www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

WTA. Garbiñe Muguruza desglosa la receta de su renacer en 2020

WTA. Garbiñe Muguruza desglosa la receta de su renacer en 2020
Ampliar
jueves 13 de febrero de 2020, 18:39h
El papel de Conchita Martínez y su viaje al Kilimanjaro, trascendentales.

En 2017, con 24 años, Garbiñe Muguruza tocó el cielo del tenis. Casi literalmente. En aquella temporada ganó su segundo Grand Slam (Wimbledon, tras haber vencido en Roland Garros en 2016), alcanzó el estatus de mejor tenista del mundo -número 1 de la WTA durante cuatro semanas-, fue condecorada como la 'Mejor jugadora del año' -por WTA e ITF- y nominada al premio de 'Deportista del Año' en los Laureus. Una barbaridad un tanto precoz de difícil digestión.

A partir de esa cima, la caraqueña vaciaría el contenido de la consistencia desarrollada con anterioridad y su mente fue alejándola de la élite del tenis. Ya fuera en torneos humildes o en los 'majors'. En 2018 se tuvo que conformar con las semifinales de Roland Garros y las del WTA Elite Trophy (caería al puesto 18º del circuito femenino). Y en 2019 se confirmaría su desplome, por debajo del Top-30. En ambos años ganaría, simplemente, el Torneo de Monterrey. Nada más pudo llevarse a la boca.

Las dudas, y la sensación de estar ciertamente perdida a pesar del talento que atesora, provocaron que decidiera romper con su entrenador. La salida del francés Sam Sumyk -aquel que construyó su versión triunfal- antes del Wimbledon ganado marcaría la senda escogida que pauta el presente: con Conchita Martínez a su lado. El preparador galo volvería a trabajar con Garbiñe tras el éxito en el All England Club, pero tras certificar su peor puesto clasificatorio desde 2013 sería despedido. Y la aragonesa contratada para ocupar el cargo no sólo de cara a un torneo, sino para ejercer de entrenadora a tiempo completo.

Así las cosas, Muguruza se descubrió compitiendo en la final en el recién terminado Abierto de Australia, tras haber ganado seis partidos -a tres jugadoras que ocupan el Top-10-. Cayó sin argumentos en la pelea por el título, mas el subcampeonato se ha interpretado como un síntoma de su resurgir como tenista jerárquica, en este escenario de ausencia de gobierno en el tenis femenino -más allá de la australiana Ashleigh Barty-. Y la española ha querido pasar revista al momento dulce que vive este jueves, con motivo de un acto promocional de Caser Seguros.

En un encuentro con medios de comunicación, Garbiñe ha lucido el perfil sincero que le caracteriza y ha señalado que su unión con Conchita es determinante en su gran rendimiento mostrado. "Lo que tenemos es muy bueno. Es que ella ha sido una jugadora de muchísimo nivel y rápido nos entendemos. Es una complicidad muy especial, porque necesitamos la mitad de palabras para hacernos entender", avanzó.

"Conchita es una persona que siempre he considerado. Y esta vez, cuando buscaba entrenador, se dio la coincidencia de que estaba disponible (hacía pocas semanas que había terminado su relación contractual con la checa Karolina Pliskova). Y, cuando llegó el momento, no dudé en contactarla para trabajar con ella", confesó la hispano-venezolana, que dijo haber tenido siempre claro que volvería a trabajar con la aragonesa.

Mas, contemplando en perspectiva lo ocurrido, ha narrado que "el relevo del equipo técnico fue difícil". "Pero como todo, el deporte son ciclos. Sentía que necesitaba cambiar de aires, una voz nueva, un nuevo equipo, renovar un poco la energía. Y lo de Conchita se dio muy rápido", remató. Ciertamente, la mano de Martínez ha reconstruido la convicción y concentración que han de acompañar a Muguruza, pero en la final ante Sofia Kenin asomaron los fantasmas que la han perseguido en las dos temporadas precedentes. Queda trabajo.

"Está claro que la regularidad es algo muy difícil de conseguir. Demostrar cada día un alto nivel de tenis, es un reto para todas", remarcó, siendo su estilo más agresivo que conservador, con lo que el acierto ha de ser alto para no concatenar fallos que descarrilen su mentalización. Simona Halep, ex número 1, definió muy bien a la caraqueña cuando ésta la eliminó en las semis de Melbourne: "Si jugara a este nivel siempre, Garbiñe sería la mejor del mundo". Pues bien, esa es la labor que ha de acometer. Refrescar la consistencia perdida.

Para ello, decidió enfrascarse en una aventura durante la pretemporada. Una actividad ajena al tenis y al día a día. Se fue a Tanzania para escalar el Kilimanjaro, la montaña más alta de África (5.895 metros). "Era una reto personal. Quería ponerme en una situación difícil, saber de qué estoy hecha. Aprendí a estar más en contacto con la naturaleza. Fue un viaje duro, de resistencia, sacrificio y mentalidad. Pero ha sido una experiencia muy buena", resumió. Y compartió que considera que ese viaje y la ayuda de Concha han reiniciado su mente. Y el fruto de ello es rozar el trofeo en un Grand Slam. Volver a tener la sensación de depender de sí misma.

"El comenzar un año nuevo con un equipo nuevo me ha ayudado bastante. Y seguir con el trabajo también, porque los resultados llegan antes o después. Hay que ser paciente y lidiar con esa frustración. No sabía cuándo llegarían los resultados, pero la verdad es que ha llegado muy rápido", reflexionó Muguruza, antes de confirmar su mayor comodidad en los 'majors'. "Está claro que todos los torneos son importantes, pero no puedo negar que los Grand Slams me motivan más. Se me da mejor cuando siento esos grandes escenarios y me enfrento a las grandes jugadoras o simplemente siento esa gran adrenalina", sentenció al actual 16ª mejor tenista del planeta.

Y, por último, se despidió transmitiendo su compromiso por ordenar todas las piezas que conforman su totalidad como deportista de élite. Porque su objetivo está puesto en volver a ser la número. Con 26 años, Garbiñe, más consciente de sus virtudes y debilidades, ha apuntado que "trabajamos mucho en poner orden a todo eso. En cómo organizar la jugada, el estilo de juego. Muchos detalles técnicos que, en el alto nivel, marcan la diferencia". Australia he rellenado de ilusión su proyecto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.