www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

Trump se apoya en el coronavirus para activar la guerra comercial con China

Trump se apoya en el coronavirus para activar la guerra comercial con China
domingo 16 de febrero de 2020, 16:13h
Tanto el magnate como el Partido Demócrata han atacado a Huawei, tratando de evitar que entre el 5G en Europa a través de dicha compañía.

Donald Trump y el Ejecutivo estadounidense están desempolvando la guerra comercial con China, apoyándose en el temor global, que roza la fobia, a lo relativo al gigante asiático. El coronavirus ha sembrado el terreno. La delegación americana desplazada a la conferencia de seguridad de Múnich, encabezada por el secretario de Defensa Mark Esper, ha insistido en el peligro que representa para la "libertad" el consorcio chino Huawei.

El coloso de la telecomunicación, que según está previsto tendrá un papel trascendental en la inclusión de la infraestructura 5G en la Unión Europea, ha vuelto a estar en el centro de la diana de las críticas norteamericanas. Según el mencionado delegado de la Casa Blanca, dicha compañía es usada por Pekín como una suerte de caballo de Troya.

Pero no ha quedado la cosa en una hipótesis defendida por los republicanos. Nancy Pelosi, referente del Partido Demócrata y Presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha efectuado unas declaraciones públicas contundentes. Ha afirmado que comprar un teléfono o dispositivo de Huawei es "meter al Gobierno chino en el salón de tu casa".

Esta es la culminación de una estrategia que tocó techo el pasado jueves. En esa fecha, el equipo de trabajo de Trump proclamó que Huawei robó secretos comerciales y la acusó de mantener negocios de carácter ilegal con Corea del Norte, amén de colaborar con Irán en la vigilancia y control de su población. Reunieron las autoridades americanas hasta 16 cargos por conspiración -comercial y de violación de la ley de organizaciones corruptas e influenciadas por el crimen organizado- contra el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo. Emblema del resurgir económico chino.

El Departamento de Justicia expuso, mediante una nota, que presentó la denuncia en un tribunal federal de Brooklyn, en Nueva York. Al parecer, la empresa viene maniobrando desde el fraude y el engaño para apropiarse de tecnología avanzada y propiedad intelectual de empresas estadounidenses, de forma indebida. Se mencionó "una larga investigación independiente" que ha deparado la siguiente conclusión: "Huawei recopiló secretos comerciales y material protegido por los derechos de autor, como código fuentes y manuales de usuario para enrutadores de internet, tecnología de antenas y tecnología de prueba de robots".

Asimismo, desde el Despacho Oval salió esta acusación: la empresa china trabajaría en proyectos tecnológicos y comerciales con Irán y Corea del Norte, dos países que están sancionados por la ONU. Y se especificó que se han desarrollado negocios que han tratado de ser escondidos con nombres en clave como el código "A2" (para los iraníes) y el "A9" (para los norcoreanos). De hecho, el primero ayudaría a la vigilancia nacional del país árabe, mediante la empresa Skycom.

"Huawei alcanzaba acuerdos de confidencialidad con los propietarios de la propiedad intelectual para apropiarse de ella y reclutar trabajadores de otras compañías a cambio del acopio de dicha propiedad intelectual. Supuestamente lanzó una política que instituye un programa de bonificación para recompensar a los empleados que obtuviesen información confidencial de sus competidores. Huawei, Huawei USA y Futurewei acordaron reinvertir los ingresos de esta supuesta actividad de crimen organizado en los negocios mundiales de Huawei, incluso en los Estados Unidos", proseguía el comunicado del Departamento de Justicia.

Desde el conglomerado chino, que da trabajo a más de 180.000 ciudadanos y opera en más de 170 naciones, se han defendido interpretando este ataque como un intento de subir la presión de una campaña que viene de lejos. "Esta nueva acusación es parte del intento del Departamento de Justicia (estadounidense) para dañar irrevocablemente la reputación y el negocio de Huawei por razones relacionadas con la competencia en lugar de la aplicación de la ley", argumentó la compañía.

"Las nuevas acusaciones carecen de fundamento y se basan, principalmente, en disputas civiles recicladas de los últimos 20 años que han sido previamente resueltas, litigadas y, en algunos casos, rechazadas por jueces y jurados federales", concluyó la comunicación de Huawei, la empresa que ha sido señalada repetidamente por Estados Unidos como un peligro para la seguridad internacional, debido a sus nexos con Pekín.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios