www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La broma de Pedro Sánchez

miércoles 07 de agosto de 2019, 16:25h
Pedro Sánchez ha reconocido que nada ha cambiado desde la sesión de in vestidura fallida del 25 de julio. Y así es, en efecto. El presidente en funciones mantiene el único apoyo del partido de Miguel Ángel Revilla e insiste en los argumentos de siempre: que no hay alternativa al PSOE, que los españoles han votado un Gobierno progresista liderado por él que debería ser apoyado por Podemos y que el PP y Ciudadanos tendrían que ser responsables y desbloquear la situación. Los argumentos que, además de él, repiten cual papagayos los voceros del PSOE, con Carmen Calvo a la cabeza. Tampoco ha cambiado la ira de Pedro Sánchez contra Pablo Iglesias, del que ha dicho que la desconfíanza entre ambos es recíproca. De nuevo, ha responsabilizado a la entera clase política, salvo al PSOE, claro, de la parálisis institucional. Y de nuevo, parece esperar ser investido en el Congreso de los Diputados sin mover un dedo. Porque "no hay alternativa". Porque sí.
Pedro Sánchez ha acudido a la recepción en el Palacio de Marivent con las manos vacías, tres días después de que el Rey pidiera "una solución política para evitar nuevas elecciones". Y es que, tras su fracaso en la sesión de investidura , el presidente en funciones se ha dedicado a recorrer media España en un "tour" más electoralista que otra cosa. Ha emprendido una gira sin el menor peso político, en la que apenas ha ganado medio escaño, el de Compromís, que se ha mostrado propicio a apoyarle, eso sí, a cambio de mejoras en la financiación autonómica. Ha sido éste el único contacto político que ha mantenido; se ha limitado a emprender una ronda de contactos con asociaciones de la así llamada sociedad civil.

Durante los últimos días se ha reunido con asociaciones tan pintorescas como la España vacía, con la comunidad educativa –sin contar con la concertada-, con un grupo de ecologistas desconocido, con organizaciones del ámbito de la digitalización y la ciencia y con colectivos feministas por la igualdad de género. Una ronda, en fin, que parece diseñada más para hacer campaña electoral que para lograr sacar adelante la investidura.De hecho, no mantiene el menor contacto con Podemos, el único partido que tiene la llave para hacerle presidente. Y, por lo que ha declarado en el Palacio de Marivent, llamará a Pablo Iglesias para que apoye un acuerdo programático que elaborará Ferraz con las ideas de los colectivos sociales con los que se está reuniendo. Aunque suene a broma, así pretende Pedro Sánchez lograr el voto de los 42 diputados de Podemos. Y así pretende elaborar un programa de Gobierno: con los comentarios de unas asociaciones tan desconocidas como irrelevantes.

En realidad, la entera rueda de Prensa de Pedro Sánchez ha resultado una broma, una ofensa a la inteligencia. Exige el apoyo de Podemos, después de insultar a su líder. Y apela a la responsabilidad del PP y de Ciudadanos tras tacharlos de gobernar con la ultraderecha y después de regalar el Gobierno de Navarra a los herederos de ETA, cuando Navarra Suma ha doblado en votos al PSOE. No ha hecho, además, el menor acercamiento político hacia ninguno de los tres grandes partidos. Tienen que apoyarle porque sí. Porque no hay alternativa.
O todo es una broma o lo que pretende Pedro Sánchez es convocar elecciones con la esperanza de mejorar sus resultados y con el argumento de que el bloqueo político es responsabilidad de todos menos de él. Si de verdad quiere evitar las urnas solo tiene una opción: reunirse con el líder de Podemos y llegar a un acuerdo de Gobierno, de investidura o programático, a la portuguesa o a la danesa. Todo, menos insultar a Pablo Iglesias, el único político que puede hacerle presidente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (16)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.