www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESCRITO AL RASO

Políticos de gota fría

David Felipe Arranz
lunes 16 de septiembre de 2019, 19:53h

Nos ha caído el Diluvio universal, llamado ahora DANA por los expertos en meteorología, que es acrónimo de Depresión Aislada -o Atmosférica- en Niveles Altos; así que uno dice que cae un aguacero torrencial y en seguida va y sale un técnico al paso con el nombrecito de Dana. La peor, dicen, en 140 años, en medio de esta democracia que busca el pacto y encuentra un velatorio de gota fría. La democracia española es un aguacero, una abuela que llora, unos zapatos empapados y una casa inundada y echada a perder, con el gato en un barreño fueraborda.

Los telediarios llevan una quincena chapoteando en el barro y metiendo las cámaras en los hogares de los atribulados vecinos de Valencia, Alicante, Murcia, Málaga y Almería, y hasta Franganillo se ha quitado la corbata y se ha echado al fango de Orihuela, cuna de Miguel Hernández. La gota fría se ha llevado por delante seis personas y las consecuencias sociales y económicas del desastre resultan incalculables: sin embargo, seguimos construyendo viviendas en los cauces de los ríos, levantando casas por debajo del nivel fluvial y dando el pelotazo urbanístico a la orilla del regato, que es muy lírico. Se calcula que en España hay 50.000 construcciones potencialmente anegables habitadas o visitadas por temerarios ciudadanos, y tras la desgracia, geógrafos e ingenieros se rasgan las vestiduras porque los ministros de Interior y de Fomento no les hacen caso: ellos están a la campaña del 10-N, nos tememos.

Nuestra santa madre, que a veces habla prosa poética y tiene mucha sensibilidad para los difuntos, nos dijo ayer cruzando la vallisoletana calle Muro que seguramente los muertos pasarían frío cuando el agua se filtrase por la tierra hasta calarles los huesos: “Creo que nunca mueren del todo, por eso tienen que estar ateridos”, nos dijo, sembrando una imagen propia de Larra o de Poe en nuestra imaginación para que tuviésemos algo que pensar en el camino de vuelta a la capital.

También a Pablo Iglesias y a Pedro Sánchez les ha llegado una negociación de chaparrón helado: sobre ellos pesa el zumbido de sus votantes. Hasta el maravilloso Pepe Sacristán cogió de la manga la semana pasada a la vicepresidenta a la salida de Señora de rojo sobre fondo gris y le espetó un “Poneos de acuerdo, por favor” en la puerta del Teatro Bellas Artes. Los jirones de la bandera republicana se pudren con esta DANA de progresía tísica, tan abierta al pacto como una pirámide de Egipto. Los nacionalistas favorecerán a Sánchez si y solo si éste se da el beso de Brezhnev y Erich Honecker con el líder de Unidas Podemos, que quiere su fardel de coalición, carteras ministeriales y secretarías de Estado. Lo cierto es que a Sánchez no le dejan cerrar el trato, porque el Ejecutivo es más que un consejo de ministros –que es lo que se ve en la foto– y menos que una investidura fallida.

Los sociólogos hablan ya de frustración y de hartazgo de la ciudadanía, pero no hace falta ser sociólogo para darse cuenta de que al personal se le han hinchado las gónadas y se va a quedar un rato más en la cama el domingo diez de noviembre, día de San Andrés Avelino, San Orestes, San Probo y del beato Acisclo Pina Piazuelo, religioso y mártir de la guerra civil. Que los vote Rita a estos horteras, piensan, en la que va a ser la cuarta vez que haya que depositar el sobre en cuatro años, y tan solo siete meses tras las últimas elecciones.

Elecciones generales, señora. España es un rebaño sin pastor, una democracia púber y postransicional, un caballo sin jinete y una señora que se toma su marrón glacé como hace cien años sin que haya notado el cambio. Nos hacen perder una vida con sus egos, escuchar sus interminables disputas tabernarias en las sesiones parlamentarias y sus peroratas ásperas y sin estilo. La política española se ha vuelto reunión bronca y borrascosa, para ir a juego con la España devastada de la gota fría.

Twitter: @dfarranz

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios