www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Marian Izaguirre: Después de muchos inviernos

domingo 15 de marzo de 2020, 20:15h
Marian Izaguirre: Después de muchos inviernos

Lumen. Barcelona, 2019. 272 páginas. 18,90 €. Libro electrónico: 8,54 €.

Por Jorge Pato García

Siempre en la literatura las historias de amor más idílicas han sido tempestuosas. Parejas de amores imposibles pero que, al final, superan los obstáculos y son felices para siempre. Pero obviamente esa literatura es casi siempre cien por cien fantasía y en este caso nos encontramos ante una novela que da una visión mucho más realista de lo que puede ser una pareja.

En primer lugar, Después de muchos inviernos no empieza directamente relatándonos una historia de amor, sino que comienza con un misterioso asesinato que generará un permanente suspense a lo largo de todo el relato. A mediados de los años sesenta una mujer aparece asesinada en Madrid, en una vivienda ubicada en el barrio más elitista de la capital, el de Salamanca. Pero este suceso está vinculado con una historia que comienza unos años antes, concretamente en el año 1959 y en otra ciudad, Bilbao.

Allí Henar Aranguren, perteneciente a una de esas familias aristocráticas en las que los jóvenes al cumplir 18 años viven su puesta de largo en la sociedad, se enamora de Martín. Este es hijo de una familia de clase obrera al que ve todas las tardes pescando en el muelle. Superan las barreras sociales y, finalmente, conseguirán huir a Madrid persiguiendo el vivir plenamente su amor y en libertad, junto con otros sueños laborales como son el de ser modista de ella y el de ser escritor de él.

Pero ni todos los objetivos laborales se cumplen en esta vida, ni el amor dura para siempre por muy idílico que haya sido el inicio del romance. La pareja se distanciará a raíz de la desconfianza y las sospechas mutuas que se despertarán en su convivencia.

Gracias a esta novela vamos a poder vivir los usos y costumbres de la sociedad española de mediados del siglo pasado, pero también veremos las violetas del comportamiento humano cuando se ve sometido a tensión por la pobreza, la ambición o incluso en aquella época por el juicio de la sociedad, algo que romperá la pareja como se puede romper el casco de un buque. La narrativa inconfundible de Marian Izaguirre (Bilbao, 1951) vuelve a cautivarnos en esta ocasión como ya hizo con títulos anteriores, como La vida cuando era nuestra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios