www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La estupidez de Javier Bardem y de los padres de Greta Thunberg

sábado 07 de diciembre de 2019, 09:32h

La izquierda tiene una habilidad especial para apropiarse políticamente de los movimientos sociales. La ecología y el feminismo, por ejemplo, no tienen ideología. Hay tantos machistas y negacionistas del cambio climático, tantos feministas y ecologistas, entre los votantes de los partidos de derechas como entre los de izquierdas. Es ridículo y falso creer que solo los “progresistas” defienden la igualdad entre hombres y mujeres o solo ellos luchan por el medio ambiente.

Llama la atención que Greta Thumberg, una niña de 16 años, se encuentre al frente del movimiento ecologista y, más aún, que Javier Bardem, un actor tan sectario como ignorante, pronuncie el discurso que clausuró la marcha celebrada en Madrid. La activista sueca no es más que una víctima del marketing político de la izquierda. Sufre, además, el síndrome de Asperger, que según los médicos, es “un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista y que afecta la interacción social recíproca, la comunicación verbal y no verbal, una resistencia para aceptar el cambio e inflexibilidad del pensamiento”. Pese a esta enfermedad, y con la complicidad de sus padres, es explotada sin piedad por los movimientos ecologistas como símbolo y reclamo de sus reivindicaciones. Ha tenido que sufrir una larga travesía del Atlántico en un catamarán, mientras los dirigentes que han asistido al COP25 emponzoñaban el aire con el queroseno de sus jets.

Y Javier Bardem es un sectario de la extrema izquierda que sabe tan poco del medio ambiente como de los valores de la democracia. Pero que insulta al alcalde de Madrid en su discurso de clausura de la manifestación llamándole “estúpido” por el mero hecho de ser del PP, por haber sustituido a otro símbolo del populismo como Manuela Carmena, algo que no saben digerir los demócratas de la progresía. El millonario actor, además, está imputado por el delito de defraudar a Hacienda, noticia que apenas ha trascendido en los medios de la izquierda. Pese a todo, leyó a trompicones un discurso lleno de tópicos sobre la defensa del medio ambiente.

La multitudinaria manifestación de Madrid y la celebración de la Cumbre del Clima han resultado un éxito. Y hay que aplaudir por ello tanto al presidente en funciones, que tuvo la iniciativa de ofrecer la capital de España para organizar el Congreso, como al alcalde de Madrid, responsable de Ifema, el recinto que en tiempo récord ha instalado los pabellones. Pero tanto la explotación de la niña sueca Greta Thunberg como la elección de Javier Bardem para que hablara de lo que ignora han sido “una estupidez”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (28)    No(0)

+

3 comentarios