www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

ATP Finals. Rafa Nadal se estrena perdiendo ante la mejor versión de Zverev

ATP Finals. Rafa Nadal se estrena perdiendo ante la mejor versión de Zverev
Ampliar
lunes 11 de noviembre de 2019, 22:38h
Al español le faltó ritmo y soltura física y el germano amortizó la tesitura.

Rafael Nadal comunicó hace días que la resonancia trascendental que se había realizado le dio permiso para viajar a Londres e intentar competir en el ATP Finals de este curso. Su mano derecha, Carlos Moyá, refutó más tarde que el astro balear estaba en condiciones de presentarse en la pista. Pero este lunes se ha demostrado que el mejor deportista español de la historia va a tener complicado cerrar su extraordinario año con el título final de cada temporada.

Perdió con claridad ante Alexander Zverev, defensor del título. Cayó el manacorí presa de la mejor versión del alemán y de las limitaciones físicas propias. El germano se gustaría desde su revés y su servicio, todo lo contrario que lo que le ocurrió a un Nadal que no pudo colocar su mejora en el saque en el centro de la escena. El marcador, que concluyó en 6-2 y 6-4, resultó descriptivo de lo visto en la pista. La perla centroeuropea tumbó por vez primera al isleño y alcanzó este triunfo sin sufrir.

Se trataba del debut de ambos en la primera fase del grupo Andre Agassi. Y a las primeras de cambio Rafael ya está contra las cuerdas en este campeonato. No obstante, el billete a semifinales se ha nublado y ya no cuenta con margen de error el actual número uno del ránking. Stefanos Tsitsipas derrotó a Daniil Medvedev por 7-6 (5) y 6-4 y este jueves Nadal se las verá con el emergente ruso, obligado a ganarle con un periodo de recuperación más escueto de lo que necesitaría el patrón de Roland Garros.

No pudo poner en valor el español el sacrificio que constituyó el abandono en las semifinales del Masters 1.000 de París, contra el canadiense Denis Shapovalov. La distensión abdominal le aconsejó parar y se reservó para este día. Más sólo seis fechas de entrenamiento le dejaron falto de movilidad. Este parámetro derivaría en una imprecisión arrastrada e impropia de su golpeo de derecha. Y su saque no funcionó como el salvavidas que había venido resultando. Lo cedió tres veces.

Zverev, impoluto y concentrado, conectó 11 aces y no cedió ni un break. Alexander sólo ha ganado en 2019 en Ginebra, pero se resiste a ver frenada su explosión tenística. Y ha usado a Nadal como el punto de inflexión anhelado. Una hora y 24 minutos duraría su exhibición, con un despliegue de golpes más variado de lo acostumbrado. Su derecha lució más efectiva que lo que le es característico, redundando en su superioridad en este arranque de semana.

Nadal, que llega pulido desde el prisma anatómico -aunque renunciara a la gira asiática tras su triunfo en el US Open-, tendrá que batallar para acabar diciembre en la cima del tenis mundial. Novak Djokovic puede remontar en este torneo. En todo caso, para el español lo importante es su salud, a estas alturas de carrera. Así lo ha explicado en sala de prensa tras el envite perdido: "No ha habido problema con el abdominal. No he tenido dolor. Zverev jugó bien y yo mal. Podría buscar razones y excusas, pero lo que importa es que necesito jugar mucho mejor en dos días. Sabíamos que el inicio iba a ser difícil. Hay que ser positivo y competitivo, algo que no he sido hoy"

"Era predecible que no estuviera al 100%. He tenido que ir con mucho cuidado, no estoy para nada contento. Hoy no he competido bien, la pista tampoco no favorece a ello. De alguna manera tendría que haber encontrado una solución de engancharme al partido", compartió, antes de apuntar que éste "es el único torneo en el que te puedes permitir un fallo". "Me quedo mal, es lógico. He perdido un partido de una manera que no me ha gustado. Ahora hay que entrenar bien mañana", sentenció.

Y se despidió hablando de su físico, el elemento en torno al que gira su rendimiento en este torneo y de cara a la inminente Copa Davis renovada. "No he tenido miedo al sacar. Me ha faltado ritmo en lo que conlleva el juego en general. Me ha faltado confianza para el ganador, ritmo a la hora de leer los puntos que valían mucho. Me ha pasado el partido demasiado rápido. No he sido capaz de pararlo", sintetizó y se fue negando haber sentido dolor y sufrido dificultades de índole anatómica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.