www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Sánchez pierde la cabeza para contentar a ERC

EL IMPARCIAL
jueves 05 de diciembre de 2019, 11:26h

Las negociaciones entre el PSOE y ERC para que Pedro Sánchez sea investido presidente del Gobierno rayan con el esperpento ante la necesidad de los socialistas de plegarse a todas las exigencias de los republicanos catalanes. El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, tras la primera reunión, convirtió el “problema de convivencia en Cataluña” por “el conflicto político”, término expresado hasta ahora por los separatistas y rechazado por los socialistas.

Pero el PSOE ha ido todavía más allá al asegurar que el Gobierno está tratando de buscar “cauces de expresión con el separatismo para que nadie tenga que recurrir a situarse fuera del ordenamiento jurídico" y ha vuelto a insistir en que se trata de un conflicto político que trasciende a la situación en Cataluña y afecta a la "propia institucionalidad del Estado". ¿A qué se refiere Ábalos? ¿Debe modificarse la institucionalidad del Estado para contentar a ERC? ¿Y cómo?

Los socialistas empiezan a adentrarse en un camino peligroso no solo por blanquear las ilegalidades cometidas por ERC (su líder está encarcelado por sedición) sino para que puedan seguir cometiéndolas impunemente. La ansiedad por cerrar un acuerdo con un partido que quiere romper España para lograr la independencia de Cataluña está abocando al PSOE a despeñarse y a Sánchez a perder la cabeza.

Con esta incierta insinuación, los socialistas, que negocian no solo con ERC, sino también con JxCat, el partido de Torra, no dejan claro si para contentar al independentismo apostarán por una vía alternativa al referéndum. Por una solución que permitiría a los secesionistas manifestarse en las urnas a través de una suerte de consulta popular sin efectos. O lo que es lo mismo: repetir el 1-O.

Hasta ahora, el PSOE había ofrecido a ERC la reforma del Estatuto de Autonomía catalán para otorgar mayores competencias a la Generalidad, una fórmula tan nefasta como peligrosa. Pero parece ser que los republicanos catalanes no se contentan con ello. Quieren, como el primer día, un referéndum de autodeterminación y la amnistía de los políticos encarcelados. Quieren que el Gobierno se salte la Constitución. Mientras, el PSOE hace piruetas para que ERC firme un acuerdo como sea y Pedro Sánchez amarre el poder, su única aspiración real.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(0)

+
3 comentarios