www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ORIOL JUNQUERAS O LA GRAN FARSA

viernes 28 de febrero de 2020, 11:27h
Desde el pasado mes de noviembre todo estaba acordado. Si el secesionismo catalán apoyaba la permanencia...

Desde el pasado mes de noviembre todo estaba acordado. Si el secesionismo catalán apoyaba la permanencia de Pedro Sánchez en su poltrona monclovita, el Gobierno, por uno u otro procedimiento, pondría en libertad a Oriol Junqueras y a sus compañeros delincuentes, condenados por sentencia unánime del Tribunal Supremo. Los gravísimos delitos que cometieron contra el orden constitucional quedarán así parcialmente impunes.

Pedro Sánchez arrasa con todo. Ni siquiera respeta la división de poderes. Ha decidido enmendar la plana al Tribunal Supremo y vender España por un plato de votos. Como domina, en parte considerable, los medios de comunicación, apacienta ya la reacción de la opinión pública, estupefacta ante el anuncio de que Oriol Junqueras, que no se ha arrepentido de nada, se mofe de la Justicia española, paseando en libertad durante tres días a la semana. Y eso para empezar. Cinco meses después de la sentencia, el máximo responsable del intento de golpe de Estado se burlará de todos gracias a la mano tendida y a la actitud genuflexa de Pedro Sánchez. Difícil encontrar una ofensa de tan grueso calibre contra la dignidad de España. La ambición de un personaje menor ha echado a rodar la democracia española. Felipe González, el líder socialista y destacado hombre de Estado, ha resumido la situación con palabras inequívocas y esclarecedoras. Sánchez está a punto de enterrar el socialismo democrático español, embarcado ya en la nave de un Frente Popular de rumbo incierto.