www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Y DIGO YO

¿Dimitirán todos si no hay Gobierno tras el 10N?

martes 05 de noviembre de 2019, 20:21h

Y pasó el debate y todavía no sabemos cómo de decisivo será ni a cuántos indecisos sacó de dudas. Lo que sí sabemos es que fue largo, muy largo, y por momentos aburrido. Creo sinceramente que TVE debía haber anunciado en alguno de los márgenes superiores de la pantalla algo así como “Este espacio terminará bastante más tarde de las 00:00 horas”.

Y digo yo: ¿Alguien sabe, ahora que vivimos en los tiempos en que se mide todo, cuántas personas empezaron a ver el debate y no lo terminaron porque era muy tarde? ¿De verdad consideraron los organizadores que ese era el mejor horario? ¿O es que ése era el objetivo, que la gente que tiene que trabajar lo dejara para el día siguiente?

No sé si fue una buena decisión, pero a lo del lunes por la noche hay que sumar los datos del paro este martes por la mañana. Veremos a quién beneficia todo...

Resaltaba también lo tedioso del encuentro televisado entre candidatos porque restaba aún algún bloque de los pactados para terminar y el móvil no dejaba de pitar avisando de nuevos mensajes de whatsapp que hacían mofa del adoquín de Rivera, el Falcon aparcado a las puertas del Pabellón de Cristal de la Casa de Campo y, por supuesto, del lapsus linguae de Iglesias. ¿Tendrá algo que ver Freud en esto último? Muchos recordaban que el subconsciente nos juega malas pasadas a veces...

En cualquier caso, si me llamó la atención cómo decidieron los diferentes candidatos a quién atacar. Efectivamente, fue un “todos contra Sánchez”. “Claro, es el presidente en funciones y responsable de la situación de bloqueo porque quiere gobernar en solitario sin tener mayoría absoluta”, comentaban muchos en tertulias radiofónicas, comentarios en redes sociales, periódicos digitales y espacios de televisión. Pero lo cierto es que algunos embates resultaron llamativos.

Especialmente interesante me ha parecido un gráfico que publicaba este martes el diario ABC con la imagen de los candidatos y el número de ataques que cada uno había proferido al resto de participantes durante el debate. Está muy bien traído porque resulta muy gráfico (valga la repetición) observar cómo, efectivamente, el más agredido fue el presidente en funciones con 48 acusaciones directas. Casado recibió 26, Iglesias 16, Rivera 15 y Abascal solo 14.

No sorprende que Sánchez atacara con más vehemencia al representante del PP porque se puede entender que ve en él a su máximo rival político, pero que arremeta más contra Iglesias que contra Rivera o Abascal es más difícil de entender toda vez que pactar con Podemos, con o sin coalición de Gobierno, será necesario para sus intereses.

Pero igual de impetuoso vimos también al portavoz de Ciudadanos discutiendo con su homólogo en el PP. Hasta en 7 ocasiones rivalizó Rivera con Casado hasta el punto de que éste le tuvo que recordar que se equivocaba de rival. Estrategias desesperadas para momentos desesperados, que diría aquel.

Irrupciones aparte, el debate fue limpio y quizá por ello ¿aburrido? La polémica estuvo más en lo que Sánchez calló que en lo que dijeron todos los demás y eso hizo pensar en si se trataba de una estrategia de defensa o si, realmente, no contestar a cuántas naciones hay en España o si pactará otra vez con los nacionalistas y separatistas está en la agenda del presidente que quiere dejar de estar en funciones.

Lo que en cualquier caso seguro que esperamos todos es que la aritmética juegue a favor del más sensato porque unas nuevas elecciones matarían la poca fe que nos queda a algunos en este sistema.

Alguno de los candidatos pedía la dimisión de Sánchez si salía una sentencia condenatoria por los ERE en Andalucía. Me parece bien. Es justo. En el PP han pagado también justos por pecadores. Pero, ¿qué tal si dimiten todos si no consigue nadie formar Gobierno después del 10N?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.