www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. Gordon y Jones Jr. llevaron el concurso de mates al techo de la polémica

domingo 16 de febrero de 2020, 07:46h
Buddy Hield se proclamó rey de triple y Bam Adebayo ganó el torneo de habilidades.

El segundo capítulo de la fiesta del baloncesto estadounidense llamado All Star Weekend acogió la disputa de tres concursos: el de habilidades, el del tiro de tres puntos y el del mate. En una jornada en la que se anunció que el MVP de All Star game pasaría a nombrarse como el premio Kobe Bryant, y en el que los astros brindaron una suerte de concurso de tiros desde el centro del campo, sería Bam Adebayo el que abrió fuego.

El jugador de los Heat se proclamó ganador del Concurso de Habilidades. Lo hizo sorprendiendo al personal pero con una efectividad notable. "Leí un tuit que decía que era el último en opciones de ganar para Las Vegas. Entonces, quienquiera que haya apostado, espero que obtenga su dinero. Y espero que vaya a comprar una Ruth Chris, Cheesecake Factory, algo así", manifestó cuando le fue entregado el trofeo.

Adebayo, que derrotó en su camino hacia el título a al campeón de 2018 Spencer Dinwiddie y a la estrella de los Raptors, Pascal Siakam, venció en la final a Domantas Sabonis. El hizo de la leyenda europea, que compite para los Indiana Pacers, a su vez derribó en las rondas precedentes al defensor del título Jayson Tatum y a Khris Middleton, de los Bucks -líderes de la NBA-.

De esta manera Adebayo, de ascendencia africana y de 22 años de edad, que promedia 15.8 puntos, 10.4 rebotes y 4.9 asistencias en 54 partidos, inauguraría una noche colosal para la representación de los Miami Heat en esta Fin de Semana de las Estrellas que se está desarrollando en el United Center de Chicago, el templo que contempló a Michael Jordan construir su mito.

Mas, antes del advenimiento del polémico y exquisito concurso de mates tomaría la cancha el Concurso de Triples. En esa suerte venció con solvencia Buddy Hield, de los Sacramento Kings. El jugador que más triples ha metido en toda la historia del baloncesto profesional norteamericano en sus tres primeros cursos se alzó con el trofeo al derrotar en la final a Devin Booker -de los Suns- y a Davis Bertans -de los Wizards-.

La organización incluyó una modificación en el formato que añadió un balón verde al reglamentario y al multicolor. Así, la escala de puntuación por cada balón era de uno, dos y tres puntos, disponiendo los jugadores de dos balones verdes por ronda y del tradicional carrito completo de balones multicolor. Quizá por ello se vieron un rosario de puntuaciones realmente altas, si se contempla lo visto en las décadas precedentes.

Los tres finalistas pusieron el listón muy exigente, por encima de los 23 puntos, al resto de competidores. Y lo pagarían nombres como el defensor del título de 2019, Joe Harris, de los Nets (22 puntos); Trae Young, la sensación de los Hawks (15 puntos); el solvente tirador Devonte Graham, de los Hornets (18 puntos); el emergente Duncan Robinson, de los Heat (19 puntos); y el referente local, de los Bulls, Zach LaVine (23 puntos). Todos ellos fueron eliminados a las primeras de cambio.

Ya en la ronda por el título Bertans trasladó la presión a sus oponentes al colocar 22 puntos, ya bajo la presión de verse en condiciones de alzar el trofeo. Booker, que reemplazó al lesionado Damian Lillard, subrayaría su clase con 26 puntos, complicando el horizonte al extremo para el tirador restante. Pero Buddy Hield conectó 27 puntos, casi sobre la bocina, para redondear un triunfo que hizo las delicias de los aficionados.

Y con ese distinguido aperitivo arribaría un Concurso de Mates en el que comparecieron Pat Connaughton -de los Bucks-, el veterano y campeón de este torneo Dwight Howard -de Los Angeles Lakers-, Derrick Jones Jr. -de los Heat- y Aaron Gordon -de los Orlando Magic-. Precisamente serían estos dos últimos los que se jugarían el título, mientras que Howard homenajeó a Kobe Bryant al portar una capa de Superman con el número 24 y usar un balón tributo al astro caído recientemente.

Ya metidos en harina, Jones Jr. y Gordon entraron en ignición, concatenando mates perfectos, de 50 puntos, desde la primera fase. Ya en la batalla postrera, en el mano a mano que tuvo en vilo a la 69 edición del Fin de Semana de las Estrellas, se registrarían tres empates consecutivos porque los dos jugadores emitieron mates perfectos sin pestañear. Con diversas facturas y preparación creativa.

El alero de los Heat, que cumplía 23 años, dejó para el recuerdo un mate casi nunca visto con anterioridad: pasó el balón por debajo de sus piernas, en un giro de 360 grados y definiendo con la mano izquierda. Una barbaridad que sería empastada por Gordon. Los dos llegaron al tercer desempate al borde del descarrilamiento por el nerviosismo y lo complicado para sorprender al jurado.

Derrick Jones Jr. eligió realizar un mate con salto desde la línea de personal, ejecutando una maniobra de molino de viento y machacando con la izquierda. Para una puntuación de 48 puntos, que dejaba en el aire el trofeo. Le tocaba a Gordon poner la guinda al excelso ejercicio que habían brindado, y tras una discusión con el miembro del Salón de la Fama Shaquille O'Neal, pidió al gigante de los Celtics Tacko Fall que se colocara cerca de la canasta.

Gordon superó con fortaleza los 2 metros y 26 centímetros de su actor secundario y machacó con las dos manos, prendiendo por completo el pabellón. Pero los jueves le dieron 47 puntos, germinando en este ala-pívot una impotencia compartida por más de dos y de tres aficionados. El jugador de los Magic, que ha había perdido un Concurso de Mates muy ajustado en 2016, ante LaVine, compartió sus emociones y el clamor generalizado ante la decisión de dejarle, de nuevo, en el subcampeonato.

Todo su concurso había ido al galope de mates de 50 puntos en el último sintió que le robaron. Así de claro. "No es tratar de quedar bien, ni buscar justificaciones. Siento que debería tener dos trofeos. Se acabó mi participación en este concurso. Mi próximo objetivo es tratar de ganar el concurso de tres puntos", manifestó, visiblemente decepcionado. Víctima del que ya se menciona como el mayor atraco en la historia de este concurso. Y Dwyane Wade -emblema retirado de los Heat-, que formaba parte del jurado, ha sido señalado como el artífice del triunfo de Jones Jr. La polvareda se ha levantado en pleno festejo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.