www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ORENSE, no Ourense

El momento actual de España

miércoles 10 de julio de 2019, 20:51h

El momento no puede ser peor, a mis 77 años de edad no recuerdo situación peor. Dispongo a Dios gracias de muy buena memoria y los acontecimientos nacionales e internacionales los vengo siguiendo desde los 11 años, aunque pueda sorprender. Recuerdo los años de la posguerra, recuerdo aquellas escaseces, recuerdo ver llorar a muchas mujeres recordando la muerte de hijos y maridos. Preguntaba a mis padres y estos criticaban mucho lo ocurrido y algunas veces sin distinguir los actos salvajes de unos y de otros, que con mis años actuales y más conocimientos fueron muy distintos.

Recuerdo también, pero más reciente, en aquel gran programa de TVE La Clave, los sábados por la noche que dirigía también José Luis Balbin. Pues bien en uno de aquellos por el año 1979, recuerdo que uno de los contertulios era José María Gil Robles y Quiñones de León, que falleció al año siguiente en septiembre, y comentaba una conversación que había mantenido en el exilio con Indalecio Prieto Tuero, que como este falleció en febrero de 1962, tuvo que ser unos años antes. De esa conversación comentaba Gil Robles que los dos se sentían culpables de la Guerra Civil, y se comentaban entre ellos, si nos hubiésemos comportado mejor entre nosotros cuánto daño le hubiésemos evitado a España.

Las imágenes del Congreso eran de vergüenza, algo parecido a lo ocurrido hace unos días, ante la pasividad e incompetencia de la presidencia. Decía en referencia a las Cortes de entonces, uno de los padres de la República y gran filósofo como José Ortega y Gasset, que cuando estalla la Guerra Civil huye de España para no ser asesinado por los suyos junto a otros, pues bien decía en referencia a lo que había en aquel Parlamento: que estaba compuesto por jabalíes, payasos y tenores. No sé si hoy está compuesto por los mismos, pero lo que puedo decir es estos desconocen la conversación antes citada.

Dicho lo anterior, lo que veo intolerable esos insultos hacia un partido que defiende la Constitución, la Monarquía, la lengua española, la bandera, el himno, nuestra historia, nuestras costumbres y tradiciones, la integridad nacional, que se pueda tachar de extrema derecha y que se omita nombrarlo, después de los resultados que ha sacado, me refiero a Vox, y que tanto Ciudadanos como el Partido Popular lo necesitan. Algunas derechas quieren repetir los mismos errores que tuvieron antes de la Guerra Civil, por no querer entenderse y tener miedo a gobernar. Resulta chocante que no se hable de la extrema izquierda, representada por Podemos, Bildu, Izquierda Republicana Catalana, algunos de ellos manchados de sangre que cuestionan, insultan y escupen a los valores que defendemos millones españoles y que estos sentimientos son recogidos muy bien por Vox.

Pero a dónde vamos, cómo es que los medios de comunicación que se han entregado en cuerpo y alma a esa izquierda, y de forma soez y barrio bajera se dedican a insultar a este partido Vox, que nace para defender a varios millones de españoles que queremos a nuestra España tal como está en su total integridad nacional, que además hemos heredado de nuestros antepasados, llena de páginas gloriosas de historia dentro de España y en el mundo.

Termino diciendo algo que no consigo entender. Se cuestiona las ayudas que recibe Vox, pero no se cuestiona las ayudas que recibe Podemos de Venezuela e Irán, son dos países sin los más elementales derechos humanos. Se permite a partidos pactar con terroristas y se cuestiona que el Partido Popular y Ciudadanos puedan pactar con Vox. Se permite cantar La Internacional, pero no se permite cantar el Cara al Sol. Se permite llevar en las manifestaciones las banderas rojas con la hoz y martillo, y no se permite llevar la bandera de Falange. Cuál de las dos banderas ha causado más daño a la Humanidad, pregunto, y que todavía siguen causando. Se critica a Vox, por un comentario sobre la tenencia de armas, es un comentario que hay que entenderlo. Pero nadie critica en cambio que Pablo Iglesias, tenga para vigilar su casa, que ponga seguridad privada y no a varios guardias civiles, distraídos en una misión más que cuestionable, después de que este Pablo insultase a la Policía y a la Guardia Civil. Y ahora para poner la guinda a todos estos anacronismos tenemos la entrevista por TVE a Arnaldo Otegui Mondragón, un terrorista que se atreve a decir que no se arrepiente de nada, y que encima su partido tenga cabida en las instituciones democráticas mientras se cuestiona otro partido que tiene las manos limpias.

Última reflexión: ¿se puede llegar a más contrasentido o a más grado de estupidez e imbecilidad?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.