www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REAL MADRID

El proyecto de Zidane, en el punto de mira: muchas lesiones y viejos fantasmas

El proyecto de Zidane, en el punto de mira: muchas lesiones y viejos fantasmas
Ampliar
miércoles 28 de agosto de 2019, 21:21h
Hasta 10 jugadores se han lesionado desde que arrancara la pretemporada. Todo un dato alarmante.

En el epílogo del pasado curso muchas voces se preguntaban si aquel rendimiento paupérrimo del Real Madrid, con todo perdido, estaba quemando a Zinedine Zidane. Pues bien, la respuesta no tardó en aparecer en el inicio de la actual temporada. Porque el técnico galo ha acabado tan harto de las insistentes preguntas sobre fichajes y ventas relativas a su plantilla que el propio club ha querido protegerle en las ruedas de prensa. El preparador francés sabe que la única manera de resultar competitivos es recuperar a la vieja guardia, por ello la coloca sobre el verde de forma insistente.

Y por eso aguanta la amplia crítica de la tribuna del Bernabéu por la escasa participación de las nuevas adquisiciones y de las jóvenes apuestas de la directiva. La ilusión renovada se ha limitado a una semana. La que ha transcurrido entre la convicente victoria en Vigo y el desplome, familiar, vivido en el duelo casero ante el Valladolid. En ambos enfrentamientos el conjunto merengue dio la talla en lo colectivo, pero no durante 90 minutos. En esto hizo hincapié 'Zizou' en su última intervención pública. Está cansado de la irregularidad en la concentración y los errores impropios de jugadores que han ganado tres Ligas de Campeones. Él y el graderío han sufrido ese panorama durante demasiados meses consecutivos.

De ahí que inyecte protagonismo en Gareth Bale o James Rodríguez, que siga aferrándose a la mejor cara de Marcelo o de Kroos. Les va a necesitar. No obstante, elementos de recambio como Vinicius, Odriozola o Luka Jovic no están dando la talla ni el paso adelante que se presuponía para ir avanzando la revolución reclamada. La encrucijada es notable: deshacer los vicios futbolísticos nstalados en buena parte del camarín, de las vacas sagradas, es casi imposible. Llevan un lustro jugando juntos y casi del mismo modo. Lo que ocurre es que echan de menos al solucionador de problemas llamado Cristiano Ronaldo. El luso hacía buenos los suicidios ofensivos del técnico galo, como el que aplicó, sin éxito, ante Pucela.

Por si fue poco todo esto, se ha topado el estratega con una sospecha a su valía como entrenador que rima con el rosario de lesiones que comenzó en la pretemporada y que ha arribado a las 10 víctimas. El último jugador en penar por un infortunio físico, tras jugar de manera muy desacertada el fin de semana pasado, ha sido Isco. El malagueño cayó lesionado este miércoles en el entrenamiento. Sufrió molestias en el bíceps femoral de la pierna derecha y se calcula que estará fuera en torno a tres semanas.

Antes que el talentoso -y lento- mediapunta cayeron Marco Asensio, lesionado de larga duración en la rodilla; Brahim Díaz, que sufre molestias en el recto anterior de la pierna derecha -su segunda lesión-, y el colombiano James Rodríguez, que se lesionó en el sóleo derecho tras debutar esta temporada contra el Valladolid. Pero no queda ahí la lista de maltrechos. El belga Eden Hazard y del brasileño Rodrygo Goes están apurando su rehabilitación.

Y Thibaut Courtois -esguince de grado II en el tobillo izquierdo-, el serbio Luka Jovic -molestias en el tobillo izquierdo- y el francés Ferland Mendy -lesión en el recto anterior del muslo derecho- han completado la enfermería. Un total de 10 lesiones en 49 días desde que empezaron a entrenar en la concentración de Canadá. Siete de esos infortunios son musculares, hecho que señala directamente al preparador físico Gregory Dupont -ex de la selección de Francia campeona del Mundial-. La marcha de Pintus al Inter se está dejando notar sobremanera.

Con este escenario de difícil gestión navega Zidane. Lo bueno para él es que aunque el crédito se le está acabando ahora se aproxima el parón propio de la FIFA, con partidos de selecciones nacionales. Un oasis para repensar la ruta y concretar los ajustes obligados -Casemiro es básico y no tiene suplente-, toda vez que el maercado de fichajes estival haya declinado. Se ha filtrado que lo único que ha pedido es a Paul Pogba. Lo que tendrá difícil la directiva es traer hambre y motivación competitiva a los muchos que adolecen de ella en el vestidor de Chamartín. Principal merma, amén de la puntería, en el proyecto de esta temporada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.