www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

Tour. El Movistar vuelve a Francia dando más galones a Quintana que a Landa

EL IMPARCIAL
jueves 04 de julio de 2019, 22:39h
El colombiano seguirá partiendo como jefe de filas para intentar, al fin, corresponder con las expectativas.

El calendario de 2019 pareciera que se ha quemado de un plumazo y ya está aquí el Tour de Francia. En la semana en que la Grande Boucle arrancará en Bruselas -este sábado- el Team Movistar ha atendido a los medios de comunicación para presentar las líneas maestras de su plan de acción. Esta vez no acudirán con tres jefes de filas, sino con dos. Alejandro Valverde se empleará sin presión y la bandera volverá a ser portada por Nairo Quintana, con Mikel Landa esperando turno.

Así lo ha dejado claro el director general, Eusebio Unzué. "Tenemos dos opciones claras de pelear por la general", avanzó. Y proclamó, nuevamente, su fe ciega en el colombiano, a pesar de los pesares. "Nairo es incuestionable. Ha estado en los podios de las grandes vueltas en los últimos años", diagnosticó, omitiendo el pinchazo colosal vivido hace 12 meses, que llegó a poner en cuestión la apoesta total que la estructura navarra ha hecho por el escalador cafetero.

"Mikel ha llegado en un estado de forma que nos hace pensar que puede tener esa otra opción, porque el ciclismo ya sabéis cómo es. Tenemos dos opciones claras", recalcaría Unzué. El estratega está legitimado por sus múltiples triunfos en el Tour (al mando del Reynolds, Banesto, Illes Balears y Caisse d'Epargne) y se mantiene convencido de las posibilidades reales de reconquistar el maillor amarillo para España en la carrera que está a punto de alzar su telón.

"Somos ambiciosos. Hemos acariciado esta carrera, la hemos ganado muchas veces en nuestra historia y llegamos a la salida de este Tour pudiendo aspirar a ser de nuevo vencedores. Con el permiso de (Geraint) Thomas, el resto que opta son corredores que lo podían ganar por primera vez. Es un Tour muy abierto, marcado también por la explosión de un chico como Bernal. Vamos a ver si aquí se consolida", analizó. Y expuso que la lesión de Chris Froome ha pidido provocar que "el rebaño se haya quedado sin pastor". En todo caso, son los ciclista del antiguo Sky (Egan Bernal y Tomas) los señalados como favoritos.

Y, ya metidos en harina, Unzué se mostró realista sobre la piedra piedra en el zapato que se presenta: en la tercera etapa habrán de enfrentar una crono por equipos de 35 kilómetros. "Será una pérdida de tiempo más o menos razonable que esperamos que no se fuera más allá de medio minuto. No podemos pensar en ganar, tenemos que ser realistas. Venimos a hacer la mejor crono posible y perder el menor tiempo posible", comentó. Antes de recalcar que la prioridad primera es eludir las caídas.

"Hay una tendencia a hacer de este deporte un poco con la idea de que ha que generar espectáculo. Creo que estamos un poco equivocando los términos. Con esa búsqueda del espectáculo lo que estamos también es dotando al ciclismo de un porcentaje de nervios de estrés, de riesgos... y multiplicar el riesgo en las etapas buscando que haya cortes. Las carreras tienen que tener un equilibrio entre generar espectáculo y reducir el riesgo, viendo un poco las estadísticas de lesiones y caídas, que están a la orden del día. Sólo ese espectáculo no justifica todo", finalizó.

Tomaría la palabra también Nairo Quintana, el protegido del equipo. Partirá en este Tour con la presión de ganar o ganar. Ya no valen más podios. A sus 29 años, tras naufragar repetidas veces y ahora que no está Froome en la carrera, es el momento de pagar con la gloria a todo el esfuerzo efectuado por Unzué y el Movistar Team. "Creo que llegamos en buenas condiciones. Hemos trabajado bien este año. Espero que la suerte nos acompañe", comentó.

Ver esta publicación en Instagram

This #TDF2019 lineup poster from our friends at @abus_cycling 💯🔝🎩👏 #GloriousEight #PerformanceProtection #RodamosJuntos

Una publicación compartida de Movistar Team (@movistar_team) el

Desde su timidez ante los micrófonos, opinaría que cuenta con sus rivales a batir a "uno del Ineos", en referencia al antiguo Sky, Simon Yates (Mitchelton-Scott) y entre los rivales más directos veo a (Jakob) Fuglsang, que junto con su equipo (Astana) están bastante bien". La baja del contrarrelojista Tom Dumoulin y de Froome le han abierto las puertas de París, más que nunca. Y lo sabe. La pelota está en su tejado, pues cuenta con equipo para resplandecer y cumplir su sueño.

Caso distinto es el de Mikel Landa. El corredor vasco ha vuelto a ser plato secundario en el planteamiento del Tour. Unzué decidió darle el Giro y en la carrera italiana fue de menos a más para acabar cuarto, en la edición triunfal de Richard Carapaz. Todo ese esfuerzo bien puede pasarle factura en las carreteras francesas y es buen conocedor de esta circunstancia. "Habrá que ver cómo responden Thomas y Bernal. Si tienen dudas, la ambición de los demás florecerá y puede que sea una carrera más abierta", declaró.

"El más fuerte no sé si nos atreveríamos a decirlo. Pero tenemos un equipo muy competitivo, un buen bloque para el llano y para la montaña. Seguro que estamos entre los más fuertes", afirmó en torno a la delegación en la que sobresalen él, Quintana, Valverde y la perla Marc Soler. Y compartió su pensamiento sobre el rol a jugar: "Estoy muy bien. Terminé el Giro muy bien y recuperar ha sido más o menos fácil. Seguro que los primeros días me cuesta un poquito más pero no me preocupa en exceso". Tiene hambre de reivindicarse como jefe de filas y el rendimiento de su compañero colombiano será, de nuevo, el parámetro que le permitirá volar o no.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios