidad se ha ido desprendiendo de todo lo material, se ha jubilado, se ha divorciado, se ha alejado de todo para encontrarse. Ahora le gusta redimensionar sus perfiles de ser humano, con el torso desnudo frente a la brisa del mar, abriendo los brazos como volaría un pájaro, asomado al mundo desde su terraza en el Hilton de Tel Aviv.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios