www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MEMORIA HISTÓRICA

Sánchez reclama a los Franco el Pazo de Meirás por "fraude" en la compra

Sánchez reclama a los Franco el Pazo de Meirás por 'fraude' en la compra
Ampliar
(Foto: Efe)
jueves 11 de julio de 2019, 15:05h
Un escrito hasta ahora desconocido señala que "actuaron contra derecho".

El Gobierno de Pedro Sánchez abre un nuevo frente contra la familia Franco. Un documento de 1938 desconocido hasta ahora sirve de base a la Abogacía del Estado para construir la demanda de casi 100 folios que este miércoles ha presentado en los juzgados de La Coruña para reclamar a los Franco la devolución del Pazo de Meirás por entender que la compra por parte del dictador en 1941 fue "simulada y fraudulenta".

El escrito reclama la propiedad del inmueble para el Estado por su forma de adquisición, su administración mediante fondos y personal públicos, y el uso que se le dio al inmueble durante la dictadura.

Los hechos en los que se basa la demanda se remontan al 3 de marzo de 1938, fecha en la que se constituyó la denominada “Junta pro Pazo del Caudillo” integrada, entre otras autoridades, por el gobernador civil y varios
alcaldes de La Coruña. Su fin era adquirir un inmueble representativo en la provincia para ponerlo a disposición de Francisco Franco para su utilización como residencia veraniega.

El 3 de agosto de 1938 se otorgó la escritura de compraventa entre la entonces propietaria del Pazo de Meirás, Manuela Esteban Collantes, viuda del hijo de Emilia Pardo Bazán, y la “Junta pro Pazo del Caudillo”, por un precio de 406.346 pesetas. Esta escritura, desconocida hasta el momento, fue localizada por la Abogacía del Estado en el curso sus trabajos.

Sin embargo, tres años después, el 24 de mayo de 1941 se otorga una segunda escritura pública en la que presuntamente se simula la venta del Pazo de Meirás por parte de Manuela Esteban Collantes -que ya se lo había vendido tres años antes a la Junta-, esta vez, a favor de Francisco Franco, por un supuesto precio de 85.000 pesetas, una cantidad que los letrados califican de "irrisoria".

Con esta escritura como título, Franco inscribió a su nombre el Pazo de Meirás en el Registro de la Propiedad. Esta inscripción, derivada de una compraventa ficticia, es la que permitió que, al fallecimiento de Franco, su
viuda hiciese una donación del Pazo de Meirás a su hija, Carmen Franco, de quien pasó a su vez, a sus hijos y herederos.

Desde 1938, "el inmueble estaba siendo remodelado y los accesos e infraestructuras que daban servicio a la finca estaban siendo mejorados y ejecutados por la Diputación y por la Jefatura Provincial de Obras", recuerdan los abogados. Y describen cómo Meirás fue asumido como una prolongación del Palacio del Pardo, con oficinas y personal público, hasta el punto de que en la residencia estival del municipio de Sada (La Coruña) se usaban los mismos papeles oficiales y se tachaba la palabra "palacio" para reemplazarla por "pazo".

En los casi 40 años en los que fue utilizado como residencia oficial de verano de Francisco Franco, el Pazo de Meirás fue administrado como una dependencia del Palacio del Pardo, con el mismo uso público que este, siendo sede de la celebración de Consejos de Ministros y de numerosos actos y audiencias, administrándose exclusivamente con fondos y funcionarios públicos. Incluso después del fallecimiento de Franco, el inmueble continuó durante varios años bajo la vigilancia de la Guardia Civil.

En 2008, el Pazo de Meirás fue declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Galicia. Actualmente se encuentra a la venta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.