www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Lío: Jovic huye de su situación en el Real Madrid y se salta la cuarentena

Lío: Jovic huye de su situación en el Real Madrid y se salta la cuarentena
Ampliar
jueves 19 de marzo de 2020, 22:47h
El jugador balcánico ha afimado que contaba con permiso del club para viajar. Y ha pedido disculpas.

Luka Jovic no es delantero centro rematador. A partir de ahí, su vida se complicó cuando el Real Madrid le ofertó ser contratado. Desde ese momento, no ha pasado del rol de extra en el club español, aunque se tratara de una de las perlas balcánicas mejor consolidadas del momento, con un rendimiento casi exponencial en la Bundesliga que le colocó en los focos de los aristócratas continentales.

Esta mala traducción inicial de sus capacidad físicas, técnicas y futbolísticas, y la capacidad de interpretación de la cúpula madridista, rimaron para empobrecer a un joven valor que, a pesar de todo, sigue estando llamado a ser considerado como uno de los referentes ofensivos en el medio y largo plazo europeo (fue contratado por 60 millones de euros). Probablemente no será uno de sus goleadores estridentes, mas sí puede pasar, tranquilamente, por uno de los peones con mejor influencia en los goles del equipo que confíe en él. Amén de asignarle el rol correcto.

Con la camiseta merengue sólo ha jugado 770 minutos y anotado 2 tantos. Ese es el balance descriptivo de su situación. Nombres como Rodrygo, Vinicius o Fede Valverde le han arrebatado el foco que él, sin duda, esperaba acaparar como bandera de la nueva generación. Como uno de los líderes de la transición que tanto requiere la plantilla de Chamartín.

Así las cosas, con el fútbol congelado a la espera de la extinción de la amenaza del coronavirus, Jovic empezó la pasada semana un repunte extradeportivo que no es más que una añadidura de la frustración que debe estar arrastrando. Una suerte de continuación del episodio vivido hace meses. Ljubisa Tumbakovic, seleccionador serbio, tuvo a bien convocarle en septiembre. El entrenador sólo le dejó jugar, como suplente, los tres últimos minutos del envite ante Portugal. Días después, el atacante reaccionó alegando una lesión que le sacó de la concentración de su país pero que no le impidió jugar con el Madrid ante el Levante -cuatro días después-.

Desde entonces, la posibilidad de volver a verle con Serbia se antoja imposible. Tumbakovic expuso lo sufrido con el madridista de este modo: "Yo cuido a cada jugador para que saque lo máximo con el equipo nacional de Serbia. Y nunca he renunciado a ninguno. Uno de los que se ha alejado de la selección es Luka Jovic. Y la verdad es solo una: no existe ningún conflicto entre Luka Jovic y yo". "El problema de Luka Jovic es Luka Jovic. De repente ese jugador abandonó los entrenamientos, no contestaba. Como entrenador, siempre contaré con un jugador de esa clase porque no sería profesional por mi parte no pensar en él. Pero es él quien tiene que convencernos a nosotros, a los medios, a los aficionados, a la gente de la Federación y a mí como su seleccionador, de que está preparado y responsable. Él no ha dado ningún paso en ese sentido", argumentó.

A esas alturas no quedaba nada de la magia que resplandeció en el Eintracht. Tampoco en estos días, en los que una mirada hacia atrás le ve fuera de la convocatoria en las tres últimas citas ligueras -incluido el Clásico en el que fue Mariano el que recibió y amortizó la alternativa-. 'Lo que me faltaba', debió pensar sobre la irrupción del otrora denostado delantero de origen dominicano. Quizás, por ello decidido desnudar el protocolo instalado por el Real Madrid para sus jugadores de fútbol y baloncesto. Denunciando ciertos agujeros en la preparación.

Le dijo al medio de comunicación serbio B92 lo siguiente: "Fuimos a entrenamiento esta mañana, pero vinieron del club y dijeron que no teníamos entrenamiento ni nada durante las próximas dos semanas. Todos debemos estar en casa y no abandonar Madrid". Y añadió que usó las mismas máquinas de rehabilitación que utilizó Trey Thomkins -el primer jugador madridista afectado por el coronavirus-. "Desde que me lesioné y no entrené, durante los últimos dos o tres días he usado los mismos grupos de recuperación que un jugador con coronavirus", confesó, cerrando una de las primeras voces internas de la institución madrileña desde que se decretara la cuarentena.

Mas, han avanzado los días y el horizonte se ha nublado más. Este mismo jueves ha salido a la luz que Jovic había viajado a su país sin permiso del Real Madrid y que allí incumplió la cuarentena domiciliaria impuesta. Lo publicó la agencia Tanjug. El jugador saltó casi de inmediato: "En Madrid, mi test del Covid-19 dio negativo. Por eso decidí viajar a Serbia, ayudar y dar apoyo a nuestra gente; además de estar cerca de mi familia. Lo hice con el permiso de mi club", defendió en su cuenta de Instagram.

Pero el agua le llega al cuello, porque la Fiscalía de Belgrado ha emitido una orden policial que incluye una denuncia penal contra el futbolista. Al parecer, Luka abandonó el domicilio en que debía estar en aislamiento y mintió: le dijo a un agente que había salido para comprar en la farmacia. Asimismo, el diario Blic ha sacado a la luz fotos en las que se ve al futbolista cerca del edificio en el que vive su novia. Lugar en el que ella habría celebrado su cumpleaños en estos días. "Cuando llegué a Serbia, me hicieron el test y salió negativo. Me da mucha pena que algunas personas no hayan cumplido profesionalmente con su trabajo y no me hayan dado instrucciones concretas de cómo debía comportarme durante mi aislamiento", ha alegado.

"Considerando que la situación en el mundo y en nuestro país es muy difícil, como hace tiempo que no se recuerda, tengo que expresarme y mandar ánimos a todo el mundo. En primer lugar, me da mucha pena que yo sea el tema principal estos días, y me da pena que constantemente se escriba sobre mí y no sobre los protagonistas principales en la lucha contra esta crisis, que son los doctores y todos los que trabajan en la sanidad", recalcó en una argumentación defensiva que concluiría pidiendo "perdón a todo el mundo si de alguna manera he hecho daño o puesto en peligro a alguien".

La última página de esta historia, a esta hora, encuentra al presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, atacando a Jovic. "Uno se encuentra en un hotel (habla del jugador del Ascoli Ninkolic) y el otro en su apartamento (Luka). Si alguno de los dos abandona estas dependencias, será arrestado. Creo que los dos se arrepienten de lo que han hecho, pero les dejaré claro que la vida de nuestra gente es mucho más importante que sus millones. Pese a todo, no vamos a crucificar a nadie". Así de claro. Y la primera ministra, Ane Brnabic, remató la reflexión de esta manera: "Lo habéis visto todos. Los ejemplos de nuestros futbolistas, que vienen del extranjero. Allí tienen contratos millonarios. Vienen aquí, ignoran el 'autoaislamiento' al llegar a casa y eso es algo que tienen que estudiar nuestras autoridades".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios