www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Europa debe reaccionar ante el desafío del coronavirus

martes 24 de marzo de 2020, 11:00h

Con la crisis del coronavirus, Europa tiene ante sí la oportunidad de liderar una respuesta económica a la altura del desafío. Frente a la anterior sacudida, la crisis financiera de 2008, que terminó desembocando en una crisis de deuda en el Continente, esta vez el Banco Central Europeo ha reaccionado con celeridad, y también ha dejado claro que tan sólo con políticas monetarias no puede frenarse el impacto económico de parar en seco la actividad.

Se necesitan medidas fiscales coordinadas, advirtió, entre otras instituciones, el Banco Central Europeo a los Gobiernos. En este sentido, el Consejo de Ministros de este martes abordó la respuesta que el Ejecutivo brindará a empresas y autónomos. Estos últimos han reaccionado con indignación, ya que se ven abocados a mantener su cuota a pesar de que Europa ha dado vía libre para saltarse el rigor presupuestario y agrandar déficit y deuda.

De fondo, la Unión Europea, que tras el Brexit afronta una crisis de identidad, guarda en la recámara ideas que pueden situarla a la vanguardia de la respuesta al desafío, una batería de medidas que ya se ha calificado de ‘nuevo Plan Marshall’. Entre ellas, la posibilidad de usar el MEDE, un fondo de rescate diseñado para capear la anterior sacudida económica, para conceder lineas de crédito a los Estados que estuvieran en dificultades. Un ‘rescate’ del que son partidarios países como Alemania.

En segundo lugar, se baraja establecer una línea de crédito única a la que podrían acceder todos los países de la Unión Europea para hacer frente a la enfermedad.

Por último, la respuesta más ambiciosa, es la de emitir los ya llamados ‘coronabonos’, respaldados por el conjunto de la eurozona con el fin de financiar la lucha contra la pandemia. De facto, supondría la primera mutualización de la deuda y, por tanto, del riesgo. Con esta medida, los países del Continente tienen la oportunidad de demostrar que constituyen una verdadera unión y no un entramado burocrático sin utilidad, en el que cada país defiende sus intereses de manera chovinista. Un primer paso, en definitiva, hacia los Estados Unidos de Europa que Alemania se ha apresurado a rechazar. Una mala noticia para el avance europeo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.