www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRUMP

Rohaní advierte: Irán no negociará nunca con Estados Unidos bajo presión

Rohaní advierte: Irán no negociará nunca con Estados Unidos bajo presión
Ampliar
domingo 16 de febrero de 2020, 18:08h
El dirigente iraní aseguró que sin su país no es posible la paz en la región.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró este domingo que Irán "nunca acudirá a la mesa de negociaciones bajo presión" ni empezará conversaciones con Estados Unidos "desde una posición de debilidad". En una rueda de prensa en Teherán, Rohaní dijo que "la política de máxima presión está condenada al fracaso" pese a que el Ejecutivo noertamericano pensaba que con la imposición de sanciones Irán se iba a rendir en unos meses y aceptaría su voluntad.

El Gobierno estadounidense de Donald Trump volvió a imponer sanciones a Irán tras retirarse en mayo de 2018 del acuerdo nuclear, que había sido firmado en 2015 por el llamado Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania). "Si EE.UU. vuelve al JCPOA (sigas en inglés del pacto nuclear) y levanta las sanciones podrá regresar a la mesa de negociaciones en el marco del Grupo 5+1, de lo contrario no habrá negociaciones", subrayó el presidente iraní, que aludió a las presiones de Washington para alcanzar un nuevo acuerdo.

Rohaní hizo hincapié en que el camino de Irán es el de "la resistencia y el progreso" y que continuará en esa vía el próximo año del calendario iraní, que comienza el próximo 21 de marzo. Aunque reconoció que las sanciones han implicado problemas económicos para la población y que todavía hay dificultades, aseveró que Irán "ha superado las máximas presiones de Estadoa Unidos".

Debido a las sanciones y al fracaso del resto de firmantes del JCPOA en contrarrestarlas, Irán ha ido reduciendo gradualmente el cumplimiento de sus compromisos, incluido el límite de enriquecimiento de uranio, hasta que en enero pasado anunció que ya no se adhería a ninguna de sus obligaciones técnicas. El pacto nuclear limita el programa atómico de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, por lo que la retirada de Trump lo debilitó en extremo.

"Lo que es importante para nosotros es que Estados Unidos y los funcionarios de la Casa Blanca cambien su forma de pensar y hagan lo que es mejor para el pueblo estadounidense y para la región. Estados Unidos tiene que abandonar el unilateralismo y dejar de creer que es el gobernador del mundo", apuntaló un dirigente que ha mantenido un pulso tenso con el magnate norteamericano por las sanciones, la rivalidad con Arabia Saudí -con ataques registrados en el golfo Pérsico- y el reciente asesinato del poderoso general iraní Qasem Soleimaní en un bombardeo estadounidense en Bagdad.

Precisamente, en torno a este asunto se pronunció este domingo el jefe del Poder Judicial de Irán, Ebrahim Raisí. Afirmó que están trabajando con Irak para llevar a instancias internacionales el asesinato de Soleimaní. Raisí explicó que las autoridades judiciales de Irán e Irak "están investigando el caso del martirio de Qasem Soleimaní" y que ya se ha abierto el proceso en la Fiscalía de Teherán para castigar a los culpables, según la agencia Tasnim.

"Se asignaron jueces para trabajar con el Departamento Internacional del Poder Judicial y el Ministerio de Exteriores y dar seguimiento al tema en el país en cooperación con los principales funcionarios judiciales de Irak", señaló. Y, por su parte, el viceministro iraní de Justicia, Mahmud Abasí, precisó que Irán e Irak llevarán este caso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) porque el asesinato contraviene la Carta de Naciones Unidas.

Por último, Rohaní ha calificado su plan como "una de las mejores soluciones" para garantizar la seguridad en el Pérsico, el presidente dijo que Irán "siempre ha buscado la estabilidad en esta región". "Es claro para todo el mundo que la paz y la estabilidad en esta región no se logrará sin la ayuda de Irán", apostilló, para añadir que la seguridad debe ser suministrada por los países del golfo.

Por ello, insistió en que "todos" los países deben colaborar y que no se debe excluir a ninguno y explicó que "algunos Estados dieron la bienvenida al plan y otros todavía no han respondido". Entre los que no han respondido se encuentra Arabia Saudí. Rohaní afirmó que cuando ese país "esté preparado" podrán solucionar sus diferencias, empezando por el conflicto en el Yemen, donde respaldan a bandos rivales. "Si Arabia Saudí frena su agresión al Yemen, las condiciones para una negociación y una reconciliación son posibles", finalizó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.