www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VIRAL

Fernanda Colombo, árbitra brasileña, denuncia que le han propuesto ser 'escort'

lunes 01 de julio de 2019, 21:13h
Una imagen suya bromeando durante un partido se volvió viral y prendió el interés por hacerle una "propuesta inmoral".

Antes del Mundial de fútbol Rusia, en el pasado año, se rumoreó que una árbitra podría hacer historia al ser la primera en formar parte del grupo de trencillas que dirigirían los partidos de un campenato de semejante relevancia. Se trataba de la brasileña Fernanda Colombo, de 30. Sin embargo, aquellas informaciones pronto se toparon con la realidad: la FIFA no iba a resultar tan rompedora e innovadora en su renacer post Blatter y los colegiados serían todos masculinos. Pero la protagonista quedó ya instalada en la fama.

Su trayectoria deportiva, aliñada por la licenciatura en Educación Física, ha estado ligaba a su país natal. Incluso llegó a pitar partidos de la élite profesional masculina. Sin embargo, llegó a estar dos temporadas sin trabajar debido a las polémicas decisiones que acumuló. Por este motivo, ha tenido que derivar su actividad hacia el periodismo y en la actualidad ejerce como comunicadora y analista de partidos de fútbol para una televisión brasileña.

Su éxito y fama es tal que hace unos días fue reclutada por el balompié ecuatoriano. Fue contratada para ejecer como árbitra jefe en el Partido de las Estrellas entre el Barcelona Sporting Club y el Liga de Quito. Y de su actuación sobresaldría un gesto que se volvió viral con una rapidez terrible. En pleno discurrir del fútbol el jugador 'Kitu' Díaz cometió una falta y Colombo se acercó a él, hizo el ademán de sacarle tarjeta, pero lo que sacó de su bolsillo fue un pañuelo. Y se secó el sudor de la frente.

Ver esta publicación en Instagram

Recuerdos de Ecuador. Gracias por las fotos @romareins @ligaproec @bancopichincha @goltv @marathonsports_

Una publicación compartida de Fernanda Colombo (@fernandacolomboreal) el

La broma fue entendida por el jugador y la acción futbolística continuaría sin mayor problema. El caso es que esas imágenes de la árbitra vacilando al futbolista se expandieron por las redes sociales de una manera atronadora. Porque Fernanda Colombo, amén de ser una árbitra profesional y periodista reputada en Brasil, está siempre acompañada por una belleza física que en más de una ocasión le ha podido suponer una barrera para ejercer el oficio de trencilla.

El viraje truculento de esta anécdota fue descubierto por la aludida poco después de volver de Ecuador a su tierra. Por medio de un correo electrónico le habían propuesto ser 'escort' (señorita de compañía), aprovechando la cuota de fama que había cosechado. Y, ofendida, apostó por hacer público el mensaje en sus redes sociales. Colombo acompañó a ese texto de moral dudosa la siguiente relfexión: "Recién he recibido este correo que contiene una propuesta inmoral que me hizo sentir una basura. Lo único que quiero es poder trabajar con lo que amo, que es el fútbol y el periodismo. Que todos puedan respetar el camino que elegí para mi vida".

En el mensaje que le llegó, y que lo ha lanzado a lo público como denuncia hace unas horas, se lee la siguiente propuesta: "Mi trabajo son los encuentros remunerados, con un caché mínimo de 7 mil (no se especifica si son dólares o reales brasileños). Usted irá a encontrarse con un cliente mío y a tener una buena conversación, totalmente sin compromiso. Tendrá todo el control, podrá elegir el lugar del encuentro, usar WhatsApp, llevar a una amiga, tener fotos del cliente, saber qué hace y principalmente podrá desistir".

Ver esta publicación en Instagram

Caretas y mucha felicidad por participar del Juego de las Estrellas. @ligaproec @bancopichincha @goltvecu @marathonsports_

Una publicación compartida de Fernanda Colombo (@fernandacolomboreal) el

"Mis clientes son chicos nuevos, de 30, 35 o 40 años, ninguno viejo, gordo o extraño. Son super educados, inteligentes y respetuosos. Ellos salieron de la universidad fueron a por el trabajo de sus sueños, pero no poseen una vida social -trabajan mucho-. Ninguno es de Río de Janeiro. Viven viajando y están aquí por trabajo. Quieren a una persona normal para hablar sin adulación ni fingir nada", prosigue la propuesta, antes de entrar en lo explícito.

Y expone que "no existe un 'perfil'. No quiero profesionales. Sólo mujeres que sean educadas e inteligentes. Esto nunca será su trabajo. Yo no permito que las chicas lo hagan siempre, para no crear una costumbre. Normalmente las niñas se quedan "fijas" con un cliente para aumentar la intimidad -claro, si quieren-". "Tengo total secretismo. No pongo anuncios, los clientes no tendrán tu contacto y, sobre todo, no envío fotos. No tengo prisa y me gustaría explicarte mejor mi trabajo, sin compromiso, para que puedas entender mejor en qué consiste esta oportunidad", concluye el mensaje. Fernanda ahora ha de volver a la televisión, pero no como analista, sino para dar testimonio de este entuerto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.