www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Torra se vuelve a burlar de Sánchez

lunes 24 de febrero de 2020, 12:38h
Solo con leer el comunicado que le ha enviado Quim Torra, Pedro Sánchez debería suspender la mesa de negociación “entre Gobiernos”, prevista para este miércoles. Es una provocación al Estado de Derecho y una burla al propio presidente. El comunicado dice: “La representación catalana debería estar integrada por el presidente Carles Puigdemont, el vicepresidente Oriol Junqueras, el preso político Jordi Sànchez y la secretaria general de ERC, Marta Rovira. Estas son las cuatro personas que el Gobierno de la Generalitat quiere al frente de la negociación. Pero como su situación es de prisión y exilio como consecuencia de la represión política y esto impide un funcionamiento normal de negociación, el Gobierno ha creado una delegación encabezada por el presidente Quim Torra, con el vicepresidente Pere Aragonés.”

El presidente de la Generalidad no busca el “diálogo” con el Gobierno. Solo quiere un escaparate para sus burdas demagogias y un escenario para su propaganda electoral. Pretende sentar a negociar a dos presos sentenciados por sedición y a dos fugados de la Justicia. Y anuncia que “la represión política impide la negociación”. Exige, pues, la excarcelación de los presos como requisito para el éxito de las reuniones “entre Estados”.

Con estas intenciones, Pedro Sánchez debería ser consciente de que durante las llamadas mesas de negociación se va a encontrar siempre con la misma piedra. Los políticos catalanes solo buscan, primero, la libertad de los políticos presos y, luego, la celebración de un referéndum de autodeterminación con la complacencia del Gobierno. Y de ahí, nadie les va a mover. Ya se sabe que, a cambio, despliegan sobre la mesa de negociación los escaños que Sánchez necesita para, primero, aprobar los Presupuestos y, luego, aguantar la legislatura.

Además de Torra y Aragonés, la “delegación catalana” estará formada, entre otros, por Rius, el que fuera jefe del Gabinete de Puigdemont, y Jové, imputado por el 1-O, más conocido como “el arquitecto del golpe” y por ser la mano derecha de Junqueras. El presidente del Gobierno se va a sentar a dialogar y a intentar negociar con un grupo de independentistas fanáticos, empezando por el racista presidente de la Generalidad. Un grupo de fanáticos que aprovecharán los encuentros para su propaganda secesionista. Para, una vez más, desafiar al Estado de Derecho y burlarse de Pedro Sánchez.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.