www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

El sectarismo de Sánchez, un lastre frente al coronavirus

jueves 26 de marzo de 2020, 11:04h

Pedro Sánchez ha aprobado en el Congreso de los Diputados el paquete de medidas económicas para hacer frente al coronavirus y el decreto para prorrogar el Estado de Alarma gracias al apoyo de los partidos del centro derecha. Sus socios de investidura, sin embargo, se abstuvieron, después de denunciar la improvisación del Gobierno e insultar al Ejército. Por una vez, el presidente debería aparcar el sectarismo y consensuar la estrategia para luchar contra la pandemia con esa Oposición a la que odia e insulta pero que ha demostrado su lealtad y sentido de Estado en una situación tan crítica como la que sufre España. Como le dijo Pablo Casado a Pedro Sánchez en el anterior debate en el Congreso, “en el PP encontrará más lealtad que en sus socios de Gobierno.” El líder de la Oposición ya lo ha demostrado con creces. Solo falta que el presidente del Gobierno lo reconozca e intente llegar a acuerdos con los partidos de centro derecha si de verdad quiere hacer frente al coronavirus con garantías.

Hasta ahora, a Pedro Sánchez solo le ha interesado amarrar el poder. Y para ello, ha contado, además de con Podemos, con los separatistas y proetarras que solo buscan cambiar el régimen del 78 y desguazar España. Pero, en este momento, esos socios impiden que el Gobierno pueda luchar con eficacia contra el coronavirus. De ahí, que en medio de la alarma nacional, aprovechando el decreto de Estado de Alarma haya cedido a los deseos de Pablo Iglesias de incorporarse al CNI y a los de Bildu de hacerse con la alcaldía de Estella con el voto de dos “tránsfugas” socialistas, después de la rotunda victoria de Navarra Suma en las elecciones municipales.

Pedro Sánchez se equivoca de aliados. Para luchar contra el coronavirus, sus socios de investidura son un lastre. Y para elaborar los presupuestos de “reconstrucción”, un peligro para la economía. Los separatistas de extrema izquierda y Podemos pretenden arramplar con “la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado” que establece el artículo 38 de la Constitución. Pretenden imponer las políticas comunistas aprovechando el barullo mediático provocado por la pandemia. Para evitar que el coronavirus provoque una recesión sin precedentes, Pedro Sánchez está obligado a consensuar con los partidos del centro derecha unos presupuestos “de reconstrucción” adecuados a la situación de emergencia que padece nuestra nación. En otro caso, cuando se supere la tragedia sanitaria, España sufrirá la mayor catástrofe económica de nuestra democracia. La de 2008, causada en buena parte por la ceguera de Zapatero, quedará como una anécdota.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)

+

0 comentarios