www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

El Viacrucis de Pedro Sánchez

EL IMPARCIAL
lunes 22 de julio de 2019, 13:19h

El discurso de la sesión de investidura de Pedro Sánchez resultaba irrelevante. Poco importa que diga que su Ejecutivo va a ser ecologista y feminista, que va a reformar la Constitución para que Gobierne la lista más votada (idea propuesta por el PP hace muchos años con el rechazo del PSOE), que va a eliminar el abuso salarial y propagar el bienestar social, el empleo y las pensiones dignas con su Gobierno progresista que se dispone a presidir. El presidente quería empezar atacando al PP y a Ciudadanos por sus pactos con Vox para camuflar los suyos con la extrema izquierda y ganarse, de paso, el apoyo de los golpistas catalanes y los filoetarras.

Ha repetido hasta la saciedad las paparruchas habituales de los socialistas actuales sobre las desigualdades. Pero su único propósito, hoy más que nunca, no era otro que cerrar el Gobierno de coalición con Podemos para salir victorioso del trance y tomar definitivamente La Moncloa. De ahí el contenido de su discurso: a la medida del partido morado. Al presidente en funciones le hubiera dado igual pactar con Ciudadanos y, en ese caso, sus propuestas legislativas hubieran sido antagónicas con las que tendrá que tomar ahora con los comunistas instalados en el Consejo de Ministros.

No es consciente Pedro Sánchez del laberinto en el que se ha metido y va a meter a España. Gobernará, alardeará del poder; pero no va a dormir tranquilo ni una noche de los dos, tres o cuatro años que dure la Legislatura. Los comunistas de Podemos son duros de roer. Y Pablo Iglesias, aunque no salga en la foto oficial, va a torear al presidente desde que comience hasta que acabe la faena. De momento, el candidato ha pronunciado su empalagoso y plomizo discurso de investidura sin haber cerrado aún el acuerdo con Podemos. Todavía tendrá que tragar muchos sapos, muchos ministros y ceder muchas competencias a Pablo Iglesias antes de ser investido presidente del Gobierno. Y, luego, vendrá el largo y empinado Viacrucis que tendrá que recorrer cada día para amarrar el poder.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
0 comentarios