www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Rosa Falcón: Robinson y la isla infinita. Lecturas de un mito

domingo 19 de enero de 2020, 22:51h
Rosa Falcón: Robinson y la isla infinita. Lecturas de un mito

Prólogo de Carlos García Gual. Fondo de Cultura Económica. Madrid, 2019. 250 páginas. 16 €.

Por Francisco Estévez

Esa isla rota que parece nuestro mundo actual resulta paradójicamente terreno abonado para una nueva lectura del Robinson Crusoe más allá de la estupenda oportunidad que ha sido la celebración de los 300 años de su publicación el año que acaba de terminar. El fecundo mito ha dado tantas vueltas a su propia madeja que permite uno de los ensayos más sabrosos del año como resulta este ejemplar trabajo de Rosa Falcón. El poder omnívoro de los mitos pudiera parecer sofocarse ante la incesante charla y guirigay cibernético. Sin embargo, desde el gran caleidoscopio de la realidad un mito que se precie toma irisaciones donde cabemos todos en su peculiar resonancia universal superando épocas y culturas. De tal manera, Robinson Crusoe es junto a don Quijote, don Juan o Fausto, uno de los grandes mitos de la cultura occidental capaz de tomar sorprendentes interpretaciones en nuestra contemporaneidad.

Lo cual nos lleva rápido a preguntarnos por las impredecibles e inagotables reverberaciones de todo mito y, en especial, de este Robinson sujeto moderno, homo economicus. Hablando del texto en sí, en el panorama editorial español sobresale la edición de Fernando Galván para la benemérita colección de Letras Universales en Cátedra, con un amplio y esclarecedor prólogo y texto anotado convenientemente como es norma de la casa editorial. Aunque el lector más curioso deberá visitar la edición completa y con nueva traducción íntegra y valioso prólogo de Enrique de Hériz en Edhasa, Robinson Crusoe y Nuevas aventuras de Robinson Crusoe.

Yendo al libro que nos ocupa, Robinson y la isla infinita. Lecturas de un mito es un ensayo académico de la mejor estirpe, vale decir, aquel redactado con muñeca elegante que no defraudará al público curioso. Lo abala y antecede el magisterio de unas páginas breves pero como siempre lúcidas de Carlos García Gual. Tras ellas, y como es preceptivo, Rosa Falcó presenta la novela y a este héroe moderno de la literatura europea que es Robinson relacionándolo con otros mitos como Ulises o Don Quijote. Más allá, y en un estupendo capítulo, reflexiona sobre la isla como lugar de experimentación de teorías y aventuras, como buena terra incognita que es. Tras ello pasa lupa con mimo y acierto a las principales robinsonadas del siglo XX ya sea en literatura, en cine, en televisión o en filosofía, y, por supuesto, no falta la omnipresente Internet.

Es un acierto en estas páginas ocupar buena parte en analizar la lectura propiciada por la literatura hispanoamericana, de Gabriel García Márquez a Arturo Uslar Pietri, pasando por Bioy Casares, o de contemporáneos como José Saramago o J. M Coetzee. Las lecturas del mito son tan amplias y divergentes como uno puede esperar. Por ejemplo, entre Robinson y Viernes, pensado decolonialmente, Viernes parece el interesante, como hizo ver Vargas Llosa.

La vida y extrañas y sorprendentes aventuras de Robinson Crusoe, marinero de York escritas que vivió veintiocho años solo por completo en una isla deshabitada en la costa de América, cerca de la desembocadura del gran río Orinoco, tras ser arrojado a tierra en un naufragio en el que perecieron todos los hombres menos él. Con un relato de cómo fue extrañamente rescatado por piratas. Escrito por él mismo, que con tal título salió a la luz en 1719 con éxito arrollador, resulta hoy más vital que nunca, véase, por poner un ejemplo, el hermoso giro que imprime Karlos Linazasoro en su Versus (Estampas de un náufrago) (2018) para reflexionar sobre la identidad. La soledad del individuo obligado a hacerse a sí mismo parece que no tiene fin en este naufragio constante que es vivir.

Libro
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)

+

0 comentarios