www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MARÍA CHIVITE, EN LA PICOTA

martes 10 de septiembre de 2019, 14:07h
Excelente el editorial que publica hoy el diario El Mundo, titulado: El precio inmoral del poder de María Chivite....

Excelente el editorial que publica hoy el diario El Mundo, titulado: El precio inmoral del poder de María Chivite.

“En marzo -escribe el editorialista- el Parlamento navarro aprobó una ley que, bajo el pretexto del reconocimiento a todas las víctimas de violencia política, equiparaba vergonzosamente a quienes padecieron los crímenes de Eta y a quienes los perpetraron”. María Chivite y los socialistas aprobaron el engendro. Nadie, por cierto, esperaba otra cosa. La presidente representa el sanchismo puro y duro. Demuestra de forma incontrovertible que Pedro Sánchez, para continuar encaramado en el poder, pactará, si lo necesita, con los partidos anticonstitucionales y separatistas. Lo ha hecho ya de forma reiterada antes y después de la moción de censura y permanece en la misma posición de fondo.

“La facción navarra del PSOE no solo es rehén del nacionalismo más radical -concluye el editorialista-. Ya comparte sus tesis. Es el precio inmoral del poder”. Ante la tropelía denunciada, Moncloa y su inquilino callan. Ni una palabra de rechazo. Al sanchismo, que no al conjunto socialista del PSOE, le parece bien la indignidad de María Chivite. He tenido ocasión de conversar con algunos dirigentes y exdirigentes del socialismo español. Están consternados. Eta se ensañó con numerosos compañeros socialistas en crímenes atroces. Herir su memoria de forma tan lamentable es algo que ofende a un partido centenario que desde la oposición o desde el poder combatió el terrorismo etarra de forma valerosa y ejemplar. Una cosa es pasar la página ensangrentada de Eta y mirar hacia el futuro y otra muy distinta olvidar o desdeñar la crueldad de sus crímenes y atentados.