www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS PORTADAS DEL DÍA

Marlaska en la picota tras la filtración a El País

miércoles 10 de julio de 2019, 00:19h

El País publicaba ayer una información en la que la Policía afirmaba que no hubo agresiones a los miembros de Ciudadanos durante la manifestación del Orgullo Gay. El resto de la prensa lo interpreta como una información interesada que surgiría del entorno del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska. De hecho, hubo un desmentido de un sindicato policial, en el que se asegura que sí hubo violencia. La Razón lo ve así: “No es habitual que un sindicato de la Policía Nacional, en este caso la UFP, contradiga a los mandos del Cuerpo, aunque éstos se expresen en un ‘informe valorativo’ y no en las correspondientes diligencias”. Pide que el Fiscal aclare si hubo agresiones, ya que en caso contrario “se da por válida la versión de Interior, que, prácticamente, responsabiliza a las víctimas de los ataques”.

En su editorial, ABC califica de “decepcionante” a Marlaska. Arguye que “ni él, ni nadie en la izquierda ha sido capaz de señalar una sola medida que restrinja derechos de los homosexuales en los pactos de gobierno del PP y Cs, algunos ya en ejecución, como el de Andalucía”. Sin embargo, “el ministro pudo haber pedido calma y tranquilidad, pero decidió cruzar una línea que nunca debió superar y pasar a ser uno más del montón de la izquierda”.

Ignacio Camacho interpreta que la exclusión de Ciudadanos del Orgullo Gay “no es un cordón sanitario, sino la valla de un campo de concentración ideológica”. Dice que “el objetivo es presentar al adversario como una anomalía histórica, un sustrato del atavismo bárbaro que ha de quedar reducido y confinado para que resplandezca la bondad de las ideologías redentoras del género humano”. Se trata de “una operación perfecta de maniqueísmo asimétrico en la que el ministro Marlaska, con naturalidad ausente de remordimiento, ha delimitado las líneas de riesgo que los deportados no deben sobrepasar si se atreven a salir del gueto”.

Ya en El Mundo, más munición contra Marlaska. Santiago González: “Algo falla en la vida política española cuando el ministro del Interior considera que su valor público no está en el compromiso al que le obliga su cargo con la libertad y la seguridad de los españoles. Y las españolas, claro.

Jiménez Losantos: “La manada de Marlaska agredió al grupo de Cs, y en especial a sus diputadas, objeto de especial odio y violencia porque es sabido que las novias de guardias civiles están para patearlas, como en Alsasua, y las representantes de Cs, PP y Vox, que en vano pidieron al ministro protección, no son mujeres sino fascistas a las que tratar a coces. La primera coz, la del ministro del Interior, que tras incitar a la violencia y promover el delito de odio, ayer se permitió calumniar a los agredidos con la ayuda de la manada de Prisa”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.