www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Carlos Taibo: La Rusia contemporánea y el mundo

domingo 22 de diciembre de 2019, 19:00h
Carlos Taibo: La Rusia contemporánea y el mundo

Catarata. Madrid, 2019. 206 páginas. 15,20 €.

Por Alfredo Crespo Alcázar

En La Rusia contemporánea y el mundo. Entre la rusofilia y la rusofobia, el profesor Carlos Taibo nos ofrece un libro brillantemente escrito y documentado que supone un manual de historia y de relaciones internacionales. El autor, uno de los grandes referentes en nuestro país en lo relativo al estudio del binomio formado por los países del Este y la URSS, aborda cómo es percibida hoy en día la nación gobernada con “puño de hierro” por Vladimir Putin.

Como el propio título refleja, las filias y las fobias predominan actualmente cuando nos referimos a Rusia. Taibo las disecciona todas ellas, en particular en el capítulo quinto de la obra, enumerando los argumentos enfrentados de ambas posturas y analizando las razones de los mismos. Esta parte resulta fundamental porque nos sirve para entender cómo Rusia y Putin suscitan idénticas pasiones en sectores tan antagónicos entre sí como los representados por el Frente Nacional francés de Marine Le Pen y una izquierda trasnochada que considera modelos de autoridad a dirigentes de la calaña de Al Assad.

En lo que afecta a los rusófilos, se observa mayor homogeneidad en los planteamientos que defienden. En este sentido, destaca su percepción de Rusia como un país que chantajea a sus socios y que implica un claro peligro para la seguridad global. De una manera más particular, los rusófilos conciben a Putin como “un político agresivo en el que no se puede confiar”, sentencia el autor.

No obstante, antes de llegar ese punto, Carlos Taibo hace un recorrido por esa Rusia que surge como nación independiente en 1991, tras la implosión de la URSS. Al respecto, sigue un orden cronológico vertebrado alrededor de los liderazgos de Boris Yeltsin y de Vladimir Putin. Asimismo, producto de su conocimiento del objeto de estudio, expone tanto las características del sistema político ruso (“democracia soberana”), profundizando en sus rasgos más autoritarios, como el entramado de alianzas internacionales trazado por Moscú.

Sobre esta última cuestión, el profesor Taibo, aunque no sostiene que Occidente humillara a Rusia en la posguerra fría, sí que argumenta que se “inició un intento de reeducación destinado a crear una potencia sumisa” (p. 58). Incluso en los años de mayor cordialidad mostrada por Putin (2000-2006), Moscú no recibió ningún gesto de idéntica naturaleza por parte de las potencias occidentales.

A partir de ese momento, Putin implementó una política exterior mucho más agresiva, destinada a combatir el unilateralismo occidental y la superioridad de los valores defendidos por Estados Unidos y la Unión Europea. Este modus operandi se ha ido disfrazando en la propuesta de un “mundo multipolar”, un concepto sobre el cual el autor nos previene acertadamente ya que no debe interpretarse como sinónimo de multilateralismo.

Con todo ello, ¿supone una amenaza la Rusia de hoy en día? La siguiente afirmación del autor parece dar respuesta a este peliagudo interrogante: Mientras el mundo occidental, en paralelo, ha preservado, y aun ampliado, su bloque militar, con la OTAN como buque insignia, nada homologable puede identificarse del lado de Rusia, cuya política exterior sigue teniendo un carácter fundamentalmente defensivo” (p.146). En sentido, en la obra se subraya en numerosas ocasiones que Rusia actualmente se halla muy por detrás de Estados Unidos y de China, en teoría sus principales competidores (o adversarios), en cuestiones fundamentales como gasto militar, PIB o demografía. A pesar de este conjunto de hándicaps tangibles, Rusia no se resigna a ser considerada un socio menor.

De hecho, desde su “recobrada independencia” ha impulsado diferentes organizaciones regionales (por ejemplo, la CEI o la Organización de Cooperación de Shangai) en las cuales ha tratado de imponer su agenda y metas, si bien su alcance y repercusiones han resultado muy limitados. Además, tampoco cuenta con grandes aliados en la actualidad (Sudán, Nicaragua, Siria, Zimbabue, Venezuela, Bielorrusia) lo que introduce dosis de pesimismo en lo relativo a su horizonte inmediato.

Libro
_
ebook
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.